Argentina-Paraguay: compromiso con el cuidado de la casa común

Las Jornadas Internacionales de Educación Ambiental y Espiritualidad Ecológica entre Argentina y Paraguay fueron realizadas en Posadas, Argentina, y Encarnación, Paraguay, organizadas por la Universidad Católica de Santa Fe (Facultad de Derecho y Ciencia Política a través del instituto especializado de Derecho Ambiental, Forestal, Federal – IDAFFE -) y la Red de Educación Ambiental de Encarnación, los días del 8 al 11 de octubre, como respuesta concreta al “desafío urgente de proteger nuestra casa común”.

En ellas participaron más de 2500 jóvenes, docentes, autoridades eclesiales, políticas, de seguridad, universitarias, e instituciones del sector público y del sector privado, quienes reflexionaron sobre la problemática ambiental, en torno a la Encíclica “Laudato Si” y el Sínodo de la Amazonía.

Proteger la casa común

El Obispo de la Diócesis de Encarnación, Paraguay, Mons. Francisco Pistilli, dio apertura oficial con la celebración de la Santa Misa. Al final de la Eucaristía, se proyectó el videomensaje que el Papa Francisco envío, animando a los jóvenes y líderes a proteger la creación de Dios, su belleza, su salud y su sabiduría, dando el marco propicio para los trabajos de los encuentros. En Posadas, se celebró en la Parroquia Inmaculada Concepción, con la presencia del canciller y rector del seminario Santo Cura de Ars, participando jóvenes estudiantes, representantes de fuerzas de seguridad, funcionarios provinciales y municipales, y representantes de comisiones vecinales.

En la ocasión se contó con la participación especial de Monseñor Lucio Adrián Ruiz, Secretario del Dicasterio para la Comunicación de la Santa Sede, quien disertó en los “Encuentros de Jóvenes líderes ambientales”, los “Seminarios de Comunicación, Información y Justicia Ambiental” y en el “Encuentro de protección del patrimonio espiritual de la Eco región”, que convocó a empresarios y autoridades de la sociedad civil y educativa para forjar un trabajo en común. En los diversos encuentros el Prelado dio un mensaje, basado en la Laudato Si, enfocado en comprender el problema antropológico subyacente que llevó a las sociedades a la crisis ambiental que están padeciendo, todos los países, debido a la omisión, en pos de un desarrollo económico que no tiene como centro a todo el hombre y a todos los hombres.

Generando lideres ambientales

El objetivo de las Jornadas fue el generar líderes (jóvenes, adultos y mayores adultos) comprometidos con propiciar acciones de educación ambiental, dando respuestas concretas al desafío cultural, espiritual y educativo que plantea el Papa Francisco, y a su invitación urgente a un nuevo diálogo sobre el modo de cómo estamos construyendo el futuro del planeta (LS,14); por ello se buscó, con los diversos actores sociales, lograr un abordaje integral de las orientaciones de espiritualidad ecológica en la educación formal, informal y no formal, propiciando el enfoque eco-regional, como parte de una estrategia de hacer foco en la hermandad y en la necesidad de reconocer una eco región con problemas y oportunidades comunes, interdependientes, aprovechando el patrimonio cultural y espiritual común que comparten.

Cabe destacar que, en ambos países, existen reducciones jesuíticas, declaradas patrimonio de la humanidad, compartiendo la riqueza natural del Río Paraná y el bosque atlántico, el origen guaraní y la diversidad cultural de una inmigración común, que reflejan una historia compartida y una matriz cultural común.

Compromisos de Educación y Formación ambiental

En este marco, en el Encuentro con principales referentes de la Protección del Patrimonio Espiritual de la Eco región, se suscribieron los Compromisos de Educación y Formación ambiental entre la Universidad Católica de Santa Fe, la Red de Educación Ambiental de Encarnación Paraguay y la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia de la Provincia de Misiones; así mismo se visibilizaron compromisos suscriptos con instituciones municipales y el Ministerio de Trabajo y Empleo de la Provincia de Misiones para fortalecer la iniciativa de RSU Eco – Barrio Villa Urquiza.

Todos los encuentros tuvieron una intensa preparación por parte de las instituciones organizadoras en interacción con las diversas instituciones sociales y políticas, propiciando la articulación entre todos, con especial atención a los que se encuentran distantes con la utilización de las redes digitales. Cada una de las actividades de las Jornadas concluyeron con la “Ceremonia de la Oración por Nuestra Tierra”, donde se rezó la Oración por nuestra tierra de la Encíclica Laudado SI (LS 246) con diversas modalidades artísticas y culturales.

Los encuentros específicos, dentro del amplio programa de actividades de las Jornadas contaron con la co–organización de los Obispados de las Diócesis de Encarnación y Posadas, las Universidades Nacional de Itapúa y Nuestra Señora de la Asunción (ambas de Paraguay), el Observatorio del Agua y la ONG VIVAT Internacional.

Participaron también representantes de la Eparquía Sudamericana de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana (en Paraguay), y de la Iglesia Greco Católica del Instituto San Basilio Magno (en Posadas).

Los organizadores anunciaron que las jornadas se realizarán anualmente como eje vertebrador de acciones de educación ambiental y protección del extraordinario patrimonio natural, cultural y espiritual que caracteriza a la región.

Galería de FOTOS:

 

Fuente noticia: Vatican News

Leer Más


La dignidad de la vida humana desde la Teología y las obras pastorales a favor de la Vida

Equipo Arquidiocesano de seguimiento legislativo y de docencia sobre la dignidad de la vida humana desde la Concepción.

Conferencia Virtual:

La dignidad de la vida humana desde la Teología y las obras pastorales a favor de la Vida.

Miércoles 23 de Octubre – 16.30 hs

Duración: 60 minutos

Pbro. Lic. Diego Leonardo Gatti

Eventbrite - La dignidad de la vida humana desde la Teología y las obras pastorales a fa

Licenciado en Teología Moral por la Universidad Católica Argentina.2006

Profesor del seminario Nuestra Señora de la Arquidiócesis de Santa Fe de la Vera Cruz.
Profesor del seminario San Carlos Borromeo de la arquidiócesis de Rosario.
Profesor de Teología Moral sexual, Matrimonial y familiar en los Institutos No 4062 San Juan de
Ávila de la ciudad de Santa Fe y del Instituto No 9247 San Carlos Borromeo de Rosario.
Profesor de Bioética en los Institutos No 4062 San Juan de Ávila de la ciudad de Santa Fe y del
Instituto No 9247 San Carlos Borromeo de Rosario.
Profesor de Teología Moral Fundamental en el instituto arquidiocesano de Ciencia Sagrada.
Profesor del Instituto para el Matrimmonio y la familia de la UCSF.
Profesor invitado del instituto de Bioética dela UCSF.

Leer Más



Saludo del Papa Francisco a la UCSF

Del 8 al 10 de octubre de 2019, se desarrollaron en las Ciudades de Posadas y Encarnación las “Primeras Jornadas Internacionales de Educación Ambiental y Espiritualidad Ecológica”, organizadas por la Facultad de Derecho y Ciencia Política de la UCSF, a través de su Instituto de Derecho Ambiental, Forestal y Federal y la Red de Educación Ambiental de Encarnación.

 

En este marco, el sumo pontífice dedicó un afectuoso saludo a todos los organizadores y asistentes, llamándolos a comunicar esta la realidad ecológica.

 

 

El objetivo de las Jornadas fue reflexionar sobre la educación ambiental desde las orientaciones de espiritualidad contenidas en la Encíclica “Laudato ‘si” del Papa Francisco y contaron con la presencia de Monseñor Lucio Adrián Ruiz, Secretario del Dicasterio de la Comunicación de la Santa Sede.

Leer Más


El fuego de Dios “ilumina, calienta y da vida”, el fuego del mundo “destruye”

El Papa Francisco presidió la Misa de apertura de la Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para la Región Panamazónica, conocida también como Sínodo de la Amazonía, y que se desarrollará en el Vaticano hasta el próximo 27 de octubre.

De la Misa, este domingo 6 de octubre en la Basílica de San Pedro del Vaticano, participaron también los 13 nuevos Cardenales creados en el consistorio celebrado el día anterior.

 Compartimos la homilía del Santo Padre, en la que contrapuso el fuego de Dios, “que ilumina, calienta y da vida”, al fuego del mundo, “que destruye”.

El apóstol Pablo, el mayor misionero de la historia de la Iglesia, nos ayuda a “hacer Sínodo”, a “caminar juntos”. Lo que escribe Timoteo parece referido a nosotros, pastores al servicio del Pueblo de Dios.

Ante todo, dice: «Te recuerdo que reavives el don de Dios que hay en ti por la imposición de mis manos» (2 Tm 1,6). Somos obispos porque hemos recibido un don de Dios. No hemos firmado un acuerdo, no nos han entregado un contrato de trabajo “en propia mano”, sino la imposición de manos sobre la cabeza, para ser también nosotros manos que se alzan para interceder y se extienden hacia los hermanos.

Hemos recibido un don para ser dones. Un don no se compra, no se cambia y no se vende: se recibe y se regala. Si nos aprovechamos de él, si nos ponemos nosotros en el centro y no el don, dejamos de ser pastores y nos convertimos en funcionarios: hacemos del don una función y desaparece la gratuidad, así terminamos sirviéndonos de la Iglesia para servirnos a nosotros mismos. Nuestra vida, sin embargo, por el don recibido, es para servir. Lo recuerda el Evangelio, que habla de «siervos inútiles» (Lc 17,10).

Es una expresión que también puede significar «siervos sin utilidad». Significa que no nos esforzamos para conseguir algo útil para nosotros, un beneficio, sino que gratuitamente damos porque lo hemos recibido gratis (cf. Mt 10,8). Toda nuestra alegría será servir porque hemos sido servidos por Dios, que se ha hecho nuestro siervo. Queridos hermanos, sintámonos convocados aquí para servir, poniendo en el centro el don de Dios.

Para ser fieles a nuestra llamada, a nuestra misión, san Pablo nos recuerda que el don se reaviva. El verbo que usa es fascinante: reavivar literalmente es “dar vida al fuego” [anazopurein]. El don que hemos recibido es un fuego, es un amor ardiente a Dios y a los hermanos. El fuego no se alimenta por sí solo, muere si no se mantiene vivo, se apaga si las cenizas lo cubren.

Si todo permanece como está, si nuestros días están marcados por el “siempre se ha hecho así”, el don desaparece, sofocado por las cenizas de los temores y por la preocupación de defender el status quo. Pero «la Iglesia no puede limitarse en modo alguno a una pastoral de “mantenimiento” para los que ya conocen el Evangelio de Cristo. El impulso misionero es una señal clara de la madurez de una comunidad eclesial» (BENEDICTO XVI, Exhort. apost. postsin. Verbum Domini, 95). Porque la Iglesia está siempre en camino, siempre en salida, nunca cerrada en sí misma. Jesús no ha venido a traer la brisa de la tarde, sino el fuego sobre la tierra.

El fuego que reaviva el don es el Espíritu Santo, dador de los dones. Por eso san Pablo continúa: «Vela por el precioso depósito con la ayuda del Espíritu Santo que habita en nosotros (2 Tm 1,14). Y también: «Dios no nos ha dado un espíritu de cobardía, sino de fortaleza, de amor y de prudencia» (v. 7).

No es un espíritu cobarde, sino de prudencia. Alguno piensa que la prudencia es una aduana, una virtud que lo para todo para no equivocarse. No. La prudencia es virtud cristiana, es virtud de vida. También es la virtud del gobierno. Pablo contrapone la prudencia a la cobardía. ¿Qué es entonces esta prudencia del Espíritu? Como enseña el Catecismo, la prudencia «no se confunde ni con la timidez o el temor», si no que «es la virtud que dispone la razón práctica a discernir en toda circunstancia nuestro verdadero bien y a elegir los medios rectos para realizarlo» (n. 1806). La prudencia no es indecisión, no es una actitud defensiva.

Es la virtud del pastor, que, para servir con sabiduría, sabe discernir, sensible a la novedad del Espíritu. Entonces, reavivar el don en el fuego del Espíritu es lo contrario a dejar que las cosas sigan su curso sin hacer nada. Y ser fieles a la novedad del Espíritu es una gracia que debemos pedir en la oración. Que Él, que hace nuevas todas las cosas, nos dé su prudencia audaz, inspire nuestro Sínodo para renovar los caminos de la Iglesia en Amazonia, de modo que no se apague el fuego de la misión.

El fuego de Dios, como en el episodio de la zarza ardiente, arde, pero no se consume (cf. Ex 3,2). Es fuego de amor que ilumina, calienta y da vida, no fuego que se extiende y devora. Cuando los pueblos y las culturas se devoran sin amor y sin respeto, no es el fuego de Dios, sino del mundo. Y, sin embargo, cuántas veces el don de Dios no ha sido ofrecido sino impuesto, cuántas veces ha habido colonización en vez de evangelización. Dios nos guarde de la avidez de los nuevos colonialismos.

El fuego aplicado por los intereses que destruyen, como el que recientemente ha devastado la Amazonía, no es el del Evangelio. El fuego de Dios es calor que atrae y reúne en unidad. Se alimenta con el compartir, no con los beneficios. El fuego devorador, en cambio, se extiende cuando se quieren sacar adelante solo las propias ideas, hacer el propio grupo, quemar lo diferente para uniformar todos y todo.

Reavivar el don; acoger la prudencia audaz del Espíritu, fieles a su novedad; san Pablo dirige una última exhortación: «No te avergüences del testimonio […]; antes bien, toma parte en los padecimientos por el Evangelio, según la fuerza de Dios» (2 Tm 1,8). Pide testimoniar el Evangelio, sufrir por el Evangelio, en una palabra, vivir por el Evangelio. El anuncio del Evangelio es el primer criterio para la vida de la Iglesia. Es su misión, su identidad. Poco después Pablo escribe: «Pues yo estoy a punto de ser derramado en libación» (4,6).

Anunciar el Evangelio es vivir el ofrecimiento, es testimoniar hasta el final, es hacerse todo para todos (cf. 1 Cor 9,22), es amar hasta el martirio. Agradezco a Dios porque en el Colegio Cardenalicio hay algunos hermanos Cardenales mártires, que han experimentado en la vida la Cruz del martirio. De hecho, subraya el Apóstol, se sirve el Evangelio no con la potencia del mundo, sino con la sola fuerza de Dios: permaneciendo siempre en el amor humilde, creyendo que el único modo para poseer de verdad la vida es perderla por amor.

Queridos hermanos: Miremos juntos a Jesús Crucificado, su corazón traspasado por nosotros. Comencemos desde allí, porque desde allí ha brotado el don que nos ha generado; desde allí ha sido infundido el Espíritu Santo que renueva (cf. Jn 19,30). Desde allí sintámonos llamados, todos y cada uno, a dar la vida.

Muchos hermanos y hermanas en Amazonía llevan cruces pesadas y esperan la consolación liberadora del Evangelio y la caricia de amor de la Iglesia. Muchos hermanos y hermanas en Amazonía han entregado su vida.

Permitidme que repita las palabras de nuestro amado Cardenal Hummes, cuando llega a las pequeñas ciudades de la Amazonía, acude a los cementerios, a buscar las tumbas de los misioneros. Un gesto de la Iglesia por aquellos que han entregado la vida en la Amazonía. Y luego, con un poco de picardía, dice al Papa: ‘No se olvide de ellos. Se merecen ser canonizados’.

Por ellos, por aquellos que han dado su vida, con ellos, caminemos juntos.

 

Fuente: AICA.org

Leer Más


Exceso de peso, una dolorosa deuda interna

El 41,1% de los niños, niñas y adolescentes de nuestro país tienen exceso de peso. A los adultos no les ha ido mejor ya que el 63% se encuentra en esa misma situación. Así lo aseguran los Resultados Preliminares de la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud, presentados recientemente por la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación.

Esta postergadísima encuesta desnuda una realidad incómoda: estamos gordos, tenemos patrones alimentarios basados en productos no recomendados (como bebidas azucaradas, productos de pastelería, productos de copetín y golosinas, que poseen alto contenido de azúcar, grasas y sal y bajo valor nutricional), entornos escolares que acentúan los consumos no saludables y, por si fuera poco, los que pierden son los de siempre. Las desigualdades alimentarias muestran que la baja talla, el bajo peso, el consumo de alimentos no recomendados y la lectura de las etiquetas de los productos, alcanzaron peores resultados en la población de bajo nivel educativo y de ingresos más bajos.

La calidad y variedad de los alimentos para este grupo está comprometida, y más aún en nuestro país donde el 20% más rico se queda con el 50% de los ingresos, y donde más de la mitad de nuestros niños y niñas son pobres.

La obesidad está afectando a la población más pobre, con impactos económico, social y sanitario, comprometiendo la calidad de vida y la longevidad. Además, la obesidad es un pasaporte a un futuro de desventajas. Cuando está presente en los primeros años puede incrementar las chances de perpetuarse en edades futuras a través de las influencias intergeneracionales y durante los primeros años de vida y el riesgo de padecer enfermedades como diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer. Enfermedades que quizás intencionalmente nos las metieron en la cabeza como “no transmisibles”, que se cosechan para toda la vida y que dañan la salud y calidad de vida de las personas.

Esta preocupante situación interpela la tradición de la salud pública que en temas de exceso de peso históricamente se enfocó en la promoción del cambio de la conducta individual, motivado por campañas educacionales. Las investigaciones disponibles nos han demostrado que las intervenciones individuales han logrado marginales resultados en el promedio de descenso de peso. Tenemos que quitarle el guardapolvo médico al problema reducido a la estrategia curativa y comprender que la mirada desde los servicios de salud es insuficiente. Por ello, urge que el Estado, si bien lideró importantes acciones de rectoría sanitaria, no siga postergando la implementación de medidas estructurales.

Lo que se vende en una escuela, lo que se publicita en la televisión no puede quedar dominado por intereses corporativos. Se requieren leyes, regulaciones y medidas fiscales, tales como la subvención de frutas, verduras y pescados e impuestos a los alimentos no saludables (no solo a las bebidas azucaradas).

El problema del exceso de peso hace tiempo se ha instalado entre los profesionales de la salud, pero para la sociedad por ahora es solo un número que parece aún no incomodar. No nos indignamos cuando la publicidad manipula las preferencias alimentarias de los niños y niñas o cuando una industria de alimentos sponsorea un recital o una olimpiada o diseña programas educativos para las escuelas. Se percibe un estado de sedación, que precisa ser desnaturalizado.

Allí está el desafío, lograr que esta problemática sea tomada por las demandas sociales. Quizás la estrategia sería hermanar las agendas de salud con la del medio ambiente que ha resultado tener mejores adeptos, generar alianzas de alto alcance entre la sociedad civil, la academia y los decisores (despojada de intereses sectoriales) y acciones de regulación que promuevan entornos saludables. Todo ello en el marco de la voluntad política y el apoyo técnico de las agencias internacionales de salud, propiciando la construcción de estrategias basadas en la mejor evidencia.

La Organización Mundial de la Salud recomienda a los gobiernos acciones intersectoriales denominadas “Salud en Todas las Políticas”. La mirada de la salud en los programas productivos, en la promoción de alimentos de proximidad, en los marcos regulatorios, en la política escolar, en la investigación transdiciplinaria de los ambientes alimentarios, en la promoción de la salud a lo largo del ciclo de la vida, en las campañas en medios masivos de comunicación, en las políticas de empleo y emprendedorismo y hasta en el diseño de las ciudades y las opciones de traslado que ellas motivan o desalientan.

Tenemos un faro claro y próximo. Chile ha sido pionero en el mundo en promulgar una Ley que hace frente a la obesidad y que es la más estricta del mundo. Pero le llevó 10 años, el liderazgo político de un senador (médico) que promovió un frente parlamentario y el fuerte acompañamiento de la academia y las agencias internacionales de salud. Esta ley prohíbe la venta de productos no recomendados en las escuelas y limita estrictamente la forma que pueden ser publicitados. Y los resultados sobre el entorno alimentario comienzan a visibilizarse. No se pueden poner dibujitos ni personajes en alimentos que no son sanos, y los excesos se declaran visiblemente en el frente del envase con un sello negro de advertencia. Si el ejemplo no es suficiente, acotamos que recientemente otro vecino, Uruguay imitó el modelo chileno. Y hay otros más en la región y el resto se está anotando en la fila, ya que, en Latinoamérica, uno de cada cuatro adultos es obeso.

La encuesta, que se realiza por segunda vez en nuestro país, incorporó nuevas dimensiones que son celebradas como las percepciones de las personas sobre la publicidad y del sistema de etiquetado de los alimentos. Sin embargo, la transformación de los sistemas alimentarios que comienza a ser central en el debate fuerza temáticas como la proximidad de los consumos, sitios de abastecimiento y hasta de desperdicios alimentarios.

Desde la Lic en Nutrición de la UCSF postulamos que comer es un acto político. Por eso cada vez que individualizamos los problemas sociales, mutilamos su origen histórico social y el peligro radica en que las posibilidades de superación olvidan la salida colectiva, ya que se reduce a prácticas individuales. Precisamos a su vez, interpelar el modelo de desarrollo que parecería simular una “factoría de gordos”. Ojalá alguna vez, estos abordajes tomen cuerpo en los debates que trasciendan el ámbito médico y que defiendan la salud por sobre los intereses del mercado. Precisamos de un liderazgo político de la problemática que por ejemplo sea capaz de poner límites a la industria de alimentos sobre lo que ofrece y su publicidad, porque se deben librar batallas donde algunos lobos astutamente se disfrazan de corderos.

Tenemos que convencernos como sociedad que el exceso de peso es un tema capital.

 

Descargar el Informe Técnico 

 

María Celeste Nessier
Coordinadora Lic. en Nutrición – UCSF

Leer Más


Domingo de la Palabra de Dios

El 30 de setiembre, solemnidad de San Jerónimo, el papa Francisco publicó la Carta Apostólica “Aperuit illis”, con la que instituye el Domingo de la Palabra de Dios.

El texto bíblico que da nombre y enmarca el documento está tomado del evangelio de san Lucas que narra la aparición de Jesús Resucitado a los discípulos de Emaús: “les abrió el entendimiento para comprender la Escritura” (Lc. 24,45)

Al dedicar un domingo del Año Litúrgico a la Palabra de Dios el Papa Francisco quiere “hacer que la Iglesia reviva el gesto del Resucitado que abre también para nosotros el tesoro de su Palabra para que podamos anunciar por todo el mundo esta riqueza inagotable”.

En este sentido, el Papa “establece que el III Domingo del Tiempo Ordinario esté dedicado a la celebración, reflexión y divulgación a la Palabra de Dios”.

La elección de este domingo responde a una intención ecuménica ya que está ubicado en un período del año en el que estamos invitados a fortalecer los lazos de unidad con los judíos y a rezar por la unidad de los cristianos. Francisco nos presenta la Palabra de Dios como instrumento de unidad: “La Biblia es el Libro del Pueblo del Señor que al escucharlo pasa de la dispersión y la división a la unidad. La Palabra de Dios une a los creyentes y los convierte en un solo pueblo”.

Destaca el vínculo profundo que hay entre la Sagrada Escritura y la fe de los creyentes: “porque la fe proviene de la escucha y la escucha está centrada en la Palabra de Cristo”.

Destaca también el vínculo que hay entre la Sagrada Escritura y la Eucaristía. El Concilio Vaticano II nos enseña: “la Iglesia a venerado siempre la Sagrada Escritura, como lo ha hecho con el cuerpo de Cristo, pues, sobre todo en la Sagrada Liturgia nunca ha cesado de tomar y en repartir a sus fieles el Pan de Vida que ofrece la Mesa de la Palabra de Dios y del Cuerpo de Cristo” DV,21

 

Otro vinculo importante es el de la Sagrada Escritura con la Tradición: “El carácter escrito de la primera no le quita nada a su ser plenamente Palabra Viva; así como la tradición viva de la Iglesia…tiene el Libro Sagrado como “regla suprema de la fe”. DV,21

Ora interpelación que procede de la Sagrada Escritura se refiere a la caridad: “La Palabra de Dios es capaz de abrir nuestros ojos para permitirnos salir del individualismo que conduce la asfixia y a la esterilidad, a la vez que nos manifiesta el camino del compartir y de la solidaridad”.

El Papa Francisco concluye el documento deseando que el domingo dedicado a la Palabra haga crecer en el pueblo de Dios la familiaridad religiosa, asidua con la Sagrada escritura porque la Palabra “está muy cerca de ti: en tu corazón y en tu boca, para que la cumplas” (Dt 3,14)

 

Pbro. Lic. Mario Raúl D´ANGELO
Director del Departamento de Filosofía y Teología

 

Compartimos el texto completo

Leer Más


Familias y empresas por una más sociedad equitativa

El jueves 17 de octubre a las 19 hs. en el Auditorio de la Bolsa de Comercio de Santa Fe, San Martín 2231, disertará la Dra. Paola Delbosco, actividad organizada conjuntamente con el Instituto para el Matrimonio y la Familia de la UCSF.

El tema a desarrollar por la Dra. Delbosco es «Familias y empresas aliadas construyendo una sociedad más equitativa. Lo que se está haciendo y lo que todavía se puede hacer para equilibrar el tiempo del trabajo con el tiempo de la familia.» En la segunda parte de su exposición se referirá a «El compromiso por la integridad. La base de la consistencia personal y empresarial.»

La Dra. Paola Scarinci de Del Bosco es Doctora en Filosofía por la Universidad «La Sapienza» de Roma. Es profesora del curso de ética del programa líderes de AACREA. Miembro del Comité de ética de la Cámara Sueco-Argentina de Comercio. Miembro de número de la Academia Nacional de educación. Profesora del Área académica Empresa-Sociedad en el IAE Business School y de las cátedras de Deontología y de Ética de la Universidad Austral.

La actividad es no arancelada, los cupos son limitados. Requiere inscripción previa.

INSCRIPCIONES EN EVENTBRITE

Leer Más


Aspectos teórico-metodológicos de la Investigación en Implementación 

 

Temas 
• Aspectos teórico-metodológicos de la Investigación en Implementación
a cargo de Raúl Mejía, Dirección de Investigación para la Salud
• Aspectos financieros de la convocatoria a cargo de Mariela Alvarez Gelves,
Programa Proteger
• Aspectos administrativos de la convocatoria a cargo de Noelia Cabrera,
Dirección de Investigación para la Salud

Opción 1: 
Viernes 4 de Octubre, 2019 de 10.00hs  a 12.00 hs.
Número de reunión: 926 002 782
Contraseña de la reunión: 98000
Enlace de la reunión: Click aquí

Opción 2:
Viernes 4 de Octubre, 2019, de 15.00hs a 17.00 hs.
Número de reunión (código de acceso): 922 917 930
Contraseña de la reunión: 87000
Enlace de la reunión: Click aquí

Descargue aquí el Instructivo para la videoconferencia

Leer Más


Salud: Ciclo de Talleres sobre Evaluación por competencias.

«En el entorno universitario actual, caracterizado por la implantación de un sistema educativo basado en los principios de Bolonia y centrado en el aprendizaje por competencias, el presente trabajo aborda uno de los aspectos más complejos del proceso formativo: el de la evaluación.» (1)

Con Docentes de la Licenciatura en Fonoaudilogia y Nutrición, culminó el Ciclo de Talleres sobre Evaluación por competencias.

Coordino nuestra tutora Psp. Adriana Autelli.

Felicitaciones!!!

(más…)

Leer Más