Se reprograma la Diplomatura en Integralidad de la Educación Sexual

En el marco de las disposiciones del Gobierno Nacional en torno al COVID-19, la Universidad Católica de Santa Fe ha dispuesto la suspensión de todas las actividades académicas presenciales a partir del día lunes 16 de marzo, en todas sus sedes.

Por tal motivo les  informamos que la Diplomatura en Integralidad de la Educación Sexual ha sido postergada para el segundo semestre del añoreprogramándose el cronograma de las clases. 

No obstante el cambio de fecha planteado, se continuará con el proceso de difusión e inscripción en marcha. 

Para mayores informes comunicarse a matyfam@ucsf.edu.ar

Leer Más


Oración y cercanía: #Misaencasa

En este tiempo extraño y difícil para todos, donde querernos es estar lejos para así cuidarnos, queremos continuar cercanos como comunidad universitaria.

Mientras en casa nos cuidamos, pedimos por todos aquellos que se encuentran en el frente para que sean fuertes; que sepan que cuentan con nuestras oraciones y nuestra responsabilidad.

Para ello, compartimos las actividades del Santuario San Cayetano, donde el párroco es nuestro director de Pastoral, P. Matías Vecino; y de la Parroquia Nuestra Señora del Huerto, donde es párroco nuestro vicerrector de Formación, P. Carlos Scatizza.

 

Actividades y horarios
Santuario San Cayetano

Transmisión en Facebook @santuariosancayetanosf

Santo Rosario: lunes a domingo 19.30hs.

Misa: lunes a domingo 20hs.

Via Crucis (no se reza el Rosario): Viernes 19hs.

Adoración al Santísimo: Domingo 10hs.

 

Parroquia Nuestra Señora del Huerto

Transmisión en Facebook: Parroquia del Huerto – SFe
Instragram: @cscatizza

Misa: Sábado 19.00hs y Domingo 19.30hs

 

 

#PastoralUCSF #somoscomunidad #somosUCSF

 

Leer Más


Día del niño por nacer

INTENTO DE PROTECCIÓN JURÍDICA PARA LA MATERNIDAD VULNERABLE

El debate por la interrupción legal del embarazo desarrollado en el Congreso de la Nación en el año 2018 puso sobre el tapete la llamada “maternidad vulnerable” por la que atraviesan innumerables mujeres en la República Argentina.

Este extremo motivó que los legisladores nacionales, en cumplimiento del mandato establecido por la Constitución Nacional en su artículo 75 inciso 23, presentaran proyectos de ley para dar adecuada protección jurídica a esta situación.

Así, la Diputada Silvina Patricia Frana elaboró un proyecto de ley de “protección integral de los derechos humanos de la mujer embarazada y de las niñas” y los niños por nacer y los senadores Mario Raymundo Fiad y Guillermo Juan Pereyra escribieron proyectos vinculados a la “maternidad segura centrada en la familia en el marco de la regionalización perinatal” y a la “protección de la mujer que lleva adelante un embarazo no deseado”, respectivamente.

La primera iniciativa jurídica pretende garantizar la protección integral de los derechos de las mujeres embarazadas y de los niños por nacer a través del reconocimiento de sus derechos humanos fundamentales a la vida a la dignidad y a la asistencia sanitaria a través de la creación del “Sistema de Protección Integral de los Derechos de la Mujer Embarazada y de los Niños por nacer está conformado por todos aquellos organismos, entidades y servicios que diseñan, planifican, coordinan, orientan, ejecutan y supervisan las políticas públicas, de gestión estatal o privadas, en el ámbito nacional, provincial y municipal, destinados a la promoción, prevención, asistencia, protección, resguardo y restablecimiento de los derechos de la mujer embarazada y de las niñas y niños por nacer, y establece los medios a través de los cuales se asegura el efectivo goce de los derechos y garantías reconocidos en la Constitución Nacional, la Convención sobre los Derechos del Niño, demás tratados internacionales de derechos humanos ratificados por el Estado argentino y el ordenamiento jurídico nacional”.

Por su parte, la segunda, con el objeto de disminuir la morbimortalidad materno infantil a través del desarrollo e implementación de los recursos humanos, físicos y económicos indispensables para garantizar la mayor seguridad materno infantil desde el embarazo hasta el puerperio” reconoce las condiciones obstétricas y neonatales esenciales (CONE) entendiéndolas como aquellos “recursos humanos, físicos y económicos que indispensablemente deben estar presentes en todos los centros e instituciones donde nacen los niños y niñas, para garantizar la mayor seguridad en la atención materno – infantil al momento del parto y puerperio” buscando la regionalización del sistema de atención perinatal en todos sus niveles.

Por último, la tercera iniciativa propone la modificación del modelo de adopción regulado por el CCyCN, la cual tiene que ver con minimizar los trámites burocráticos, por supuesto tomando todos los recaudos clínicos, psicológicos, socioeconómicos, para dar respuesta a todos aquellos inscriptos en el Registro de Adopción, que aguardan con inmensa expectativa e ilusión la llegada de su hijo adoptivo”, brindando “la contención médica y especialmente psicológica para la madre biológica que entrega a su pequeño hijo en adopción es una obligación ineludible” quien muchas veces atravesó condiciones que la colocaron en alguno de los supuestos de vulnerabilidad que menciona el proyecto como estar embarazada como producto de una violación, cursar un embarazo no deseado o tratarse de menores de 13 años o menores comprendidas en la franja etaria de entre 13 y 16 años.

En conclusión, puede decirse, que los proyectos legislativos mencionados –aunque hayan pedido estado parlamentario-, vistos desde una perspectiva jurídica protectoria de toda vida humana desde la concepción, constituyen valiosas iniciativas de abordaje y regulación de situaciones específicas que rodean a la concepción de “maternidad vulnerable”, que ojalá –prontamente- se reflejen en legislación obligatoria y vigente.

Dra. Elisabet A. Vidal

Secretaria del Instituto de Bioética «Jérôme Lejeune».

Docente e investigadora.

Leer Más


En el marco del «Día del niño por nacer»

  EMBARAZO VULNERABLE

En el marco del Día del niño por nacer

La profesión médica ha girado históricamente en torno a la solicitud de ayuda que se requiere explícitamente por la propia persona o por quienes la representan y la respuesta correspondiente por aquél que la asiste. Desde esta particular relación que se construye nuevos lenguajes aportan mayor claridad a los valores éticos que subyacen en esta vocación (llamado) de ayuda.

El concepto vulnerable responde a este itinerario al que se le atribuyen distintos significados; aparece por primera vez en el informe Belmont[1] en relación a sujetos y grupos vulnerables en la investigación médica y exigía debía observarse el respeto a las personas, la beneficencia en las acciones médica y la justicia. Con posterioridad se comprende que la beneficencia no se limita únicamente a realizar actos benéficos sino además esos debían procurar no dañar. Surge entonces el principio de primer orden que obliga a no dañar a otro en las atenciones de salud e identificar quienes pueden ser dañados. De ahí  en la Declaración de la UNESCO sobre Bioética y Derechos Humanos[2] se incorpora el principio de vulnerabilidad.

Ciertas realidades bioéticas como el “embarazo vulnerable” utilizan el término para incluir el proceso en la vida de la mujer y la realidad de ciertas situaciones, entornos, acontecimientos que agudizan la vulnerabilidad sea por el origen del embarazo como por su desarrollo, a tal punto que conducen a la mujer a cuestionarse si interrumpir o no el embarazo.

Ciertamente la percepción de vulnerabilidad en nuestra cultura está desdibujada porque todo se legitima por la eficacia. Es oportuno recordar que la vulnerabilidad es un hecho radical e inevitable de nuestro existir y se refiere a la susceptibilidad de ser afectado o dañado por algún factor que escape al propio control. Es un principio ontológicamente anterior por expresar la finitud de la condición humana[3]. La vulnerabilidad que es evidente en todas las etapas de la vida del ser humano se hace más patente en los primeros estadios de su desarrollo donde su dignidad no es menor.

Un reciente documento del Centro de Estudio Comunidad y Justicia[4] de Chile liderado por el epidemiólogo Elard Koch cuyos resultados fueran expuestos a la comunidad internacional en Naciones Unidas en Nueva York [5]  muestra que los principales factores de vulnerabilidad que pueden inducir a la mujer a tomar la decisión de abortar no se centran en el embarazo sino en situaciones externas o psicosociales y prueba que la mayoría de las mujeres embarazadas en situaciones de vulnerabilidad cuando reciben ayuda efectiva y acompañamiento integral cambian su decisión de abortar. Esto proporciona nueva evidencia para sostener que tanto los programas de prevención del aborto como aquellos que apoyan a la mujer embarazada con algún riesgo de abortar son efectivos cuando se enfocan en resolver la situación de vulnerabilidad raíz o causal del aborto y nos compromete a trabajar las problemáticas desde sus causas, único modo de ofrecer una ayuda integral a la mujer.

En una medicina que se origina a partir de fundamentos humanistas las situaciones de vulnerabilidad sólo pueden entenderse desde la primera solicitud de ayuda que funda la relación médico- paciente, junto a elementos antropológicos de la propia medicina como la compasión  Somos seres interdependientes, coexistimos, convivimos y nos desarrollamos a través de otros hombres. La fragilidad tiene una dimensión positiva siendo generativa [6]

Atender a un ser humano vulnerable es un deber racional y social de carácter universal que trasciende culturas y tradiciones y pone de relieve el grado de humanidad, es decir, de ética que tiene una determinada sociedad en un determinado momento de la historia[7].

La mujer embarazada lleva en su vientre el germen de vida que es un valor y una potencia forjadora del futuro. Cuidar a la mujer significa cuidar al niño por nacer. Y cuidar al niño por nacer, implica cuidar a la mujer y también el futuro de la sociedad. Es decir, el cuidado de la mujer, del niño por nacer y de la sociedad, se retroalimentan [8].

Sería erróneo declarar en estado de vulnerabilidad per se a toda embarazada, así lo señalan las guías de CIOMS (Consejo de Organizaciones Internacionales de Ciencias Médicas), revisadas en el 2016, que en forma explícita señalan que “no debe considerarse que las mujeres embarazadas sean vulnerables simplemente porque están embarazadas”; – pautas 15 y 19-[9].

Independientemente de lo que en cada momento señalan las leyes en el ámbito clínico del embarazo vulnerable en las situaciones de justificación al aborto no todo lo permitido legalmente es éticamente correcto. Desde la perspectiva bioética algunos supuestos de aborto no convierten la práctica en algo moralmente aceptable. Se trata de dos vidas en juego y habrá que delimitar y muy bien estos casos en la legislación y justificar éticamente, pero en todos los demás casos no podemos dejar de considerar los límites de la autonomía de la madre y del médico, la dignidad de esa vida humana por nacer y el deber de justicia de proteger su vida.

Prevenir o evitar el daño y promover el bienestar son deberes propios de la justicia. Las categorías de no maleficencia, beneficencia y autonomía son relaciones concretas de dependencia no elegidas que deben construirse desde el principio de justicia base de los principios de autonomía y beneficencia. Por delante de la autonomía de la mujer y del médico y de la beneficencia posible de la madre con el aborto están las obligaciones de carácter absoluto y que no admiten excepciones impuestas por los principios de no maleficencia – no hacer daño al feto y a la propia madre – y de justicia: respetar el derecho a la vida y a la salud del no nacido.

La esperanza de la defensa de la vida radica en cada uno de nosotros, en nuestro compromiso de luchar contra el aborto, apoyar la maternidad y considerar nuestra responsabilidad para que todo embarazo culmine en un feliz parto. Como ha escrito el Papa Francisco en Evangelii Gaudium: “trabajar a largo plazo sin obsesionarse por resultados inmediatos (…), ocuparse de iniciar procesos más que de poseer espacios (…). Se trata de privilegiar las acciones que generan dinamismos nuevos en la sociedad e involucran a otras personas y grupos que las desarrollarán, hasta que fructifiquen en importantes acontecimientos históricos.  Nada de ansiedad pero sí convicciones claras y tenaces”.

Mg. Carmen Ederle.

Directora del Instituto de Bioética «Jérôme Lejeune»

[1] Informe Belmont. (1979). Principios y guías éticos para la protección de los sujetos humanos en investigación. Comisión Nacional para la protección de los sujetos humanos de investigación biomédica y del comportamiento, Federal Register USA.

[2] Cf. Artículo 8 de United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization (UNESCO). (2005). Universal Declaration on Bioethics and Human Rights. Unesco.org. Recuperado de: http://www.unesco.org/new/en/social-and-human-sciences/themes/bioethics/ bioethics-and-human-rights/.

[3] Cf. Rendtorff, J. D., & Kempf, P. (2000). Basic Ethical Principles in European Bioethics and Biolaw. Barcelona: Institute Borja de Bioetica [and] Copenhagen: Centre for Ethics and Law.

[4] Centro de Estudio Comunidad y Justicia. (2015). Embarazo vulnerable, realidad y propuestas de políticas públicas. Recuperado de: www.bioeticaweb.com/embarazo-vulnerable-realidad-y-propuesta-de-politicas-publicas/ (consultado el 10-02-2020)

[5] Cfr. KOCH, E., (2013) “Impact Of Reproductive Laws On Maternal Mortality: Recent Scientific Evidence From Natural Experiments On Diferent Populations. lecture at the Life & Family event in the United Nations”. Disponible en la World Wide Web: http://www.alliancedefendingfreedom.org/MDGs

[6] João Carlos Loureiro, Derecho a la protección de la salud y vulnerabilidad, Revista Iberoamericana de Bioética / nº 05 / 01-17 [2017] [ISSN 2529-9573] DOI: 10.14422/rib.i05.y2017.004

[7] Francesc Torralba, La llamada del otro vulnerable. Hacia una fundamentación de las éticas profesionales, pdf, https://www.raco.cat/index.php/EducacioSocial/article/download/165369/382029

[8] Mollaghan 2011, www.riu.austral.edu.ar/VCongresoInternacional.pdf

[9] Council for International Organizations of Medical Sciences (CIOMS), World Health Organization (WHO). Pautas éticas internacionales para la investigación relacionada con la salud con seres humanos. Geneva, Switzerland: Council for International Organizations of Medical Sciences [Internet]. 2016. Disponible en: https://cioms.ch/wp-content/uploads/2018/01/CIOMS-EthicalGuideline_SP_WEB.pdf

Leer Más


Mensaje del Capellán de la UCSF Sede Rosario

Rosario, 17 de marzo de 2020.

Queridos jóvenes:

      Desde la Pastoral, llegamos a ustedes por medio de estas líneas. Estamos viviendo momentos inesperados, de incertidumbre, de temor, de paranoia social, de aislamiento obligatorio. Nos gustaría estar compartiendo el día a día con ustedes en esta etapa maravillosa de la Universidad, caminar juntos, fortalecer lazos, construir comunidad, tender puentes. Por el momento ese contacto se ve impedido, pero estamos unidos espiritualmente, en comunión, rezando unos por otros, cumpliendo con estas medidas de prevención, cuidándonos entre todos.

Tenemos muchos sueños para este año: formar un equipo de pastoral; realizar algún retiro/convivencia; ofrecer algunas charlas debates; poder tener a Jesús Eucaristía en la Capilla de nuestra sede para que quien lo desee pueda estar a solas, a sus pies, en oración; generar algún encuentro con otras pastorales universitarias; realizar alguna campaña solidaria. De más está decir que cualquier sugerencia, duda, inquietud, propuesta, será bien recibida. Sin embargo, ahora estamos en el mientras tanto. Y hasta que esto pase, quiero llegar a ustedes con algunos textos que nos ayuden a pensar y rezar.

      El Papa Francisco, en su exhortación a los jóvenes, nos recuerda que “con demasiada frecuencia estamos condicionados por modelos de vida triviales y efímeros que empujan a perseguir el éxito a bajo costo, desacreditando el sacrificio, inculcando la idea de que el estudio no es necesario si no da inmediatamente algo concreto. No, el estudio sirve para hacerse preguntas, para no ser anestesiado por la banalidad, para buscar sentido en la vida” (Christus Vivit, 223). Hacerse preguntas, no ser anestesiados, buscar el sentido. ¿Te preguntaste cuál es el sentido de tu vida? ¿Por qué hacés lo que hacés? ¿En qué gastás tus energías? ¿Por qué elegiste estudiar arquitectura, obstetricia, diseño industrial, filosofía, psicología? ¿Qué lugar ocupa Dios en tu vida? ¿Y tu familia, tus afectos, tus amigos, el “otro”? ¿Cuáles son tus anhelos más profundos?

      Estamos llamados a la santidad. No hay que tener miedo. Y acá va el primer texto que te puede ayudar a pensar:

No tengas miedo de la santidad. No te quitará fuerzas, vida o alegría. Todo lo contrario, porque llegarás a ser lo que el Padre pensó cuando te creó y serás fiel a tu propio ser. Depender de él nos libera de las esclavitudes y nos lleva a reconocer nuestra propia dignidad. […] En la medida en que se santifica, cada cristiano se vuelve más fecundo para el mundo. […] No tengas miedo de apuntar más alto, de dejarte amar y liberar por Dios. No tengas miedo de dejarte guiar por el Espíritu Santo. La santidad no te hace menos humano, porque es el encuentro de tu debilidad con la fuerza de la gracia. En el fondo, como decía León Bloy, en la vida «existe una sola tristeza, la de no ser santos» (Gaudete et exsultate, 32-34).

      El segundo texto, en este desafío de apuntar alto y dejarnos amar, tiene que ver con una certeza que debemos afianzar y/o descubrir:  

“Jesucristo te ama, dio su vida para salvarte, y ahora está vivo a tu lado cada día, para iluminarte, para fortalecerte, para liberarte” (Evangelii Gaudium, 164).

     Ese es el anuncio fundamental: Jesús te ama. El amor vence siempre, aunque a veces pueda parecer que no. Te invito a leer un pedacito del Evangelio según San Juan. Palabras de Jesús en la última cena: Juan 15, 12-17.  Allí encontramos aquello tan lindo de que “no hay amor más grande que dar la vida por los amigos”. Eso fue lo que Jesús hizo por vos, por mí, por todos.

     El otro texto que te puede ayudar es de María Rosa Jacobo en un pequeño y hermoso librito llamado “Cosas de todos los días” y dice así:

Es muy frecuente encontrar personas que no están contentas consigo mismas y quisieran ser de otra manera, dejando de lado sus defectos. Es un buen síntoma el deseo de querer hacer desaparecer esas costumbres, para dar lugar a una vida diferente. Pensar que uno tiene que cambiar en su vida es sumamente positivo. ¿Quién no tiene su buena dosis de defectos? ¡Pobre del que cree que nada tiene por cambiar en su vida! Es muy importante ser consciente de que siempre hay algo que cambiar para mejorar. Es difícil querer cambiar cuando el cambiar implica esfuerzo. Por eso es necesario desearlo (consciente y libremente). El deseo de ser mejor, de corregirse, de poner voluntad, de querer, te ayudará a ser mejor persona; te sentirás más libre, harás más feliz a quien está a tu lado y el mundo será un poco mejor.

      La cuaresma es un tiempo de conversión. Preguntate cuáles son esas cosas a mejorar, a cambiar, a revisar en tu vida. Recordá que solos no podemos. Necesitamos de la gracia, necesitamos de ese Jesús que nos dice “sin mí nada pueden hacer”. No basta con el esfuerzo personal. Tampoco te desanimes con lo que descubras. Acordate que “el amor vence siempre”, que “donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia” y que Dios es Misericordia.

      Finalmente te invito a revisar tu idea de Dios. A veces dudamos, en ocasiones nos encontramos con gente, compañeros, que dicen no creer, que ponen en tela de juicio o que –incluso- pueden burlarse. Personalmente no creo que haya maldad sino que el problema está en que tenemos una imagen distorsionada de Dios, una especie de caricatura, de ídolo, de Dios domesticado.

     Querer encerrar a Dios y su obrar en nuestros esquemas es una forma muy sutil de idolatría. Al respecto escribe R. Cantalamessa:

El intento de «domesticar» a Dios no finalizó ese día, en las laderas del monte Sinaí. Acompaña al hombre en toda su historia y se expresa de diversas formas. Al progresar y afinarse la sensibilidad religiosa, ha cambiado el modo, o la materia, con la que se ha hecho el ídolo, pero no la costumbre de hacer ídolos. Ya no es un ídolo externo, visible, sino un ídolo interno, invisible; ya no es un ídolo material, de oro, de plata o de mármol, sino un ídolo espiritual. ¡La idea de Dios! El hombre se hace una idea propia de Dios (lo que, hasta aquí, es legítimo e incluso necesario), trabaja sobre ella y, poco a poco, insensiblemente, termina por sustituir (lo que ya no es legítimo ni necesario) la realidad con esa idea. Existe una forma de idolatría religiosa que no consiste en hacer un dios con representaciones o imágenes externas, como el becerro de oro, sino en hacerlo con imágenes internas, mentales e invisibles, y en cambiar esta imagen, que es la propia idea de Dios, por el Dios vivo y verdadero, y contentarse con ella. En esta forma la idolatría no ha ido disminuyendo a lo largo de los siglos, sino que, por el contrario, ha crecido, hasta alcanzar el colmo allí donde a la fe en Dios la ha reemplazado la ideología de Dios, es decir, un «pensamiento apartado de la realidad y que se desarrolla abstractamente sobre sus propios datos». La ideología es la forma moderna de la ideo-latría. ¿Cuál es la diferencia entre Dios y la idea de Dios? Es que la idea no tiene existencia propia. ¡La idea no existe, Dios sí existe! ¡Una diferencia infinita!

     Sentido de la vida (de “tu” vida), santidad, conversión, amor incondicional de Jesús, idea de Dios… Ahí tenés algunos puntos para pensar, orar, trabajar. Desde aquí rezaré por vos. La Pascua está a la vuelta de la esquina. “El amor vence”. El Dios de la vida quiere entrar a tu corazón. Animate. Dejalo entrar. No tengas miedo.

     Que Dios te bendiga y María, nuestra madre, te cobije bajo su manto.

     Padre Enzo

Leer Más


Formación en Bioética para docentes

Las nuevas demandas que la escuela en su rol específico de formación debe afrontar debido a los avances biotecnológicos, no siempre permiten el reconocimiento de los valores humanos en juego; esto suscita la necesidad de incluirlos en los desarrollos curriculares para que el alumno tengan ocasión de reflexionar sobre ellos.

El Instituto de Bioética Jérôme Lejeune presenta esta primera propuesta de formación para ser desarrollada en el ámbito educativo proponiendo contenidos de capacitación a docentes en temas de relevancia actual que puedan ejercer de soporte conceptual para iluminar el campo de acción específico y particular.

Objetivos

  • Proporcionar una formación en bioética a docentes para promover la inclusión de contenidos bioéticos en el trayecto curricular.
  • Mostrar el contexto en el que nació la Bioética, sus antecedentes, sus hitos más reseñables, y las implicancias que ha tenido el desarrollo de la disciplina.
  • Promover la interconexión entre los diferentes campos del conocimiento en temas bioéticos, incluyendo documentos del Magisterio.
  • Comprender la relevancia del concepto dignidad de la persona humana en el contexto de la bioética.
  • Diseñar estrategias didácticas para implementar los contenidos en el aula.

Contenidos

Módulo: Fundamentos de Bioética

  • Evolución histórica de la Bioética. Corrientes bioéticas y principios
  • Bioética Personalista. Metodología. Relación con otras disciplinas.
  • Corpus vitae: Evangelium vitae.

 Módulo: Bioética y Persona Humana

  • Bioética y persona humana. Naturaleza y dignidad de la persona humana.
  • Estatuto ontológico del embrión humano.
  • Corpus vitae: Dignitas personae.

Destinatarios: Docentes del nivel secundario y terciario.

Duración: 2 meses.

Informes:

bioetica@ucsf.edu.ar

Tel.: (0342)4603030, interno 144  – Lunes 15 a 20 hs. y Viernes 13 a 18 hs.

 

 

Leer Más


Coronavirus: medidas adoptadas por la UCSF

La Universidad Católica de Santa Fe informa la suspensión de todas las actividades académicas presenciales a partir del día lunes 16 de marzo, en todas sus sedes. Así, se reprograman los exámenes a partir del lunes 30 de marzo

El desarrollo del Curso de Introducción a la Vida Universitaria 2020 continuará de manera virtual, a través del Sistema Institucional de Educación a Distancia -SIED- campus.ucsfvirtual.edu.ar, en el marco del plan de contingencia previsto.

El inicio de clases previsto para el día miércoles 25 de marzo se reprograma para el lunes 30 de marzo según la modalidad que determinen las autoridades gubernamentales en ese momento.

Se suspenden todas las actividades que impliquen aglomeración de personas, como misa de ingresantes, congresos y eventos, hasta nuevo aviso.

Estas medidas fueron tomadas por las autoridades académicas de la UCSF, en una reunión que tuvo lugar este domingo 15 de marzo, en el marco de las disposiciones del Gobierno nacional en torno a la pandemia de Coronavirus.

Recomendaciones

A partir de las recomendaciones de las autoridades competentes, se insta a la comunidad a evitar la presencialidad para realizar trámites y consultas, utilizando para ello los servicios telefónicos y virtuales disponibles.

Las actividades administrativas continuarán de manera normal, pero con atención al público, de manera restringida, respetando los protocolos establecidos por las normativas dictadas ante la Emergencia Sanitaria, por los distintos estamentos del estado.

En cuanto a la Biblioteca, se restringe el servicio de las salas de lectura, debiendo respetar quienes asistan a la misma las normas de prevención establecidas.

Se insta a los miembros de la comunidad universitaria comprendidos en las situaciones enumeradas en el decreto DECNU 260/2020 (personas mayores de 60 años, embarazadas, grupos de riesgo) a evitar concurrir a los establecimientos.

Se recuerda la disposición de aislamiento obligatorio, sin concurrencia y evitando el contacto social, por 14 días para todas aquellas personas que hayan transitado por zonas afectadas, o mantenido contacto con estas, aunque no presenten síntomas.

En este sentido, se solicita a quienes tengan conocimiento de personas que no hayan acatado esta medida, comunicarlo a las autoridades para tomar las medidas correspondientes, y así resguardar la salud de la comunidad universitaria.

De esta manera, la UCSF se acoge a las medidas sanitarias preventivas contra la pandemia del Coronavirus, resguardando la salud de la comunidad académica; sin dejar de brindar el servicio educativo.

Leer Más



Nos estamos evaluando: Segundo Proceso de Evaluación Institucional

Nuestra universidad se encuentra transitando el segundo proceso de evaluación institucional. Actualmente estamos en la Autoevaluación Institucional, una etapa de reflexión, diálogo, discusión, construcción y búsqueda de consenso, para conocer las fortalezas y debilidades de la institución que emprende este camino.

evaluación institucional
evaluación institucional

El Segundo Proceso de Autoevaluación Institucional comenzó el 19 de julio de 2016. El trabajo se basa en la Identidad, Misión, Visión y Valores de nuestra universidad.

El 18 de abril de 2017 la CONEAU y la UCSF acordaron celebrar el Acuerdo General para implementar el Proceso de Evaluación Institucional.

Dicho proceso, previsto en el art. 44 de la Ley de Educación, se desarrolla en dos fases: una de Autoevaluación y otra de Evaluación Externa. La primera se lleva a cabo desde la UCSF y la segunda está a cargo de la CONEAU.

En el proceso de Evaluación Institucional, presidido por el Rector, el Consejo Superior de la UCSF interviene como órgano de seguimiento de los informes parciales de avance del Informe Final de Autoevaluación y en la información básica que se vuelca en la Ficha Institucional del Sistema de Información para la Evaluación y Mejora Institucional (SIEMI) que se presenta ante la CONEAU. Asimismo, es el órgano institucional que aprueba el Plan Estratégico Institucional y los Planes Operativos Anuales que en lo sucesivo se elaboren.

A tal fin, se constituye una Comisión de Seguimiento y Consulta del Proceso de Autoevaluación Institucional.

La Secretaría de Planeamiento e Infraestructura, con la participación del Departamento de Evaluación Institucional y Planeamiento Estratégico se encarga de coordinar y sustanciar el trabajo que fundamenta el Informe de Autoevaluación Institucional. Con intervención de la Comisión de Seguimiento y Consulta del proceso de Autoevaluación Institucional, ésta Secretaría propuso la nómina de los integrantes de cada uno de los Equipos Técnicos que se constituyeron por Variable.

La UCSF considera la Autoevaluación como un proceso permanente y participativo en el cual se debe comprometer toda la comunidad universitaria. De hecho, la Universidad aspira a desarrollar, a través de diferentes mecanismos e instrumentos, un ejercicio permanente de autoevaluación.

Este proceso constituye una oportunidad para identificar con mayor precisión el estado actual y el grado de implementación del proyecto institucional.  A su vez, potenciar el diálogo interno y convertirse en un insumo crítico para delinear un plan estratégico para los próximos años.

Leer Más


Para compartir Esperanza

En la Fiesta litúrgica de San Antonio de Padua (a quien le pedimos en nuestras oraciones el “pan de los pobres”) del año 2017, y como fruto del Jubileo Extraordinario de la Misericordia, el Papa Francisco decidió instituir en la Iglesia una nueva jornada especial, como es la Jornada Mundial de los Pobres1.

 

La misma se celebra el domingo anterior a la Solemnidad de Cristo Rey, como una manera de disponernos para poner todos nuestros sentidos y amor en aquel cuya realeza emerge con todo su significado más genuino en el Gólgota, cuando el Inocente clavado en la cruz, pobre, desnudo y privado de todo, encarna y revela la plenitud del amor de Dios. Su completo abandono al Padre expresa su pobreza total, a la vez que hace evidente el poder de este Amor, que lo resucita a nueva vida el día de Pascua (Francisco, mensaje para la I Jornada de los Pobres).

 

El objetivo de esta Jornada es estimular a los creyentes y a todos los hombres, independientemente de su confesión religiosa, para que reaccionen ante la cultura del descarte y del derroche, haciendo suya la cultura del encuentro y para que se dispongan a compartir a través de diversas acciones solidarias, con los pobres como signo de fraternidad. Los pobres no son estadísticas, un numero frío para lucrar políticamente, conseguir financiamiento o especular socialmente. Son hombres y mujeres, niños y ancianos, jóvenes sanos y enfermos muchas veces invisibilizados pero que siguen estando presentes y esperando ser vistos.

 

Conocemos la gran dificultad que surge en el mundo contemporáneo para identificar de forma clara la pobreza. Sin embargo, nos desafía todos los días con sus muchas caras marcadas por el dolor, la marginación, la opresión, la violencia, la tortura y el encarcelamiento, la guerra, la privación de la libertad y de la dignidad, por la ignorancia y el analfabetismo, por la emergencia sanitaria y la falta de trabajo, el tráfico de personas y la esclavitud, el exilio y la miseria, y por la migración forzada. La pobreza tiene el rostro de mujeres, hombres y niños explotados por viles intereses, pisoteados por la lógica perversa del poder y el dinero. Qué lista inacabable y cruel nos resulta cuando consideramos la pobreza como fruto de la injusticia social, la miseria moral, la codicia de unos pocos y la indiferencia generalizada. (Mensaje, 1 Jornada de los pobres 5)

En las tres Jornadas (2017-2018 y la presente) el Papa Francisco nos propone reflexionar sobre quién es el pobre y nos invita a cambiar la mirada indiferente de quienes son espectadores de un doloroso show que no los compromete o una realidad ante la cual estamos impotentes (“no puedo hacer nada”, “otros son los que tienen que hacer algo”) para no ser inactivos, ni resignados. Así quiere ayudarnos a salir de la lógica de acciones aisladas que sólo acallan la conciencia pero que no producen una conversión verdadera, ni el cambio de la situación de estos hermanos y hermanas nuestras que nos siguen tendiendo su mano. Experiencias muy buenas, pero insuficientes si no crean un verdadero encuentro con los pobres y que den lugar a un compartir como estilo de vida.

 

La salida al encuentro de nuestros hermanos pobres (sin prejuicios, sin peros, sin condiciones) es consecuencia de lo que se celebra sobre el Altar, la presencia de Jesús Eucaristía. “Si realmente queremos encontrar a Cristo, es necesario que toquemos su cuerpo en el cuerpo llagado de los pobres, como confirmación de la comunión sacramental recibida en la Eucaristía. El Cuerpo de Cristo, partido en la sagrada liturgia, se deja encontrar por la caridad compartida en los rostros y en las personas de los hermanos y hermanas más débiles. Son siempre actuales las palabras del santo Obispo Crisóstomo: «Si quieren honrar el cuerpo de Cristo, no lo desprecien cuando está desnudo; no honren al Cristo eucarístico con ornamentos de seda, mientras que fuera del templo descuidan a ese otro Cristo que sufre por frío y desnudez» (Hom. In Matthaeum, 50,3: PG 58)” (Francisco, 1 Jornada mundial de los pobres 3).

 

Este año la, Jornada de los Pobres tendrá lugar el próximo 17 de noviembre, bajo el lema: “La esperanza de los pobres nunca se frustrará”, es una apremiante invitación a llevar esperanza a quienes de diversas maneras se encuentran en situación de pobreza, esclavitud, descarte y marginalidad. Llevar esta esperanza es parte central del anuncio del Evangelio, sobre todo si tenemos en cuenta que las palabras con las cuales Jesús comienza el anuncio del Reino son “Bienaventurados los pobres…”2.  A veces hace falta muy poco para devolver la esperanza, dice el Papa, basta con detenerse, sonreír y escuchar.

 

En el mensaje para esta Jornada Francisco tiene palabras especiales para los voluntarios, aquellos que en primer lugar y con mucha generosidad se acercan a los pobres, los primeros en mirar a los ojos y tocar las llagas de nuestros hermanos (las de Cristo), los invita a volver a lo esencial, más allá de las miserias materiales, a llegar a la bondad escondida en el corazón.

Cuando en el relato bíblico de la muerte de Abel, Dios le pregunta a Caín “donde está tu hermano”, la respuesta de este es “¿acaso soy el guardián de mi hermano?”. Hoy le respondemos que sí, cada uno de nosotros responsables solidarios de los más pobres. ¿Hay alguien cerca de tu vida (casa) que necesite que este domingo lo mires, descubras en su dolor y postración, su soledad y discriminación y le anuncies la esperanza que nos salva: el amor?

“Estamos llamados, por lo tanto, a tender la mano a los pobres, a encontrarlos, a mirarlos a los ojos, a abrazarlos, para hacerles sentir el calor del amor que rompe el círculo de soledad. Su mano extendida hacia nosotros es también una llamada a salir de nuestras certezas y comodidades, y a reconocer el valor que tiene la pobreza en sí misma” (Francisco, 1 Jornada mundial de los pobres 3)

 

Que cada uno de nosotros, Comunidad Universitaria, no dejemos pasar esta oportunidad para tener la mano a quien nos la tiende, que asumamos la cultura del encuentro y la solidaridad como estilo de vida, comenzando por nuestra Casa. Iglesia en salida, Universidad en salida ¿contamos con vos?

 

Pbro. Lic. Carlos Scatizza
Vicerrector de Formación

 

 

1 Junto a otras muchas que ya desde hace muchos años se vienen celebrando en la Iglesia Católica y se han hecho parte de una tradición (Jornada Mundial de los Jóvenes, Oración por las vocaciones consagradas, Medios de Comunicación Social, etc.).

2 “No es fácil ser testigos de la esperanza cristiana en el contexto de una cultura consumista y de descarte, orientada a acrecentar el bienestar superficial y efímero. Es necesario un cambio de mentalidad para redescubrir lo esencial y darle cuerpo y efectividad al anuncio del Reino de Dios. La esperanza se comunica también a través de la consolación, que se realiza acompañando a los pobres no por un momento, cargado de entusiasmo, sino con un compromiso que se prolonga en el tiempo. Los pobres obtienen una esperanza verdadera no cuando nos ven complacidos por haberles dado un poco de nuestro tiempo, sino cuando reconocen en nuestro sacrificio un acto de amor gratuito que no busca recompensa” (Francisco, 3 Jornada mundial de los pobres 7).

Leer Más