Mensaje de la Presidente del Directorio en el 60 Aniversario de la UCSF

Como es de conocimiento general, el 9 de junio nuestra Universidad cumple sesenta años de vida.

 

Si bien todos los años se cumplen años, cuando se cumplen décadas “completas” todos nos sentimos motivados a, por un lado, festejar de forma especial y, por otro a analizar, evaluar y reconocer lo hecho hasta el momento, e incluso a prever nuevos caminos a recorrer.

 

Es como si cada década vivida fuera un periodo de singular importancia para todo ello, con el claro convencimiento de que estamos escribiendo páginas de un libro que empezaron otros, como también de que otros escribirán páginas posteriores cuando nos continúen.

 

Si,  nuestra Universidad, nacida del corazón de la Iglesia, es el fruto de los desvelos y del trabajo de obispos, sacerdotes, diáconos, religiosos y laicos que durante estos sesenta años le brindaron sus mejores esfuerzos para que hoy tengamos la realidad que tenemos.

 

Sesenta años con sus luces y sus sombras, con sus alegrías y sinsabores, con sus aciertos y con sus errores, con sus éxitos y sus fracasos. Sesenta años siempre avanzando.

 

Obra de mujeres y hombres al fin y al cabo, nuestra UCSF es una realidad que hoy podemos mostrar con humildad y con orgullo: humildad por saber que todo lo bueno viene de Dios y lo providente y generoso que ha sido nuestro Padre en todo este tiempo, y con orgullo por haber contribuido, aunque sea mínimamente, a este presente que juzgamos exitoso de esta obra de la Iglesia que peregrina en Santa Fe.

 

Por eso este comunicado, y este renovar e insistir en la invitación a que todos festejemos en comunidad estos sesenta años. También a privilegiar este festejo por encima de otros aspectos que pueden seguir, y sin duda, seguirán, siendo conversados, debatidos, acordados.

 

Queremos festejar en Iglesia, íntimamente unidos a nuestra Jerarquía. Queremos festejar en comunidad, con los miembros de todas las sedes: de Santa Fe y de Posadas, de Reconquista y de Rosario, de Gualeguaychú y de Rafaela, con todos los miembros  de nuestra Asociación Civil y de la  Conducción, con todos los Docentes y los  No Docentes,  con las conducciones gremiales de APUC y de ADUC que los representan,  con los alumnos del presente y el pasado y sus familias, con miembros de la sociedad civil amplia, con representantes gubernamentales, con autoridades de otras Universidades.

 

Queremos festejar con todos.

 

Lo queremos hacer  sin rimbombancias y con gran alegría, en el contexto que nos toca en el presente, oyendo y escuchando  el eco permanente del  “Alegraos siempre en el Señor,  vuelvo a repetir, alegraos.”

 

Todos los actos previstos y organizados cuidadosamente por el equipo del rectorado a cargo de ello, tienen ese objetivo: el reconocimiento a todos en un clima de celebración, el agradecimiento a todos en un clima de alegría.

 

Todos los criterios asumidos, especialmente los financieros relacionados con estos festejos en general y con la cena en particular, tienden a posibilitar la más amplia participación  de todos.

 

Queremos que ese clima de alegría se adueñe de nuestra Universidad el próximo 9 de junio: que todos participemos de los actos organizados haciendo un paréntesis en nuestras tareas y nuestras preocupaciones, sabiendo que ese día, también estaremos escribiendo otra página más de nuestro libro, y lo estaremos haciendo entre todos.

 

Con el ferviente deseo de encontrarnos en los festejos de nuestros sesenta años, nos despedimos en Cristo nuestro Señor.

Casabianca

 

 

Dra. Ruth Casabianca

Presidente del Directorio de la

Universidad Católica de Santa Fe