Fuerte segundo debate presidencial en EEUU

Duras acusaciones y comentarios ácidos dominaron el segundo debate entre Hillary Clinton y Donald Trump.
Con un formato atípico, estilo asamblea, se dió el segundo de los tres debates previos a la elección presidencial de Estados Unidos.
El episodio estuvo dominado por fuertes acusaciones, sobre todo por parte de un desesperado Donald Trump, que se encuentra en el peor momento de su campaña, luego que se difundiera un video donde se lo escucha hacer comentarios ofensivos hacia las mujeres.
Hillary Clinton dijo que el video muestra “exactamente lo que es Donald Trump”, mientras que el candidato Republicano retrucó “nadie respeta a las mujeres más que yo” e hizo un derrotero por las acusaciones por abuso que pesan sobre el ex presidente y esposo de la candidata demócrata, Bill Clinton.
El debate finalizó practicamente sin abordarse ningún tema relevante de la agenda política, algo que molestó a la opinión pública en general. Desde la oficina de campaña del Partido Demócrata intentaron mitigar este fastidio afirmando: “Si Trump quiere ofrecer un debate de escándalos en lugar de atender los problemas de los norteamericanos, allá él. Nuestra idea es confrontar sobre las cosas que interesan a los ciudadanos”.