ultrasound (1)

Curso de postgrado de ecografía abdominal para pequeños animales.

 

La Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Católica de Santa Fe, dictará en la sede de Reconquista el curso de Ecografia abdominal para pequeños animales que estará a cargo de la Medica Veterinaria Fabiana tomatis.

ultrasound (1)images
El curso esta destinado a brindar las herramientas y los conocimientos necesarios para desarrollar técnicas de exploración y diagnóstico ecográfico.
Cuando: los días 15,16 y 17 de Diciembre 2017.
Lugar: Sala de ecografia y fisiología del campo experimental de UCSF, Sede Reconquista.
Duración: 20 Hs distribuidas en 3 días.
Almuerzos y coffee break incluidos.
Se otorgarán certificados de asistencia.
Cupos limitados.

Contacto: agropecuarias@ucsf.edu.ar
0342-4603030 Int. 212

Leer Más


reconocimiento-FORO01

El Foro de Capital para la Innovación distinguió a la UCSF

En la 11º edición del Foro de Capital para la Innovación, en donde se presentaron 135 empresas y asistieron más de 900 personas, se distinguió a la Universidad Católica de Santa en el año de su sexagésimo aniversario.

El Foro de Capital para la Innovación es una iniciativa de diversas instituciones de los sectores científico-tecnológico, productivo, financiero y estatal que busca propiciar el encuentro entre emprendedores, la comunidad empresarial y los inversores interesados en financiar empresas con alto potencial de rentabilidad. El principal objetivo de esta iniciativa es que las ideas, descubrimientos científicos y avances tecnológicos generados en nuestra regireconocimiento-FOROón tengan el sustento necesario para transformarse en proyectos productivos.

En ese sentido, el Foro genera acciones que permiten detectar proyectos con alto potencial, darlos a conocer a inversores interesados en la realización de buenos negocios y difundir herramientas de financiación para procesos productivos que están fuera del sistema crediticio. Asimismo, trabaja en la formación de una masa crítica de inversores que estén dispuestos a invertir en empresas nuevas con alto potencial de rentabilidad y participar activamente de las mismas, aportando valor, por medio del asesoramiento, el aprovechamiento de otros recursos o la utilización de su red de contactos.

En este sentido, la UCSF se vincula con el Foro y es miembro del mismo, participando en las reuniones semanales donde se tratan los diferentes temas según agenda y también interviene como jurado en la selección de los proyectos presentados por los emprendedores. Además, en la UCSF se realizan parte de las capacitaciones a los respectivos emprendedores referidas a cómo deben presentarse los proyectos y cuál debería ser el plan de negocio, entre otras cosas.

Leer Más




estrés examenes

Fin de año, ¡comienzo de exámenes!

Despunta diciembre. Pasillos poblados de caras ansiosas, interminables rondas de mate, campamentos en el patio. Sí, empezaron los exámenes.
Noviembre y diciembre marcan el arranque de un turno más de exámenes finales para los universitarios. Laura Casabianca, Licenciada en Psicología, sostiene que estamos en un período en el que los que están en el área de la Psicología suelen tener consultas que tienen que ver con alumnos que han atravesado todo un año académico y llegan a este momento del año donde tienen que transitar diferentes instancias de evaluación.

Los exámenes, en general, nos hacen sentir presionados, evaluados, y algunas características de personalidad, a veces, no ayudan, por ejemplo, quienes tienden a exigirse determinado rendimiento, o a ‘preocuparse’ en demasía por los futuros exámenes, la llamada ‘ansiedad anticipatoria’. “Cómo me va a ir; qué me van a preguntar; me va a ir mal, me va a ir bien; a este profesor lo conozco, a este no”; son algunas de las preguntas que se hacen insistentemente. En estas circunstancias algunos alumnos empiezan a sufrir de estrés o ansiedad, sostiene Casabianca.

El estrés es un proceso de adaptación esperable, compartido por todos los seres humanos. Es necesario. Sin embargo, lo podemos dividir en dos perspectivas: eustress, que es al que llamamos “estrés sano” o favorable; y el distress, “estrés malo” o desfavorable.

En referencia al primero, se hace presente en aquellas personas que perciben la situación como que la exige y demanda, pero que al mismo tiempo el individuo evalúa que posee los recursos necesarios para hacerle frente a la misma. Puede llevar un esfuerzo extra, que se ve en la cotidianeidad: en el caso de los exámenes puede alterarse el mecanismo de alimentación, el mecanismo del sueño, emocionalmente quizás la persona esté más irritable o nerviosa, pero se considera estrés sano, porque viene de la mano de un proceso desarticulador: una vez que se rinde, y se rinde bien, la tensión y el sistema de alarma bajan, y se genera una percepción de logro.

En el distress, que es lo que generalmente mencionamos como estrés, no hay un mecanismo desarticulador, es decir, el sistema de alarma permanece (no disminuye) y no hay una percepción de logro. Ya sea porque no se alcanzó el objetivo para el cual se había preparado o los pensamientos asociados a esa situación no desaparecen: “ahora rendí bien, pero en el próximo examen quizás no”, “ya viene otra fecha de examen…”, “rendí mal y este profesor nunca me va a aprobar”. Así, el distress muchas veces deriva en lo que se conoce como un trastorno de ansiedad social, Incluso, a veces, en una fobia social.

Este trastorno puede provocar que un alumno llegue al punto de evitar la situación de examen. Llega a la puerta de la universidad, o al momento que tiene que rendir y dice “me voy”, porque no lo puede soportar. En muchas ocasiones , la persona no puede desactivar este mecanismo por sí sola; necesita de un profesional que lo acompañe, que lo ayude para poder enfrentarla. En este sentido, desde la psicología se pone el foco en el trinomio cognitivo, conductual y emocional: es decir, cuando cualquier situación desde lo cognitivo, comportamental o emocional empieza a impedir un funcionamiento ‘normal’ de una persona en su contexto natural.

Esto se puede ver reflejado en no poder tener el mismo estilo de vida con la familia o con los amigos porque se encuentra emocionalmente afectado (de mal humor, cansado, irritable, etc.); a nivel comportamental ya no se puede enfrentar a un examen, no puede hablar o dar una respuesta ante una pregunta de un profesor, o fisiológicamente tienen consecuencias visibles: temblor, sudoración, enrojecimiento, entre otras; y a nivel cognitivo, esos pensamientos no dejan de “atacar” (“nunca voy a poder rendirla”, “esto es muy difícil para mí”…). Cuando se presentan cualquiera de estas manifestaciones, es necesario prestar atención. La clave principal es intentar “darnos cuenta”, ya que es el estado de conciencia lo que nos lleva a actuar de manera reactiva a estas situaciones.

estrés examenes

 

A través de un sondeo realizado con 136 alumnos universitarios de la UCSF, se estudiaron los estilos de afrontamiento a situaciones de exámenes, en hombres y mujeres, basados en los estilos de Afrontamiento de Lazarus y Folkman.

En este estudio se intentó averiguar qué estilo predomina en los estudiantes, y si hay diferencias significativas en ambos sexos. De las tres maneras de enfrentar los escenarios de estrés, la menos recomendada es en la que se evita o niega la situación, no colaborando con la posibilidad de poder sobreponerse a ella. Precisamente esta es la que arrojó el resultado más bajo, siendo entonces que los estudiantes Universitarios las estrategias que menos utilizan frente al estrés a los exámenes es el consumo de sustancias, la negación o evitación.

Hay otros dos mecanismos de afrontamiento que sí colaboran para hacer frente al estrés: uno es en el que nos centramos en acciones directas sobre el problema. “Detectamos que era al que más recurrían los estudiantes universitarios, y sobre todo por varones, utilizando el sistema de la planificación. Si como alumno detecté que en determinados exámenes me pongo nervioso, no llego a estudiar determinadas unidades o me bloqueo frente a determinados docentes, podría usar este mecanismo. Preparo el examen con tiempo y de forma ordenada. Si, por ejemplo, veo que me pongo más nervioso en orales que en escritos, puede ser útil hablarlo, estudiar con otro, sentar a alguien y decirle que me haga preguntas”, detalló Casabianca.

El otro mecanismo es el afrontamiento centrado en la emoción producto de ese estrés, para hacer frente a la emoción desagradable que genera determinada situación, por ejemplo, nerviosismo, angustia, tristeza, etc. “Aquí los estudiantes implementan el mecanismo de apoyo social: poder hablar con alguien. Hablarlo con mi familia o con un amigo. Esta forma de actuar es más utilizada por las mujeres que por los hombres. Es muy útil porque permite cierta descarga emocional, teniendo en cuenta que esa descarga tiene que ser circunscripta a un momento. No es útil si estoy un mes entero hablando de la situación, porque se puede volver negativo”.

Leer Más




Los viceministros de Hacienda y vicepresidentes de Bancos Centrales de los países que integran el G20 en Bariloche

Argentina asume la presidencia del G20

Los miembros son Alemania, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unid, Rusia, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea

Una de las tres prioridades que fijó Argentina para que se trabaje durante su presidencia es la financiación de las obras de infraestructura, sobre todo en países emergentes. Nicolás Dujovne, Ministro de Hacienda, dijo que se debe “Construir una nueva clase de activos que financien infraestructura” ya que, “En el mundo existe una enorme liquidez en los mercados, pero existe un déficit en infraestructura, porque no existen mecanismos para acumular esa masa de fondos” en proyectos concretos mediante la Participación Público Privada (PPP).

El mismo viernes comenzó a sesionar la primera reunión del G20 en el hotel Llao Llao de Bariloche, con un plenario de los viceministros de Hacienda y vicepresidentes de Bancos Centrales de los países que integran el foro. Esta fue la primera de las más de 50 reuniones técnicas y ministeriales que hará el G20 antes de la cumbre de presidentes que se llevará a cabo en la Ciudad de Buenos Aires en diciembre de 2018.

Los viceministros de Hacienda y vicepresidentes de Bancos Centrales de los países que integran el G20 en Bariloche
Los viceministros de Hacienda y vicepresidentes de Bancos Centrales de los países que integran el G20 en Bariloche

Leer Más



celular en el aula

El celular en el aula: ¿sí o no?

Frente al escenario de un mundo conectado a través de la tecnología, toman cada vez más fuerza las discusiones acerca de incluir –o no- dispositivos móviles como celulares, tablets o smartphones en el aula. Sobre este tema que atraviesa todos los niveles del sistema educativo hablamos con el Dr. Pablo Bongiovani, secretario académico de la Facultad de Humanidades de la UCSF.

“Es un tema amplísimo que incluye la educación desde los más pequeñitos, donde ya existen proyectos de inclusión de la tecnología en el jardín de infantes, hasta la universidad, los adultos mayores, los postgrados e investigación de alto vuelo. Esa amplitud, habiendo tantos públicos posibles para el uso de esa tecnología  especialmente en Educación, está bastante estudiada en los diferentes niveles. Tal vez sea en el tramo de la educación secundaria y universitaria donde existan iniciativas de mayor impacto y donde se han focalizado muchos proyectos en países de Latinoamérica como Argentina, Chile, Brasil, Colombia, entre gobiernos y empresas u organizaciones, para la formación de jóvenes y docentes”, explicó el Dr. Bongiovani.

XTLYLVIILRHTTOUUKNLEPLAPUQMencionó también que en todos estos lugares de habla hispana los proyectos que están más medidos o cuantificados tienen que ver con modelos para pensar poniendo el foco en la etapa de la adolescencia, los cuales permiten indicar si la inclusión de la tecnología en la educación es buena o mala para el aprendizaje.

Aunque se venga investigando sobre el tema desde hace ya varios años, para el educador todavía queda mucho por hacer, “ya que gran parte de los trabajos son experiencias piloto en las que se intuye que se puede hacer algo en educación con el uso de alguna herramienta específica de los celulares, pero también hay que tener en cuenta que los dispositivos tienen cada vez tienen más usos y son más completos y poderosos. Eso hace que con el tiempo, tanto los estudios como la forma de ver y estudiar el tema, vayan mutando”.

Consultado sobre el momento en que el celular comienza a formar parte de la vida de los chicos, Pablo Bongiovani indicó que “se da desde antes de nacer, porque desde la panza hay algún tipo de contacto con los dispositivos móviles. En educación, desde los más chiquitos trabajan con aplicaciones educativas que tienen algunos modelos de celulares, tablets y smartphones. Hoy se está pensando mucho en aplicaciones específicas para la educación. Es decir, más allá de las características y aplicaciones genéricas que tiene la mayoría de los dispositivos, lo que se está buscando es desarrollar otras para los diferentes niveles, por ejemplo, para el Jardín de Infantes, aplicaciones para enseñar los colores, para hacer asociaciones, enseñar los animales, conocer el mundo, etc”.

En ese sentido, hizo hincapié en que siempre que haya un proceso pensado, enmarcado en un trabajo y con objetivos específicos para cada destinatario alumno, la inclusión de estas tecnologías para la educación, es una opción válida.

Por otro lado, están también quienes se resisten a incorporar el celular dentro del aula y a permitir que los estudiantes puedan utilizarlo para cuestiones específicas.

celulares_origRespecto a este punto de vista, el docente señaló que como todo proceso de cambio, tiene alguna resistencia y llevará tiempo. “En este caso, algunos estudios ya sacan al celular de la categoría de aparato externo a la persona para pasar a ser un objeto personal al que los chicos toman como parte de su vida y su forma de socializar. Hay una resistencia pero la tendencia es a la incorporación. De hecho, desde hace varios años, la UNESCO junto al IIPE (Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación), vienen estudiando proyectos de una especie de categoría que aparece como ‘aprendizaje móvil’, que significa que podemos aprender en cualquier lugar y momento en el que tengamos acceso a tecnología. En realidad todos los seres humanos aprendemos en cualquier momento y lugar que tengamos acceso a tecnología, la diferencia es que este aprendizaje móvil es ‘con’ tecnología. Estos estudios provienen de proyectos de alto impacto de uso de los móviles en la educación formal”.

En este sentido, señaló que “las mayores amenazas o problemas que allí aparecen son, no sólo de resistencia o miedo a que con la tecnología puedan aprender algo mejor de lo que les enseñe un docente en el aula, sino otros problemas estructurales y hasta ventajas que no se ven por culpa de esa resistencia. Por ejemplo: una de las mayores valoraciones que hay sobre la incorporación de la tecnología en el aula es sobre la democratización del acceso al conocimiento y la posibilidad de llegar a sectores muy vulnerables con contenidos de calidad, con otras herramientas y un tipo de educación que sin esto no era posible. Por eso, allá, en lugares inhóspitos, donde no hay una biblioteca de calidad o libros de alto vuelo, un proyecto de incorporación de celulares en el aula puede hacer una diferencia increíble en cuestión de calidad y acceso al conocimiento. Además, se torna una cuestión de inclusión, de justicia y tiene que ver con mucho más que la mera tecnología”.

Es real que en estos casos aparecen desventajas como la falta de conectividad y la falta de control al tipo de tecnología al que se accede, pero son temas que también se encuentran en proceso de estudio e investigación.

“También existen otros contextos donde la conectividad y el acceso es muy amplio pero no se usa ‘porque distrae’. Entonces hay que ver bien qué es lo que se está estudiando, cuáles son las mayores ventajas y dónde se puede poner el foco”, planteó.

Al momento de hablar específicamente sobre cómo aprovechar el uso del celular para potenciar las estrategias de trabajo docente y enriquecer el aprendizaje de los alumnos, Bongiovani tomó como ejemplo alguna búsqueda específica de información que pueda proponer el docente: “ ahí es donde debemos tener en cuenta cómo y dónde buscan, si es en bases científicas o si buscan directamente en el buscador de Google; si previamente el docente le presentó fuentes de calidad y una metodología de trabajo, etc.”.

Es en este punto donde el tema implica muy especialmente a los docentes: “el pensar ‘más allá’, como un desafío frente a una de las mayores amenazas que existe hoy en Latinoamérica, que es la falta de formación de los educadores, no solo en el uso de la tecnología, sino en diagramar procesos didácticos con fines pedagógicos de integración de la tecnología, pero obviamente, no como único recurso”, concluyó el secretario académico de Humanidades.

 

Leer Más