Rusia se retira formalmente de la Corte Penal Internacional

El presidente ruso anunció la revocación de la firma del Estatuto de Roma, documento rector de la Corte Penal Internacional. La decisión llega luego de que autoridades del organismo criticaran la situación en Ucrania.

Putin

Si bien Rusia nunca había ratificado su adhesión al Estatuto de la Corte Penal Internacional (CPI), la decisión de Vladímir Putin se materializa formalmente como una protesta ante el accionar del organismo judicial internacional con sede en La Haya.

Países como China, Estados Unidos, India, Israel, Cuba e Irak tampoco han firmado el mencionado documento, instrumento de derecho internacional.

La reacción del Kremlin ocurre un día después de que, desde la ONU, la Comisión para los asuntos sociales y humanitarios reconociera la “ocupación temporal de Crimea” por parte de Rusia. Por parte de la CPI, la fiscal Fatou Bensouda publicó su informe anual calificando la situación actual en Crimea y Sebastopol como la equivalente a un conflicto militar internacional entre Ucrania y Rusia.

Desde Moscú, el portavoz del presidente criticó lo enunciado, sosteniendo que las decisiones de los organismos son contrarias a la posición rusa y “a la posición que declararon los ciudadanos de Crimea participando en el referéndum cuando ellos tomaron la decisión de unirse con Rusia”. En cuanto a la medida referida a la CPI, las autoridades explicaron por medio de un comunicado que “la Corte no cumplió las expectativas puestas en ella y no se convirtió en un órgano de justicia internacional verdaderamente independiente y prestigioso”, tildándolo de “ineficaz y unilateral”.