Nicolás Maduro es reelecto como presidente de Venezuela.

Con el 90% de los votos escrutados, la Comisión Nacional Electoral (CNE), dio por triunfador al oficialismo con el 67% de los sufragios, en una jornada que se desarrolló sin conflictos, pero con un alto porcentaje de abstención, solo el 46% del padrón concurrió a las urnas.

Henri Falcón, candidato opositor, cuestionó el resultado de las elecciones y declaró desconocer el proceso, alegando que «hay que hacer nuevas elecciones en Venezuela». Falcón obtuvo el 21% de los votos.

Tras el anuncio de los resultados Maduro declaró: «Volvimos a ganar, volvimos a triunfar (…) Somos la fuerza de la historia convertida en victoria popular, victoria popular permanente».

Los resultados trajeron repercusiones en la comunidad internacional. Más de una decena de países amenazó con no reconocer los resultados electorales del domingo y con aplicar más sanciones contra Caracas. Chile y Panamá y estuvieron entre los primeros en pronunciarse para desconocer la validez de los comicios.