felices-fiestas-nutricion-ucsf-menu-saludable

Taller: Menú Saludable para las Fiestas

¿Qué vamos a comer? es la pregunta principal de las próximas semanas, porque, para la mayoría de las personas, el menú para las fiestas es uno de los puntos más importantes a la hora de reunirse. ¿Plato o principal o muchos tipos de entrada? ¿Picar o sentarse a comer? ¿Frío o caliente? ¿Cocinamos o encargamos?

MENU SALUDABLE PARA LAS FIESTAS

La realidad es que para los hábitos saludables no hay fechas para cumplir, por eso la Licenciatura en Nutrición de la UCSF pensó en un taller para preparar un Menú Saludable para las fiestas, que se llevará a cabo el 19 de diciembre a las 18 hs. en la cocina del laboratorio de la universidad.

La actividad incluirá incluirá MATERIALES, RECETARIO con información nutricional y consejos + DEGUSTACIÓN y será llevada a cabo por las Licenciadas en Nutrición, y docentes de la UCSF, Eliana Helmer y María Sol Lazzarino.

Costos:

 $400 alumnos y personal UCSF
 $500 público en general
Para consultas e inscripciones escribí a salud@ucsf.edu.ar o llamá al 0342 4603030 interno 185.

¿Te animás a comer distinto?

Leer Más


cine palace echesortu2

La mirada del vecino: qué mira quien mira

Con el objetivo de tomar contacto con la ciudad desde “otras miradas”, aquellas que recorren el día a día de las calles rosarinas, el Observatorio de Patrimonio Cultural (OPC) de la Facultad de Arquitectura de la UCSF Sede Rosario llevó a cabo la presentación “La mirada del vecino: qué mira quien mira. Caso Echesortu”. La Morada, un bar tradicional de la zona, fue la sede elegida para llevar a cabo la actividad que contó con más de 100 miradas.

El OPC, perteneciente al Instituto de Teoría, Crítica e Historia de la Arquitectura y del Patrimonio de la UCSF, planteó, desde principios de año, la necesidad de buscar nuevos caminos de valorización del patrimonio cultural de la ciudad y su región para valorizar la mirada del espacio público por los vecinos que lo habitan. En este sentido, este tipo de valorización es un enfoque que no ha sido lo suficientemente tenido en cuenta a la hora de conformar el patrimonio de un determinado lugar.

1940: Cine Echesortu - Calles Alsina y Mendoza - Foto cortesía Luis Blotta
1940: Cine Echesortu – Calles Alsina y Mendoza – Foto cortesía Luis Blotta

A través de diferentes paneles, la actividad propuso mostrar todo lo recabado y analizado hasta el momento, poniendo de relieve diversas situaciones del Echesortu: el crecimiento de la ciudad y la aparición del barrio, las líneas de tranvías, la unión de esta área con el centro. También se expusieron los orígenes y la historia del barrio, tanto su delimitación, como sus perfiles identitarios. Para esto último, el grupo de trabajo realizó 238 encuestas generales a los vecinos y ciudadanos de las manzanas que conforman el caso de estudio y entrevistas calificadas a personas de influencia en el sector.

La riqueza del análisis fue posible gracias a que el Observatorio está formado por un grupo interdisciplinar de miradas, conformado por arquitectos, urbanistas, comunicadores sociales, historiadores, licenciados en estadística entre los que se encuentran:  Roberto De Gregorio, Cecilia Rosado, Roberto Trapé, Andrea Torrent, Raúl Armán, María Rosa Fernández, Jorgelina Quijano, Ramiro Córdoba, Virginia Etcheverry, Alfredo Coniglio, Joana Tosello.

La voz de los vecinos ofreció visiones diacrónicas y sincrónicas que ubicaron y favorecieron la planificación de estrategias de investigación posterior dirigidas a valorizar lo puntualizado. Así, la misma comunidad legitimó las decisiones y respaldaron y soportaron el análisis realizado.

La importancia de la actividad llevada por el OPC se puede definir en palabras de Ciselli, “el barrio es el recorte donde el habitante de la ciudad se posiciona al apelar a su memoria urbana. Lo contiene en sus límites, lo aglutina como espacio íntimo y vivido al que pertenece, conoce y se apropia”.

Sus relatos desprenden fragmentos del pasado, recuerdos que pueden evidenciar modos de sociabilidad activa, transitando la historia de la ciudad, que no es sino la de sus habitantes.

Leer Más


nutricion-en-emergencias-ucsf

Nutrición en emergencias: un espacio que necesita la mirada de todos

El mundo nos está haciendo llamadas constantes para revisar nuestras prácticas como humanos, como habitantes de un hogar con recursos limitados. También nos invita a pensar en modos de actuar, de arreglar y componer ciudades y países que por momentos se rompen. En estos escenarios de emergencias y desastres, y en la mayoría de los países, lo nutricional no posee el análisis ni la importancia que debería tener. En la búsqueda de soluciones y respuestas, Celeste Nessier, coordinadora de la Licenciatura en Nutrición de la UCSF y especialista en promoción de la salud, representó a la Argentina en el Primer Taller Latinoamericano de Nutrición en el lactante y el niño pequeño en contexto de emergencias, que se realizó semanas atrás en México.

Celeste viajó a Guadalajara, México, habiendo aplicado a una convocatoria propuesta por la Sociedad Latinoamericana de Nutrición (SLAN) para todos los países de América Latina y el Caribe, con el objetivo de generar un taller que abordara una problemática de relevancia para la salud pública. Además de la SLAN, esta actividad fue convocada por UNICEF y el Instituto Nacional de Salud Pública de México, con la finalidad de capacitar y sensibilizar a los profesionales vinculados a situaciones de respuesta a emergencias humanitarias y desastres en el campo de la nutrición y la seguridad alimentaria. De este modo, se pretende proteger y mejorar las prácticas adecuadas en esta porción etárea y en este tipo de contextos.

1505944154_696055_1505946419_noticia_normal

Nuestra región se encuentra expuesta a muchos más desastres que en tiempos anteriores y esto necesita del entrenamiento de los profesionales involucrados, como también una planificación estratégica por parte de los gobiernos para sobreponerse a este tipo de crisis. Específicamente en México, todo esto surge como una problemática y una búsqueda de respuestas luego del terremoto sucedido en 2017, que dejó un saldo de más de 400 muertos y un sinnúmero de afectados por atender tanto en lo físico y nutricional como en lo anímico y mental, englobando a la salud en su totalidad.

“Si lo podemos ver en una comparativa, en la década de los ’60, en la región de las Américas sucedieron 16 desastres. Hoy la cifra asciende a 70, y entre ellos podemos diferenciar lo hidrometereológico, terremotos, huracanes, inundaciones, como así también las corrientes migratorias que ponen en situación de vulnerabilidad la salud de las poblaciones y que se presentan como emergentes sociales que necesitan de una respuesta”, comenta Nessier.

Las amenazas son muchas ya que en el último año no solo aumentó la cantidad sino también las intensidades de los desastres y catástrofes, y en este contexto, un tercio de la población de la Región de las Américas vive en lugares de alto riesgo, en donde aumentó tres veces la cantidad y nueve las pérdidas económicas.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, el taller no solo abarcó lo estrictamente médico-nutricional sino también el análisis de lo que dejan estas situaciones y a lo que exponen. La Lic. en Nutrición habla de un momento de choque que se vislumbra en las pérdidas de activos y medios de vida y en el cómo manejarse luego de esto, ya que el impacto es a nivel doméstico pero también a nivel nacional. Las sequías, por ejemplo, son las que más atañen a las poblaciones, que son las que más secuelas dejan y las más difíciles de sobrepasar.

El ámbito nutricional en los desastres no está muy tratado y menos hablando de los niños pequeños. Muchas veces nos encontramos con una perspectiva enfocada solo en la inocuidad, es decir, que los alimentos no enfermen, pero poco nos ocupamos de la calidad. Es por esto que la intención del taller era pensar cómo reforzar etapas tan vulnerables, como el embarazo o los niños menores de 2 años.  “En momentos tan cruciales, es necesario brindar y crear estrategias específicas para proteger la vida, teniendo en cuenta que los impactos en estas etapas, pueden tener consecuencias a muy largo plazo”, afirmó la coordinadora de la carrera de la UCSF.

Para poder actuar frente a las emergencias es necesario poder distinguirlas entre aquellas que se denominan súbitas o cortas, que tienen como consecuencia la pérdida de vida de un modo muy vertiginoso y rápido, y las más extensivas o persistentes, en donde las vidas se van perdiendo a lo largo de un tiempo determinado, por ejemplo, por desgaste causado por una desnutrición presente y frecuente.

Celeste destacó la importancia de generar este tipo de encuentros y talleres en el marco de un congreso latinoamericano, con representaciones de todos los países, teniendo en cuenta que la experiencia pone de manifiesto variadas fallas al momento de dar respuesta. “Nos encontramos con respuestas lentas, con análisis precarios y parciales de la situación, porque muchas veces en la forma de responder se reproducen y/o profundizan las vulnerabilidades de los grupos poblacionales afectados. Las personas que sufren estas crisis quedan en una total desventaja al no poder acceder a un análisis general e integral de lo que está ocurriendo. Así, tampoco hay respuestas estratégicas desde lo nutricional para los niños, las mujeres o los ancianos, lamentablemente, porque las agendas humanitarias cada vez son más políticas”, comentaba la especialista.

taller-slan-mexico-sociedad-latinoamericana-de-nutricion

Así, en este encuentro latinoamericano se pensaron actividades, marcos de trabajo, se proveyeron documentos técnicos, se marcaron estándares legales, técnicos y éticos, como así también acciones para ser llevadas a cabo previamente, durante y posteriormente a una emergencia en particular.

La coordinadora también habló de diferentes ejes a tener en cuenta en lo que refiere a la salud alimentaria en los países y regiones: la atención de la desnutrición, ya que, el 45% de las muertes de niños en el mundo se deben a esto, pudiendo ser totalmente evitables. La capacidad de prevenir y de actuar deben ser principios rectores, al momento de responder ante un desastre. También puso de relieve, el abordaje comunitario de la nutrición para la recuperación de la desnutrición, es decir, la posibilidad de manejar desde el hogar los hábitos y los alimentos a consumir por cada familia.

Otro de los ejes es pensar en los medios de vida que tiene la población que está atravesando una gran pérdida, tratando de fortalecer aquello que proporciona alimento a las personas de determinada región, para que eso mismo pueda ser una estrategia y una respuesta nutricional frente a una emergencia.

Sorpresivamente, el tercer punto para trabajar en situaciones de emergencia es desalentar la donación de sucedáneos de la leche materna para niños. “Es muy común que, al encontrarnos en estos escenarios, en lo que primero se piensa es en donar fórmulas, chupetes y mamaderas, entre otras cosas. Es necesario desnaturalizar la práctica de la donación de este tipo de productos porque, en la mayoría de los casos, este tipo de desastres hacen que posiblemente no se cuente ni con los medios ni con los utensilios necesarios para preparar dicha fórmula, ni para garantizar que no se contamine. Por otra parte, y más importante aún, un niño que se encuentra en etapa de amamantamiento y entra en el mundo de las fórmulas hace que una etapa de lactancia se pierda. Esta práctica, muy por el contrario de lo que se cree, incrementa la probabilidad de enfermar y/o de morir de los niños en estos contextos”.

Finalmente, se habló de la importancia de involucrar a los medios de comunicación para desalentar esta práctica, como así también de la participación de las ONGs en el mismo sentido, solicitando que sea el Gobierno y los organismos de salud los que se encarguen de la logística y prescripción según el análisis previo de la necesidad o no de este tipo de productos para que solamente sean suministrados si fueran realmente necesarios.

Este taller culminó con la conformación de un grupo operativo de personas capacitadas para dar apoyo técnico directo en la elaboración de planes de trabajo y respuesta en emergencias, desde lo nutricional. En esto, la sinergia entre los representantes de los diferentes países fue fundamental para colaborar mutuamente, sabiendo que tenemos situaciones similares que se responden de diversas formas en lo político, social y económico.

Leer Más


premio-internacional-arquitectura-ucsf

“Ché”: premio internacional para arquitectos de la Católica

El equipo conformado por el Arq. Elías Barczuk, docente de la cátedra de Arquitectura V; el Arq. Matías Raúl Falero, egresado de la Universidad; Josías Grade y Alan Kruk, alumnos avanzados de la carrera, fue premiado con el primer premio en el concurso internacional “Emergency Housing in Paraguay”, organizado por ARCHSharing, en colaboración con TECHO Paraguay.

En esta ocasión, se presentaron alrededor de 130 propuestas pertenecientes a jóvenes profesionales y estudiantes avanzados de nuestro país, Chile, México, Suecia, Alemania, Italia, Inglaterra, China, Israel, Paraguay, España y Francia. Este primer premio representa un reconocimiento económico y la posibilidad de construir el proyecto con TECHO Paraguay.

premio-internacional-arquitectura-ucsf

El jurado, en su devolución al equipo, destacó que el proyecto titulado” Ché “se convirtió rápidamente en un proyecto distintivo de todas las demás propuestas debido a su calidad arquitectónica, la precisión de su respuesta y su complejidad. La respuesta proporcionada por los participantes impresionó a los miembros del jurado con su integridad. Se discutieron muchos aspectos que hicieron de esta propuesta la opción obvia para la construcción del prototipo.

“La calidad de los espacios, el sistema de construcción, el montaje, el transporte, el enfoque bioclimático, la planificación urbana, la flexibilidad, la optimización del costo de la construcción: todo se hace para que TECHO Paraguay pueda desarrollar una vivienda de alta calidad”, continúa el jurado, conformado por arquitectos y representantes de ONGs internacionales.

La propuesta se orientó a la concepción y posterior construcción de un prototipo de vivienda de emergencia. Justamente, esto fue lo que motivó al equipo a participar: “el enfoque social y la problemática que abordaba, además del sentido de pertenencia que despertó en nosotros desde un principio, debido a las costumbres y las formas de habitar que compartimos en la región”, destacó el Arq. Barczuk.

También te puede interesar: Nuevas construcciones en madera – Trabajo conjunto UCSF – Francia

Los arquitectos y estudiantes de la Universidad Católica de Santa Fe partieron del concepto de partido arquitectónico típico de la vivienda rural paraguaya, Kulata Jovai (nombre con el que se designa en guaraní), reinterpretando esta tipología. “A partir de esta vivienda, analizamos como punto de partida las formas de habitar de la región, las costumbres y las diferentes respuestas a su característico clima, prestando especial atención a criterios bioclimáticos, de modulación, rapidez de montaje, y de flexibilidad”, explicó el Arq. Falero.

Esta característica, también valorada por el jurado, destacó el trabajo del equipo que, basado en un concepto tradicional, fue capaz de desarrollar un prototipo con arquitectura moderna reflejando las costumbres del país.

Características de la propuesta

“Comprendiendo que cada familia se encuentra en una situación particular y que el número de integrantes varía en cada caso, el sistema constructivo y la tipología adoptada brindan la posibilidad de flexibilizar sus usos, mediante el movimiento o la apertura de sus paneles modulares”, detallaron los alumnos Grade y Kruk.

premio-internacional-arquitectura-ucsf

Así, la vivienda se encuentra modulada de acuerdo a las dimensiones de los materiales seleccionados para su construcción, con el objetivo de optimizar al máximo el uso de los mismos, evitando el desperdicio y reduciendo los costos de ejecución y traslado.

El sistema constructivo busca la mayor rapidez de montaje, capaz de ser llevado a cabo por mano de obra no especializada, ya que el proyecto contempla la construcción con voluntarios universitarios. Por este motivo, el equipo propuso la prefabricación de pórticos estructurales y paneles estandarizados de madera.

Además, se buscó incorporar sistemas alternativos de energía, conceptos de sustentabilidad y la posibilidad de evolucionar progresivamente.

Desde un principio la idea de que el prototipo sea adaptable a las necesidades particulares de cada núcleo familiar fue significativa. Identificamos, entonces, en la palabra “Ché” una acepción guaraní que hace referencia al adjetivo posesivo “mí “o al pronombre personal “yo”, generando un fuerte sentido de identidad.

Al mismo tiempo, encontramos también en la expresión una manera de identificarnos como argentinos.

También te puede interesar: Pensando los pilares de la ciudad – Arquitectura en Santa Fe

Leer Más



rector-ucsf-elegido-cpres-centro

El Rector de la UCSF fue elegido como co-coordinador en el CPRES Centro

Ricardo Rocchetti ha sido elegido como Coordinador alterno en el CPRES Centro, siglas correspondientes a los Consejos de Planificación Regional de la Educación Superior, constituido por las provincias de Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba. Además de éste, el territorio argentino se encuentra divido en 7 regiones, representadas por los CPRES Metropolitano, Bonaerense, Nuevo Cuyo, Noreste, Noroeste, Sur, y Centro, el cual co-coordina Rocchetti y coordina el Rector de la Universidad Nacional de Rosario, Héctor Floriani.

La distribución territorial establece condiciones tanto para aquellas universidades que tengan Sede central en cada una de las divisiones, como las que no lo tienen. Por ejemplo, la UCSF, que cuenta con su Sede Central en Santa Fe, sigue las directivas y condiciones del CPRES Noreste para su Sede Santos Mártires en Posadas.  En este sentido, es facultad de cada uno de los Consejos poder coordinar la oferta académica en cada uno de los territorios.

Estos conjuntos que nuclean a todas las universidades del país, tanto públicas como privadas, surgen con la Ley Nacional de Educación Superior presentando realidades muy diferentes entre sí por los territorios en los que se encuentran y por la cantidad de ofertas que coordinan. Con orígenes más bien restrictivos en cuanto a las carreras,Arq. Ricardo Rocchetti - Rector de la UCSF hoy los CPRES tienen un presente activo, ya que, tanto desde la Secretaría Ejecutiva perteneciente al Ministerio de Educación, como desde la Secretaría de Políticas Universitarias, se generan talleres, materiales y dinamismo, para contar con la voz de aquellos que se encuentran en el día a día de la educación superior.

Por otra parte, los representantes de los 7 CPRES, junto a sus alternos, integran el Consejo de Universidades (CU) a nivel nacional, el máximo órgano de gobierno de la educación superior en Argentina, presidido por el Ministro de Educación de la Nación. Además de los representantes de los consejos de planificación regional, el CU está compuesto por 7 representantes del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), el cual comprende las instituciones públicas y por 7 representantes del Consejo de Rectores de Universidades Privadas (CRUP). En este contexto, se deciden cuestiones importantísimas a nivel país como, por ejemplo, qué carreras ingresan o no al artículo 43. Esta reglamentación está relacionada con aquellos “títulos correspondientes a profesiones reguladas por el Estado, cuyo ejercicio pudiera comprometer el interés público poniendo en riesgo de modo directo la salud, la seguridad, los derechos, los bienes o la formación de los habitantes”. Dato no menor es que estas carreras deberán ser acreditadas periódicamente por la CONEAU (Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria).

En la UCSF son varias las propuestas que requieren de esta acreditación: Abogacía, que actualmente se encuentra en este proceso, Arquitectura, recientemente acreditada en Rafaela, Contador Público, Farmacia, Psicología y Veterinaria.

Seguir leyendo: Arquitectura acreditó en Rafaela

De este modo, la UCSF, de la mano del Arq. Rocchetti, se encuentra participando, activamente en un contexto sumamente importante para la educación superior, nuestra razón de ser.

Leer Más


¡Tais y Clara recién recibidas!

Rosario tiene sus dos primeras egresadas en Diseño Industrial

Después de 5 años de aprendizaje y trabajo intensivo, Clara Scarabino y Tais Romagnoli son las dos primeras egresadas de la Licenciatura en Diseño Industrial de la ciudad de Rosario.

Ocupada por el medio ambiente, Tais decidió dar respuesta a esta problemática mundial con “Separata Compatta”, un producto que compacta los residuos de locales de comida rápida atravesando el proceso completo de recolección de residuos.

Por su parte, también haciéndose eco de los ejes fundamentales de la carrera, dar respuesta a necesidades de las personas, Clara investigó y decidió crear una serie de dispositivos para personas no videntes en un nuevo ámbito, las piletas de natación. Hasta el momento, aquellas personas que no cuentan con el sentido de la vista no se pueden mover con total libertad, ya que es muy difícil saber cuándo se está próximo a la línea de llegada. La idea es que con “Integral” puedan lograr una total independencia dentro del agua y, además, también lo podrían usar nadadores que sí pueden ver, en el estilo espalda.

También te puede interesar: primeras DI de la provincia de Santa Fe

El tribunal evaluador estuvo conformado por referentes del diseño en la ciudad rosarina como el profesor Rubén Pavetto, a cargo de la asignatura de Comercialización, Emprendimiento y Diseño de Servicios, el Ingeniero Miguel Pérez, a cargo de la materia de Tecnología de los últimos años de la carrera, acompañados del DI Martín Dalponte, quien guió a las futuras profesionales durante todo el recorrido de investigación y ejecución de los productos presentados en el Trabajo de Integración Final y el Director de la Licenciatura de Diseño Industrial, DI Gonzalo Savogin.

El camino que empezó en el 2014 en la ciudad de Rosario de la mano de una nueva propuesta educativa, con docentes, alumnos y personal de la UCSF que apostaron y confiaron, hoy corona uno de sus ciclos, con las primeras Diseñadoras Industriales.

 

Leer Más


la-arquitectura-que-nos-contaron-jimena-rivero

La arquitectura que nos contaron

“¿Cómo construir miradas que trasciendan el hecho arquitectónico aislado, entendiéndolo como un producto de entrecruzamiento de pensamientos, tradiciones, tensiones, coyunturas y oportunidades? ¿Cómo resignificar, desde nuestro contexto histórico, la arquitectura que leímos (o que nos contaron)?”. Estas son las primeras líneas de “Summando. La arquitectura que nos contaron”, un libro que nos promete un camino con variadas intersecciones y miradas para entender y volver a pensar lo que nos mostraron de la arquitectura.

Muy lejos de solo ocupar el campo de construir espacios, de lo fáctico, la arquitectura creció y crece en el ámbito de las ideas, del debate y el arte. La innovación, la creatividad y la estética, ligados a la funcionalidad y la satisfacción de las necesidades humanas, son algunos conceptos que se inscriben en lo que conocemos de esta disciplina. Además, las iniciativas de este tipo se encuentsummandoran atravesadas por eventos sociales, políticos, económicos, históricos entre otros, que se pueden vislumbrar, claramente, en el resultado de cualquier creación arquitectónica.

Así, María Jimena Rivero, la autora del libro, comienza a preguntarse cómo llegaron a nuestra percepción estos conceptos, qué es lo que se decidió destacar, qué es lo que se prefirió no decir, cuáles son las ideas y pensamientos que trascendieron hasta hoy. En este sentido, no es un dato menor el período que la autora decide analizar, los 70, 80 y 90 de una argentina revolucionada, signada por grandes cambios sociales y políticos, como lo fue, nada más y nada menos, que el retorno a la democracia.

Empezando por una década signada por los encargos del Estado y de ideas que necesitaban ensalzar el “nacionalismo” reinante, pasando por una necesidad de volver a la construcción del intelecto, de volver a reflexionar, debatir y decir, el período elegido para el análisis finaliza con el surgimiento de conceptos como la aldea global y el cambio de paradigmas de una sociedad de producción a una sociedad de consumo. Contextualmente, estos 30 años fueron englobados por el decir de los medios de comunicación, por el intercambio cultural e histórico, y una propuesta que surgió previamente a todas estas interacciones fue la revista Summa, pionera en la valoración de la arquitectura y el diseño nacional. Summa y Summa+ son el hilo conductor para pensar y reflexionar que utiliza Rivero.

Los materiales de difusión y recolección actuales – revistas, fascículos, colecciones, etc. – dan la posibilidad de que los estudiantes, docentes y profesionales vuelvan a recorrer obras paradigmáticas de la arquitectura que, sin embargo, se proponen desde el discurso de la singularidad. La investigación plasmada en el libro nace de la necesidad de crear relatos y no solo ejemplos singulares, de la idea de retomar un discurso transversal sobre la arquitectura.

Con este objetivo, la autora volvió a las fuentes, a las publicaciones de esta revista entendida como centro de consulta de varias generaciones de profesionales, con una tirada sostenida desde el año 63, dato no menor si tenemos en cuenta la actualidad por la que transitan los medios gráficos, intentando mantener su esencia, pero avasallados por las tendencias digitales.

La vanguardia que encarnó esta propuesta en aquellos años, difundiendo y apoyando bienales, seminarios y publicaciones de artífices de la cultura arquitectónica, marcó el por qué, el qué y el cómo mirar y proponer de Summa, signada por pautas interpretativas específicas que marcaron su esencia. Personalidades tan destacadas como Roberto Fernández y Jorge Francisco Liernur, marcaron la historiografía de la época por estar temporalmente ubicados en sus años convulsionados, hablando desde adentro, a diferencia de todos aquellos a los que nos contaron lo sucedido. En este sentido, el libro propone una temporalidad distinta, desde la perspectiva que esa distancia posibilita.

Así, Rivero pone de relieve que la arquitectura que se construye se analiza y se cuenta, no es la misma arquitectura que se vive y se ve en el día a día de las ciudades. Desde la evaluación de lo que merece ser contado y lo que no, hay valores disciplinares y culturales que se ponen en juego. La arquitectura de los bordes como la denomina Diez, muchas veces no está incluida los ciclos de producción y reproducción publicados.

Producto de la cultura de los 90, las publicaciones dejaron la relevancia que le otorga la crítica para sumergirse en conceptos de management, productos inmobiliarios, entre otros. Esto cobra importancia, más si tenemos en cuenta que los 80, se centraron en la construcción de un discurso, en el volver a pensar – como sociedad, como personas, como profesionales – en debatir nuevamente, en repensar la condición de lo nacional. Surge la pregunta de si, en ese contexto, era posible una arquitectura propia, ligada a un teorizar sumamente profundo, que, quizás, deja un poco de lado el hacer.

En el retorno a la democracia, la revista invitaba a revitalizar el patrimonio de nuestra Argentina a través de lo que podría ser el principio de una red social: “si usted vive en Santa Fe y se encuentra con alguna obra que piensa que pueda tener valor patrimonial, mande la foto y la documentación”. Esto fue Summa, la apuesta al habitante, a la conexión, a la transversalidad de discursos, a la pregunta constante.

Por decirlo de alguna manera, el análisis de la revista en el libro “Summando. La arquitectura que nos contaron” podría definirse como una excusa para retomar conceptos y analizar posturas, épocas, ideales, discursos, el ser y el hacer. Es una invitación a reflexionar, problematizar y alimentar el espíritu crítico para devolver a la arquitectura su verdadero contenido, la vida misma.

……….

IMG-20181113-WA0001
“Summando. La arquitectura que nos contaron. Argentina: décadas del 70, 80 y 90”, publicado por la Editorial de la Universidad Católica de Santa Fe
Autora: Arq. María Jimena Rivero

 

Leer Más


fonoaudiologia-ucsf

Para hablar, primero hay que escuchar

Las alumnas de Fonoaudiología se sumaron al año Iberoamericano del Habla que se encuentra llevándose a cabo a nivel mundial con el lema “Hablemos de habla”, signadas por el análisis y la investigación de los estudios más actuales en la temática. La idea se plasmó a través de ponencias abiertas al público con el objetivo de comunicar y generar conciencia.

Cuando pensamos en el habla, ¿qué es lo que conocemos?

Conversando con una de las docentes encargadas de la materia que llevó a cabo las presentaciones, la Lic. Doris Kapmman avanzamos hacia algunos conceptos introductorios. “En la actualidad podemos definir el habla como una función que incluye procesos neurofisiológicos, neurocognitivos, neuromusculares y neurosensoriales. Es un dato no menor, si tenemos en cuenta que hasta hace unos años, solo estaba relacionada a procesos articulatorios y de pronunciación. El habla también corresponde al sistema fonoodontoestomatoloógico, al que se suma la respiración y las funciones alimentarias, entre las que se encuentran la succión, la sorbición y la deglución”.

Hoy los modelos de habla se explican desde una perspectiva lingüística y psicolingüística – rama de la psicología interesada en cómo la especie humana adquiere y utiliza el lenguaje –  y, desde esta mirada, los fonoaudiólogos basan su intervención en las problemáticas actuales.

Ahora bien, si pensamos en el campo de acción de los profesionales que se ocupan de la forma de hablar de las personas, entre otras cosas, y de problemáticas que tengan que ver con esta capacidad propia del ser humano, cabe preguntarse cuáles podrían ser los signos de alerta para que alguien piense en buscar algún tipo de ayuda o tratamiento. En base a esto, Kapmman nos enumeró algunos para prestar atención, sobre todo en la etapa infantil. Entre ellos podemos encontrar: retraso en la adquisición de determinados fonemas teniendo como tiempo máximo para adquirirlos a todos, los 4 o 5 años; inteligibilidad del habla: a determinada edad el niño tendría que poder distinguir entre cama y tama, sabiendo que el primero es correcto y el segundo no. Otro de los signos es la inestabilidad práxica, es decir, dificultades en algunos movimientos del aparato articulatorio; déficit en la capacidad de la memoria auditiva, la que se encarga de retener a corto plazo toda la información auditiva que recibimos del entorno; y por último se puede presentar cierta alteración a nivel de discriminación auditiva.

Al momento de la consulta profesional, la especialista destacó la importancia de la anamnesis, las preguntas que se realizan para conocer la historia de la familia que llega al consultorio, y del paciente, específicamente. De todos modos, existe un paso primero y aún más importante que preguntar, y es el escuchar. “Los primeros 10 minutos de la presentación son los más relevantes, los que nos permiten generar el primer contacto. Por eso, para hablar es totalmente importante escuchar”, afirmaba la fonoaudióloga.

Los motivos de las dificultades en el habla pueden ser varias: orgánicas-físicas, distorrelaciones, (por ejemplo, cuando la mandíbula superior está muy adelantada en relación a la inferior), dificultades madurativas relacionadas con lo perceptivo, disfluencias, respiración mixta, entre otras. Esto pone de relieve la importancia del trabajo interdisciplinar de los fonoaudiólogos con cirujanos plásticos, odontólogos, audiólogos, otorringonaringólogos, entre otros.

Finalmente, la licenciada valoró al afecto como motor de las relaciones humanas, y específicamente, de la relación profesional-paciente, teniendo en cuenta que es desde este motor donde los profesionales logran avances importantísimos en los pacientes.

 

Leer Más


sanacks-saludables-nutricion-ucsf

Taller de Snacks Saludables

Los hábitos saludables necesitan de variedad y creatividad. Por eso, la Licenciatura en Nutrición de la UCSF nos invita a conocer y preparar nuevas, variadas y, sobretodo, saludables versiones de los clásicos desayunos, meriendas, y picadas para todos los días. La actividad está prevista para el lunes 12 de noviembre a las 18 hs, en la cocina del laboratorio de la UCSF.

La propuesta incorporará gustos, colores, ingredientes naturales y nutritivos. Por otra parte, las preparaciones incluyen vegetales, semillas, cereales alternativos a las harinas refinadas, frutas, etc.

Entre los snacks se prepararán crackers, barritas, pizzetas, batidos, untables, dips, y más. La actividad incluirá MATERIALES, RECETARIO con información nutricional y consejos + DEGUSTACIÓN y será llevada a cabo por las Licenciadas en Nutrición, y docentes de la UCSF, Eliana Helmer y María Sol Lazzarino.

snacks-saludables-nutricion-ucsf

Para consultas escribí a salud@ucsf.edu.ar o llamá al 0342 4603030 interno 185.

INSCRIBITE HACIENDO CLICK AQUÍ

¡Cupos limitados!

Eventbrite - Aula Abierta: Taller de Snacks Saludables.

Leer Más