9 de agosto, la Iglesia hace memoria de Edith Stein – Sta. Teresa Benedicta de la Cruz

Edith Stein, nació el día del Kippur, día festivo para los hebreos, en Breslavia Alemania, el 12 de octubre de 1891 siendo la última de once hijos. Hizo sus primeros estudios y el Bachillerato en su ciudad natal con calificaciones siempre sobresalientes. En la Universidad de Breslau estudió Germanística, Historia, Psicología y Filosofía. En 1913 se trasladó a Göttingen para seguir sus estudios de filosofía siendo discípula de Edmund Husserl, y haciendo el examen de Licenciatura con calificación sobresaliente en 1915.
Fue la primera y única mujer en doctorarse en Filosofía, en 1917, con Edmund Husserl, uno de los más eminentes filósofos del s. XX. Desde entonces fue su adjunta de cátedra, situación única para una mujer de habla alemana. Para entonces su espíritu estaba en una crisis de escepticismo, pero su corazón estaba fijo en la búsqueda de la verdad. En el verano de 1921, en la finca del matrimonio Conrad-Martius, lee, en una noche, la vida de Santa Teresa de Avila. Terminado el libro, la luz de la fe la travesó como un rayo. Se convierte al catolicismo en 1922. Desde entonces hasta 1933 fue profesora de alemán en un colegio de hermanas dominicas de Espira, y entre 1929 y 1932 dictó importantísimas conferencias sobre la relación entre Husserl y Santo Tomás, ante destacados foros tomistas internacionales.
En 1933 entra al Carmelo de Colonia. Hace sus votos perpetuos como carmelita en 1938, año en el cual, por la persecución nazi, debe irse al Carmelo de Etch, en Holanda, donde finalmente, a principios de agosto de 1942, es arrestada por los nazis y asesinada en los campos de concentración de Auchwitz.
A ella encomendamos la vida académica de la Facultad de Filosofía.