Croquis, una herramienta para potenciar la imaginación

El 6, 7 y 8 de octubre se vivieron en Posadas tres jornadas intensivas de “Croquis en el proceso del diseño arquitectónico” coordinadas por el Colegio de Arquitectura de Misiones y la Universidad Católica de Santa Fe –sede Santos MáDSCN1828rtires-. El arq. Gustavo Navone, reconocido como el “pintor de la Bombonera”, llegó desde Buenos Aires para compartir en la tierra colorada su pasión por este arte.
El primer día se realizó una charla en las instalaciones del Colegio de Arquitectura de la Provincia, a la que concurrieron estudiantes y profesionales interesados en la temática. La segunda jornada, concretada en la Universidad, consistió en la interpretación de una imagen a través de la técnica del croquis. Al mismo tiempo que los participantes dibujaban, el disertante explicaba técnicas, conceptos y elaboraba un cuadro que lo finalizó junto al cierre de la actividad.
En la ocasión, habló sobre “Viaje del papel al muro” y, el arq. Carlos Marcial, hizo lo propio disertando sobre “Pensar a mano alzada”.
La experiencia más significativa se vivió el último día, cuando se desarrolló un taller usando como escenario la Plaza 9 de Julio de Posadas. Aprovechando el sol de la mañana, los chicos y docentes se animaron a desafiar sus habilidades con el lápiz.a
“En este espacio, Navone también ejecutó una obra en vivo, pintando a la Iglesia Catedral mientras que los alumnos fueron acompañando el proceso que incentivó la participación de todos”, explicó el docente arq. Darío Ávila, director del Instituto de Morfología y Comunicación de la Forma, a través del cual la UCSF canalizó la propuesta.
En este sentido, expresó que “teníamos expectativas que fueron superadas porque fue muy interesante la iniciativa. Alrededor de 40 personas formaron parte de esto y supongo que el tema y la personalidad del disertante tuvo que mucho que ver”.
En estos encuentros se buscó que las luces, las sombras, los contornos y las perspectivas sean abordados desde lo intuitivo, dejando de lado lo convencional de las técnicas aprendidas hasta el momento. Esta premisa permitió valorar el croquis como una herramienta de expresión de las ideas y de estimulación de la imaginación.
Navone se manifestó agradecido por la invitación y gratamente sorprendido por el entusiasmo y capacidad de los estudiantes locales.
Desde la Casa de Estudios se espera continuar desarrollando propuestas de estas características que logren motivar y formar a los futuros profesionales.