Acuerdos Público Privados para un desarrollo sostenible

 

El jueves 29 de noviembre se realizó el cierre del Ciclo de conferencias sobre: ACUERDOS PUBLICO PRIVADOS PARA UN DESARROLLO SOSTENIBLE, organizado por la Facultad de Arquitectura de la Universidad Católica de Santa Fe (UCSF) y el Colegio de Arquitectos de la Provincia de Santa Fe Distrito 5, con el apoyo financiero del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la provincia.
Los encuentros se iniciaron el miércoles 14 con las exposiciones de la Abog. Adriana Taller, especialista en Derecho Urbano, y del Subsecretario de Planeamiento de la Municipalidad de Rosario Dr. Arq. Javier Fedele, quienes expusieron sobre los aspectos
legales de la temática en general y particularmente sobre los casos de aplicación más importantes desarrollados en los últimos años en la ciudad de Rosario.
En el segundo encuentro, realizado el jueves 22, el Dr. Luis Baer presentó casos de aplicación en la provincia de Buenos Aires y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Arq. Ariel Manning hizo lo propio con distintas obras de la Municipalidad de Sunchales.
El ciclo se cerró con la presencia de los Arqs Daniela Gargantini y Joaquín Peralta, quienes compartieron sus experiencias como miembros de la Red Ciudadana Nuestra Córdoba y del Arq. Eduardo Reese, especialista de renombre internacional en políticas urbanas, quien además de fijar criterios generales para llegar a propuestas equilibradas y beneficiosas para todos los habitantes de las ciudades, explicó ejemplos de casos nacionales y extranjeros donde éstos se aplicaron.
Las 3 jornadas contaron con un total con 44 asistentes, entre ellos abogados, arquitectos, ingenieros y estudiantes tesistas, quienes lo hicieron en calidad de funcionarios de nivel provincial o municipal, representantes de organizaciones de interés público, asesores técnicos o profesionales independientes interesados en la temática.
Paralelamente se coorganizaron otros 3 encuentros con los expositores visitantes: dos de ellos en la sede del Centro de Estudios Municipales y Provinciales (CEMUPRO) de la ciudad de Santa Fe con representantes de organizaciones sociales y gobiernos locales
del área de influencia de la ciudad capital, en estos casos sobre las experiencias de APP bonaerenses y sobre la Ley nacional de Regularización de Villas y asentamientos, y una clase especial dictada por el Arq. Eduardo Reese sobre Plusvalías urbanas a
alumnos de los últimos años de la carrera de arquitectura de la UCSF Sede Rafaela.
La iniciativa se enmarca dentro de una línea de trabajo de la UCSF, iniciada en 2013 y liderada por el Posgrado Especialización en Gestión integral del Hábitat, que considera a las políticas de suelo como una base imprescindible para garantizar de manera efectiva el derecho a una vivienda digna.Jornada Rafaela APP

Leer Más


cine palace echesortu2

La mirada del vecino: qué mira quien mira

Con el objetivo de tomar contacto con la ciudad desde “otras miradas”, aquellas que recorren el día a día de las calles rosarinas, el Observatorio de Patrimonio Cultural (OPC) de la Facultad de Arquitectura de la UCSF Sede Rosario llevó a cabo la presentación “La mirada del vecino: qué mira quien mira. Caso Echesortu”. La Morada, un bar tradicional de la zona, fue la sede elegida para llevar a cabo la actividad que contó con más de 100 miradas.

El OPC, perteneciente al Instituto de Teoría, Crítica e Historia de la Arquitectura y del Patrimonio de la UCSF, planteó, desde principios de año, la necesidad de buscar nuevos caminos de valorización del patrimonio cultural de la ciudad y su región para valorizar la mirada del espacio público por los vecinos que lo habitan. En este sentido, este tipo de valorización es un enfoque que no ha sido lo suficientemente tenido en cuenta a la hora de conformar el patrimonio de un determinado lugar.

1940: Cine Echesortu - Calles Alsina y Mendoza - Foto cortesía Luis Blotta
1940: Cine Echesortu – Calles Alsina y Mendoza – Foto cortesía Luis Blotta

A través de diferentes paneles, la actividad propuso mostrar todo lo recabado y analizado hasta el momento, poniendo de relieve diversas situaciones del Echesortu: el crecimiento de la ciudad y la aparición del barrio, las líneas de tranvías, la unión de esta área con el centro. También se expusieron los orígenes y la historia del barrio, tanto su delimitación, como sus perfiles identitarios. Para esto último, el grupo de trabajo realizó 238 encuestas generales a los vecinos y ciudadanos de las manzanas que conforman el caso de estudio y entrevistas calificadas a personas de influencia en el sector.

La riqueza del análisis fue posible gracias a que el Observatorio está formado por un grupo interdisciplinar de miradas, conformado por arquitectos, urbanistas, comunicadores sociales, historiadores, licenciados en estadística entre los que se encuentran:  Roberto De Gregorio, Cecilia Rosado, Roberto Trapé, Andrea Torrent, Raúl Armán, María Rosa Fernández, Jorgelina Quijano, Ramiro Córdoba, Virginia Etcheverry, Alfredo Coniglio, Joana Tosello.

La voz de los vecinos ofreció visiones diacrónicas y sincrónicas que ubicaron y favorecieron la planificación de estrategias de investigación posterior dirigidas a valorizar lo puntualizado. Así, la misma comunidad legitimó las decisiones y respaldaron y soportaron el análisis realizado.

La importancia de la actividad llevada por el OPC se puede definir en palabras de Ciselli, “el barrio es el recorte donde el habitante de la ciudad se posiciona al apelar a su memoria urbana. Lo contiene en sus límites, lo aglutina como espacio íntimo y vivido al que pertenece, conoce y se apropia”.

Sus relatos desprenden fragmentos del pasado, recuerdos que pueden evidenciar modos de sociabilidad activa, transitando la historia de la ciudad, que no es sino la de sus habitantes.

Leer Más


premio-internacional-arquitectura-ucsf

“Ché”: premio internacional para arquitectos de la Católica

El equipo conformado por el Arq. Elías Barczuk, docente de la cátedra de Arquitectura V; el Arq. Matías Raúl Falero, egresado de la Universidad; Josías Grade y Alan Kruk, alumnos avanzados de la carrera, fue premiado con el primer premio en el concurso internacional “Emergency Housing in Paraguay”, organizado por ARCHSharing, en colaboración con TECHO Paraguay.

En esta ocasión, se presentaron alrededor de 130 propuestas pertenecientes a jóvenes profesionales y estudiantes avanzados de nuestro país, Chile, México, Suecia, Alemania, Italia, Inglaterra, China, Israel, Paraguay, España y Francia. Este primer premio representa un reconocimiento económico y la posibilidad de construir el proyecto con TECHO Paraguay.

premio-internacional-arquitectura-ucsf

El jurado, en su devolución al equipo, destacó que el proyecto titulado” Ché “se convirtió rápidamente en un proyecto distintivo de todas las demás propuestas debido a su calidad arquitectónica, la precisión de su respuesta y su complejidad. La respuesta proporcionada por los participantes impresionó a los miembros del jurado con su integridad. Se discutieron muchos aspectos que hicieron de esta propuesta la opción obvia para la construcción del prototipo.

“La calidad de los espacios, el sistema de construcción, el montaje, el transporte, el enfoque bioclimático, la planificación urbana, la flexibilidad, la optimización del costo de la construcción: todo se hace para que TECHO Paraguay pueda desarrollar una vivienda de alta calidad”, continúa el jurado, conformado por arquitectos y representantes de ONGs internacionales.

La propuesta se orientó a la concepción y posterior construcción de un prototipo de vivienda de emergencia. Justamente, esto fue lo que motivó al equipo a participar: “el enfoque social y la problemática que abordaba, además del sentido de pertenencia que despertó en nosotros desde un principio, debido a las costumbres y las formas de habitar que compartimos en la región”, destacó el Arq. Barczuk.

También te puede interesar: Nuevas construcciones en madera – Trabajo conjunto UCSF – Francia

Los arquitectos y estudiantes de la Universidad Católica de Santa Fe partieron del concepto de partido arquitectónico típico de la vivienda rural paraguaya, Kulata Jovai (nombre con el que se designa en guaraní), reinterpretando esta tipología. “A partir de esta vivienda, analizamos como punto de partida las formas de habitar de la región, las costumbres y las diferentes respuestas a su característico clima, prestando especial atención a criterios bioclimáticos, de modulación, rapidez de montaje, y de flexibilidad”, explicó el Arq. Falero.

Esta característica, también valorada por el jurado, destacó el trabajo del equipo que, basado en un concepto tradicional, fue capaz de desarrollar un prototipo con arquitectura moderna reflejando las costumbres del país.

Características de la propuesta

“Comprendiendo que cada familia se encuentra en una situación particular y que el número de integrantes varía en cada caso, el sistema constructivo y la tipología adoptada brindan la posibilidad de flexibilizar sus usos, mediante el movimiento o la apertura de sus paneles modulares”, detallaron los alumnos Grade y Kruk.

premio-internacional-arquitectura-ucsf

Así, la vivienda se encuentra modulada de acuerdo a las dimensiones de los materiales seleccionados para su construcción, con el objetivo de optimizar al máximo el uso de los mismos, evitando el desperdicio y reduciendo los costos de ejecución y traslado.

El sistema constructivo busca la mayor rapidez de montaje, capaz de ser llevado a cabo por mano de obra no especializada, ya que el proyecto contempla la construcción con voluntarios universitarios. Por este motivo, el equipo propuso la prefabricación de pórticos estructurales y paneles estandarizados de madera.

Además, se buscó incorporar sistemas alternativos de energía, conceptos de sustentabilidad y la posibilidad de evolucionar progresivamente.

Desde un principio la idea de que el prototipo sea adaptable a las necesidades particulares de cada núcleo familiar fue significativa. Identificamos, entonces, en la palabra “Ché” una acepción guaraní que hace referencia al adjetivo posesivo “mí “o al pronombre personal “yo”, generando un fuerte sentido de identidad.

Al mismo tiempo, encontramos también en la expresión una manera de identificarnos como argentinos.

También te puede interesar: Pensando los pilares de la ciudad – Arquitectura en Santa Fe

Leer Más


¡Tais y Clara recién recibidas!

Rosario tiene sus dos primeras egresadas en Diseño Industrial

Después de 5 años de aprendizaje y trabajo intensivo, Clara Scarabino y Tais Romagnoli son las dos primeras egresadas de la Licenciatura en Diseño Industrial de la ciudad de Rosario.

Ocupada por el medio ambiente, Tais decidió dar respuesta a esta problemática mundial con “Separata Compatta”, un producto que compacta los residuos de locales de comida rápida atravesando el proceso completo de recolección de residuos.

Por su parte, también haciéndose eco de los ejes fundamentales de la carrera, dar respuesta a necesidades de las personas, Clara investigó y decidió crear una serie de dispositivos para personas no videntes en un nuevo ámbito, las piletas de natación. Hasta el momento, aquellas personas que no cuentan con el sentido de la vista no se pueden mover con total libertad, ya que es muy difícil saber cuándo se está próximo a la línea de llegada. La idea es que con “Integral” puedan lograr una total independencia dentro del agua y, además, también lo podrían usar nadadores que sí pueden ver, en el estilo espalda.

También te puede interesar: primeras DI de la provincia de Santa Fe

El tribunal evaluador estuvo conformado por referentes del diseño en la ciudad rosarina como el profesor Rubén Pavetto, a cargo de la asignatura de Comercialización, Emprendimiento y Diseño de Servicios, el Ingeniero Miguel Pérez, a cargo de la materia de Tecnología de los últimos años de la carrera, acompañados del DI Martín Dalponte, quien guió a las futuras profesionales durante todo el recorrido de investigación y ejecución de los productos presentados en el Trabajo de Integración Final y el Director de la Licenciatura de Diseño Industrial, DI Gonzalo Savogin.

El camino que empezó en el 2014 en la ciudad de Rosario de la mano de una nueva propuesta educativa, con docentes, alumnos y personal de la UCSF que apostaron y confiaron, hoy corona uno de sus ciclos, con las primeras Diseñadoras Industriales.

 

Leer Más


ucsf-edificio-rafaela

Sede Rafaela: CONEAU acreditó la carrera de Arquitectura

La Facultad de Arquitectura de la Universidad Católica de Santa Fe completó el proceso de acreditación de su carrera en la Sede Rafaela. Así se convierte en la primera en el país con 4 sedes acreditadas por la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU).

Santa Fe, Posadas, Rosario y Rafaela son las sedes en las que la Universidad Católica de Santa Fe dicta la carrera de Arquitectura y que cuentan con la acreditación correspondiente.

Su decano, el Mgter. Arq. Carlos Gustavo Giobando, puntualizó que para la carrera de Arquitectura es muy importante haber alcanzado este escalón, es un mérito, pero es también la base para la búsqueda de la excelencia que nos compromete. “Esta acreditación significa que estamos cubriendo estándares de funcionamiento, de calidad, y es muy bueno, pero es el principio del camino”.

arquitectura-rafaelaCabe destacar que el logro de una acreditación implica el trabajo coordinado de todos los miembros de la Facultad; su claustro docente, alumnos, las autoridades académicas y las diversas áreas de servicio propias de la universidad.

Dos ejes marcan e identifican la formación de los arquitectos de la Universidad Católica de Santa Fe: la visión de la profesión como servicio y la mirada crítica y reflexiva sobre la realidad.

Giobando explica que asumir que la tarea del arquitecto es un servicio a los demás se basa en entender cómo considero al comitente, quién está del otro lado y cómo subordino mis aspiraciones artísticas o personales a las reales necesidades del mismo, sin dejar de lado lo que creo que es correcto o bueno. En esto en la Arquitectura -como en otras disciplinas- hay muchas soluciones buenas para un problema, no es matemático. Y este es uno de los rasgos que vuelve apasionante el ejercico de la profesión.

En los talleres donde se forman los futuros arquitectos, se ve una variedad de soluciones posibles al mismo problema, y esto implica una formación integral, una sensibilidad, una capacidad de romper el individualismo y pensar en el otro; reconocerse en el otro, realizarse uno mismo en la medida en que ayuda con su servicio a que otros vivan mejor.

alumnos trabajando con maquetas (10)Otro eje sobre el que se trabaja especialmente es la formación de profesionales reflexivos, es decir, que sean capaces de tener una visión crítica de la realidad. En este sentido, el Decano puntualizó que no se puede formar arquitectos con una lista cerrada de soluciones para los problemas, porque éstos son impredecibles y cambian con el tiempo y con el contexto.

Lo que se persigue es que los estudiantes adquieran esas capacidades, propongan soluciones alternativas, desarrollen herramientas nuevas y adecuadas a cada situación. Y para eso hay que tener un sentido crítico de la realidad. Esto es a lo que llamo, continúa Giobando, un profesional reflexivo: con capacidad de generar propuestas y revisar lo que propone. Dialogar con la realidad, para encontrar respuestas nuevas a problemas nuevos, o respuestas nuevas a los problemas de siempre.

Y estos dos ejes tienen que ver, fundamentalmente, con nuestra identidad como Universidad Católica, destaca el decano.

El camino del crecimiento

La Facultad de Arquitectura de la UCSF fue creada en el año 1959 en la ciudad de Santa Fe, acompañando durante sus casi 60 años de historia el desarrollo de la capital santafesina a través de sus egresados y de las actividades de extensión e investigación que desarrolla.

Su formación fuertemente marcada por el compromiso social y la búsqueda de soluciones en las comunidades en las que se despliega, se extendió a la ciudad de Posadas en el año 2000, siendo la única universidad que dicta la carrera en la región, y dando respuesta a la necesidad de formar profesionales sin someterse al desarraigo propio de estudiar en otras ciudades o provincias.

En este mismo sentido, extendió los servicios educativos a la ciudad de Rafaela en 2004. Y a partir de su consolidación institucional en dicho medio, desde 2017 sus actividades tienen un nuevo edificio ubicado sobre la Ruta 34.

alumnos trabajando con maquetas (9)La sede más joven de la Facultad es Rosario, que abrió sus puertas en 2013.

De esta manera, con cuatro sedes en tan disímiles centros urbanos, la experiencia formativa de la carrera de arquitectura se ha visto enriquecida, a través de la experiencia de docentes y alumnos, que en el encuentro producido en workshops y actividades conjuntas se van nutriendo de experiencias y contextos diversos; buscando soluciones a desafíos compartidos.

En palabras de su Decano, la riqueza de la relación entre las sedes reside en que los problemas, que pueden ser comunes en su definición general, tienen una mirada local, y es en el intercambio de las miradas locales como se enriquece la mirada global que hay sobre cada tema.

Leer Más


la-arquitectura-que-nos-contaron-jimena-rivero

La arquitectura que nos contaron

“¿Cómo construir miradas que trasciendan el hecho arquitectónico aislado, entendiéndolo como un producto de entrecruzamiento de pensamientos, tradiciones, tensiones, coyunturas y oportunidades? ¿Cómo resignificar, desde nuestro contexto histórico, la arquitectura que leímos (o que nos contaron)?”. Estas son las primeras líneas de “Summando. La arquitectura que nos contaron”, un libro que nos promete un camino con variadas intersecciones y miradas para entender y volver a pensar lo que nos mostraron de la arquitectura.

Muy lejos de solo ocupar el campo de construir espacios, de lo fáctico, la arquitectura creció y crece en el ámbito de las ideas, del debate y el arte. La innovación, la creatividad y la estética, ligados a la funcionalidad y la satisfacción de las necesidades humanas, son algunos conceptos que se inscriben en lo que conocemos de esta disciplina. Además, las iniciativas de este tipo se encuentsummandoran atravesadas por eventos sociales, políticos, económicos, históricos entre otros, que se pueden vislumbrar, claramente, en el resultado de cualquier creación arquitectónica.

Así, María Jimena Rivero, la autora del libro, comienza a preguntarse cómo llegaron a nuestra percepción estos conceptos, qué es lo que se decidió destacar, qué es lo que se prefirió no decir, cuáles son las ideas y pensamientos que trascendieron hasta hoy. En este sentido, no es un dato menor el período que la autora decide analizar, los 70, 80 y 90 de una argentina revolucionada, signada por grandes cambios sociales y políticos, como lo fue, nada más y nada menos, que el retorno a la democracia.

Empezando por una década signada por los encargos del Estado y de ideas que necesitaban ensalzar el “nacionalismo” reinante, pasando por una necesidad de volver a la construcción del intelecto, de volver a reflexionar, debatir y decir, el período elegido para el análisis finaliza con el surgimiento de conceptos como la aldea global y el cambio de paradigmas de una sociedad de producción a una sociedad de consumo. Contextualmente, estos 30 años fueron englobados por el decir de los medios de comunicación, por el intercambio cultural e histórico, y una propuesta que surgió previamente a todas estas interacciones fue la revista Summa, pionera en la valoración de la arquitectura y el diseño nacional. Summa y Summa+ son el hilo conductor para pensar y reflexionar que utiliza Rivero.

Los materiales de difusión y recolección actuales – revistas, fascículos, colecciones, etc. – dan la posibilidad de que los estudiantes, docentes y profesionales vuelvan a recorrer obras paradigmáticas de la arquitectura que, sin embargo, se proponen desde el discurso de la singularidad. La investigación plasmada en el libro nace de la necesidad de crear relatos y no solo ejemplos singulares, de la idea de retomar un discurso transversal sobre la arquitectura.

Con este objetivo, la autora volvió a las fuentes, a las publicaciones de esta revista entendida como centro de consulta de varias generaciones de profesionales, con una tirada sostenida desde el año 63, dato no menor si tenemos en cuenta la actualidad por la que transitan los medios gráficos, intentando mantener su esencia, pero avasallados por las tendencias digitales.

La vanguardia que encarnó esta propuesta en aquellos años, difundiendo y apoyando bienales, seminarios y publicaciones de artífices de la cultura arquitectónica, marcó el por qué, el qué y el cómo mirar y proponer de Summa, signada por pautas interpretativas específicas que marcaron su esencia. Personalidades tan destacadas como Roberto Fernández y Jorge Francisco Liernur, marcaron la historiografía de la época por estar temporalmente ubicados en sus años convulsionados, hablando desde adentro, a diferencia de todos aquellos a los que nos contaron lo sucedido. En este sentido, el libro propone una temporalidad distinta, desde la perspectiva que esa distancia posibilita.

Así, Rivero pone de relieve que la arquitectura que se construye se analiza y se cuenta, no es la misma arquitectura que se vive y se ve en el día a día de las ciudades. Desde la evaluación de lo que merece ser contado y lo que no, hay valores disciplinares y culturales que se ponen en juego. La arquitectura de los bordes como la denomina Diez, muchas veces no está incluida los ciclos de producción y reproducción publicados.

Producto de la cultura de los 90, las publicaciones dejaron la relevancia que le otorga la crítica para sumergirse en conceptos de management, productos inmobiliarios, entre otros. Esto cobra importancia, más si tenemos en cuenta que los 80, se centraron en la construcción de un discurso, en el volver a pensar – como sociedad, como personas, como profesionales – en debatir nuevamente, en repensar la condición de lo nacional. Surge la pregunta de si, en ese contexto, era posible una arquitectura propia, ligada a un teorizar sumamente profundo, que, quizás, deja un poco de lado el hacer.

En el retorno a la democracia, la revista invitaba a revitalizar el patrimonio de nuestra Argentina a través de lo que podría ser el principio de una red social: “si usted vive en Santa Fe y se encuentra con alguna obra que piensa que pueda tener valor patrimonial, mande la foto y la documentación”. Esto fue Summa, la apuesta al habitante, a la conexión, a la transversalidad de discursos, a la pregunta constante.

Por decirlo de alguna manera, el análisis de la revista en el libro “Summando. La arquitectura que nos contaron” podría definirse como una excusa para retomar conceptos y analizar posturas, épocas, ideales, discursos, el ser y el hacer. Es una invitación a reflexionar, problematizar y alimentar el espíritu crítico para devolver a la arquitectura su verdadero contenido, la vida misma.

……….

IMG-20181113-WA0001
“Summando. La arquitectura que nos contaron. Argentina: décadas del 70, 80 y 90”, publicado por la Editorial de la Universidad Católica de Santa Fe
Autora: Arq. María Jimena Rivero

 

Leer Más


pilares-laguna-ucsf

Pensando los pilares de la ciudad

A partir de la convocatoria del Gobierno de la Ciudad de Santa Fe para que la UNL, la UTN y nuestra UCSF estudien las alternativas para recuperar los pilares del viejo puente ferroviario sobre la Laguna Setúbal, se realizó un workshop del que participaron alumnos y docentes de las tres instituciones.

Las actividades fueron consignadas por la Municipalidad como “pilares”, en referencia a los objetos que llevan el mismo nombre y que son el centro de la escena en las jornadas de debate y presentaciones que comenzaron a desarrollarse desde hace ya, varios meses.

“Durante el primer pilar se hizo una recopilación de todo lo que se pensó, lo que se proyectó y ya se viene imaginando. Había propuestas de vecinos, resultados de concursos anteriores, tesis de grado de Ingeniería con respecto al uso de esos pilares, entre otros trabajos”, contó Verónica González, una de las docentes de Arquitectura de nuestra Universidad que coordinó el workshop.

Del mismo modo, la arquitecta y docente María Victoria Silvestre agregó que “el segundo pilar tuvo un tenor más académico: se presentaron trabajos de investigación, reflexiones de ingeniería hídrica en el marco de proyectos de investigaciones de las tres universidades, bajo la idea de pensar desde lo académico en torno a diferentes aspectos que se vinculan a los pilares”.

Surge luego este tercer pilar, en donde se concretó una experiencia interuniversitaria de trabajo en conjunto e intercambio entre las tres universidades convocadas.

“Del workshop que se desarrolló durante un día y medio, participaron docentes y alumnos de 4° y 5° año de las carreras de Arquitectura e Ingeniería. Desde la UCSF se constituyó un equipo que fue muy significativo porque éramos todas docentes arquitectas mujeres y que, junto con los de UTN y FADU, trabajamos desde el inicio en la elaboración de las jornadas”, explicó Ma. Victoria, quien estuvo acompañada por las arquitectas: Jimena Rivero, Carmela Fili Tujchneider, Virginia Aranda, y Verónica González.

Una cuestión que se planteó desde el inicio fue que no se iba a tratar de un concurso sobre qué hacer con los pilares, sino de pensarlo como una actividad académica colaborativa en donde los estudiantes pudiesen tener participación en la gestión y diagramación de ideas junto a sus pares de otras universidades y otras disciplinas.

“Lo que se buscó durante el workshop fue que cada equipo de trabajo definieran los objetivos, porque en un día y medio era prácticamente imposible que se llegaran a establecer proyectos concretos. Se hizo hincapié en que no se quedaran en los cuatro pilares propiamente dichos, sino en ver más allá, qué unen, qué representan para la ciudad y para los santafesinos, trabajar sobre cuestiones de movilidad de diferentes tipos, etc.”, manifestó la Arq. Verónica González.

Entre los trabajos se planteó la movilidad para bicicletas, otros para un tren, algunos para peatones y hubo ideas que ni siquiera esbozaron un puente, sino que buscaron rescatar la superficie de los pilares de otro modo totalmente diferente, como lugar de expansión para pescadores u otras actividades.

“Como equipo docente, lo que nos interesó para abrir el workshop fue: ‘qué podemos pensar para la ciudad a partir de los pilares’, y fue a partir de esa pregunta que surgieron los diferentes planteos y trabajos de los equipos como ideas, no como proyectos concretos”, comentaron las docentes, quienes, además, definieron la experiencia como “muy positiva”, a la vez que rescataron la importancia de que se haya convocado a las universidades para colaborar en pensar y debatir ideas sobre nuestra ciudad.

Finalmente habrá un cuarto pilar en el que se van a exponer y socializar los resultados de los trabajos, tanto del workshop, como de todo lo que fue surgiendo en las etapas anteriores.


Rocio Sánchez
Estudiante de Arquitectura UCSF – 5to año

“La experiencia estuvo muy buena porque nos dio la posibilidad de favorecer un intercambio estudiantil y universitario de ideas y formas de trabajo. En este caso se planteó un problema real sobre los pilares, que viene desde hace varios años, y fue muy interesante porque nos conectan, nos unen: FADU tiene vista directa a los pilares y en el camino a UTN, como hacia la UCSF, los pilares están de paso.

Lo más atrayente fue que no era un concurso, sino que se buscaban ideas, y eso, de alguna manera, le sacaba presión y competitividad a los equipos que debían proponer ideas viables, que estén buenas, que se podían compartir entre todos y también con los profesores, con quienes hubo un buen diálogo y trabajo.

Mi equipo propuso un puente sobre los pilares por el que pasaba un tren y facilitaba la conexión para transporte público, conectando Rincón hasta el aeropuerto de Sauce Viejo. Incluso se planteó que en uno de los extremos del puente haya una bajada de lanchas como la que tiene Alto Verde para cruzar hasta Santa Fe, con la idea de formar un circuito de movilidad y transporte”.


 

Leer Más


web biffi2

El comienzo de un nuevo viaje creativo

Mario Biffi, integrante del Bruni Glass Innovation Center, estuvo compartiendo jornadas intensivas de trabajo y creatividad con el objetivo de acompañar a los estudiantes de la Licenciatura en Diseño Industrial en las futuras etapas del Bruni Glass Design Award 2019.

La primera jornada del workshop fue informativa y estuvo abocada a entender el contexto de la propuesta de Bruni Glass en relación a los alumnos de la carrera y al concurso propiamente dicho, esbozando las primeras ideas y bocetos en el papel. “Me encontré con un ambiente muy familiar, en donde los alumnos, docentes y el equipo de conducción interaccionan y trabajan con un mismo propósito, para generar buenos resultados a lo largo del concurso”, fue la primera impresión del diseñador italiano.

Luego, y yendo a cuestiones más específicas, se abordaron soluciones técnicas y creativas de los productos con la ayuda y la mirada permanente de Biffi, lo que tenía como objetivo una tarea no menor: dejar de lado ideas que ya se hayan diseñado y patentado por la empresa, teniendo en cuenta que una de las premisas más importantes del concurso es la originalidad de la propuesta, la novedad absoluta. Por otra parte, también se guio a los alumnos para poder llevar a la práctica aquellas ideas-producto que, en primera instancia, parecían muy complicadas o forzadas.

En relación a consejos relacionados con la creatividad desde su rol en el Innovation Center, el diseñador dijo que era una pregunta un tanto difícil de contestar: “cuando uno opina sobre la belleza de algo, seguramente sea desde un lugar totalmente subjetivo, desde una opinión personal. Pero, en nuestro contexto, si esa belleza, además condice con lo que el cliente necesita, el trabajo está hecho. Ahora bien, se han diseñado botellas y productos hermosos, pero que no están alineados con lo que necesita el consumidor, y entonces, estamos frente a una dificultad”. En este contexto, Mario optó por destacar un consejo “siéntanse totalmente libres a la hora de crear. De todas formas, para pensar y crear no siempre es necesario dar un giro de 360º: cambien pequeños detalles porque, como dicen por ahí, el éxito está en los detalles”.

Leer Más


CIRUGIA-web

Crece el vínculo con empresas

Se concretó un nuevo convenio entre la Universidad Católica de Santa Fe y la Ortopedia y Cirugía Capital S.A., para la realización de trabajos de impresiones en 3D de imágenes 2D, con fines de planificación quirúrgica para intervenciones.

El proyecto será desarrollado por el Laboratorio de fabricación digital para medicina, dependiente de la Unidad de Vinculación Tecnológica de la UCSF, dirigido por el DI Gonzalo Savogin. Forman parte del equipo las DI María Lucila Villalba y Mariana Giobando.

CIRUGIA

Leer Más


web arquitectura

Nuevas construcciones modulares para la vivienda en madera

A través del Convenio entre la École Nationale Supérieure d’Architecture de Nancy (ENSAN) y la Universidad Católica de Santa Fe, alumnos y docentes de la Facultad de Arquitectura se encuentra realizando un proyecto conjunto sobre las “Nuevas construcciones modulares para la vivienda en madera”. El vínculo, generado a través del Área de Cooperación Internacional de la UCSF junto a la Alianza Francesa, permite el intercambio de saberes y experiencias ligadas a la arquitectura, entre América y Europa.

Históricamente, las universidades argentinas prepararon a sus alumnos arquitectos con una visión muy anclada en los valores de la arquitectura moderna construida a partir del uso de tecnología de hormigón y ladrillo. Así, la madera no aparece como material protagonista en un espacio adecuado para el aire libre, sino una excusa para estudiar modulación, sistematicidad y organización de una vivienda en un medio exento de exigencias duras como las que hay en la ciudad.

La madera se estudia (mayormente) en las tecnologías y estructuras, siempre como acompañante estética de la arquitectura construida tradicionalmente. También existe mucha bibliografía e investigaciones académicas sobre las potencialidades de la madera en la fabricación de obras de arquitectura, estando todo ese soporte teórico a disposición para pasar a la praxis de manera exitosa en el desarrollo de viviendas industrializadas y de calidad arquitectónica.

Auspiciosamente, la construcción de viviendas en base al uso tecnológico de la madera viene ganado espacio curricular dentro de la enseñanza de la carrera de arquitectura, a través de cursos y capacitaciones, cambiando paradigmas constructivos propios de la modernidad del siglo XX, por miradas más atentas a la diversidad, la sustentabilidad y la producción arquitectónica basada en principios ecológicos, ambientales y energéticos.

Sobre el proyecto ENSAN – UCSF

La investigación comenzó con el análisis de las viviendas locales, teniendo en cuenta todos los factores del proceso, desde los proveedores del material, los forestales y constructores, como también el sentido cultural de una vivienda en madera. Así, a través de este convenio, los alumnos asumirán el rol de emprendedores al reconocer los diversos actores que intervienen en la cadena de valor de la madera y sus derivados.

La primera instancia de trabajo estuvo dedicada al delineamiento de objetivos y a la búsqueda de información relevante para el proyecto, como también a la diagramación de una forma de trabajo interdisciplinar entre las dos carreras, a través del diálogo e intercambio de experiencias y saberes. De esto, resultaron tres líneas: la primera relacionada con la actualidad de la arquitectura en madera, tanto innovadoras como tradicionales; la segunda que se centraba en la construcción modular en madera y la tercera en el diseño de sistemas constructivos innovadores y disruptivos que rompieran los paradigmas actuales, con el objetivo de generar nuevas oportunidades de desarrollo para el segmento.

En este contexto, la premisa fue dar soluciones a 3 problemáticas arquitectónicas de la actualidad: mejorar la situación de alojamiento y calidad de vida de los sectores sociales más vulnerables o de extrema pobreza; dar respuesta a los requerimientos de vida de los sectores sociales medios y optimizar las áreas inundables o hábitats que requieren soluciones innovadoras para favorecer el desarrollo de la vida de personas en espacios no urbanizados como pueden ser los campamentos de trabajo en lugares de minas o petróleo.

La búsqueda y la exploración conceptual de este proyecto, representado en diferentes maquetas y prototipos, es la base para el trabajo en el año próximo, en el que se buscará obtener dos proyectos finales con posible implementación. Además, la actividad se vio enriquecida a través de la conexión entre todas las Sedes de la UCSF en las que se encuentran las carreras de Arquitectura y Diseño Industrial: Santa Fe, Rosario, Posadas y Rafaela.

Fabien Gandolfi y Alejandro Bigot fueron los coordinadores por parte de la Alianza Francesa, por ENSAN, los docentes Caroline Leloup y Franck Bensancon y por la UCSF, los docentes de las carreras de Arquitectura y Diseño Industrial, coordinados por los docentes Anibal Moliné, Julio Toledo, Oreste Blangini, María Marta Mina e Isis Dematteis.

De esta forma, alumnos y profesores enriquecerán su formación arquitectónica y, a la vez, serán interlocutores válidos para mostrar la realidad argentina en lo relacionado a la vivienda en madera.

Leer Más