El Salvador, Guatemala y Honduras crean una triple fuerza para combatir a Las Maras

El acuerdo llega luego de un lapidario informe de Naciones Unidas.
Casi ciento diez mil refugiados y diecisietemil muertes fue el saldo de los enfrentamientos de 2015 entre pandillas narcotraficantes en la triple frontera conformada por los Estados centroamericanos de El Salvador, Guatemala y Honduras.
Las cifras provienen de la Organización de las Naciones Unidas que emitió un alerta humanitario luego de conocerse las mismas.
Ante el horror de la comunidad internacional los presidentes de los tres Estados decidieron conformar una fuerza militar conjunta para asegurar el control de la zona fronteriza y así contener el avance de los grupos narcos.
La mano dura es el común denominador que une a esta triple fuerza. Sin embargo muchos analistas ponen en duda los resultados de la estrategia, alegando de que carece de un enfoque integral del problema y por ende carce de soluciones de fondo.