Nuevos escenarios para la internacionalización de la educación superior

La Universidad Católica de Santa Fe, junto a la Universidad Católica de Lille (Francia), la Universidad Concordia de Chicago (EEUU); y 14 empresas de los tres países participaron de la Cuarta “Semana Internacional”. Alumnos, docentes y empresarios abordaron problemáticas identificadas por las organizaciones durante la pandemia.   

Luego de un año atípico en materia de Internacionalización de la Educación Superior, donde la movilidad estudiantil se vio disminuida por la imposibilidad de viajar, la Universidad Católica de Santa Fe aprovechó las ventajas de la virtualidad para llevar adelante la Semana Internacional bajo una nueva modalidad.

Así, gracias al incansable trabajo del Área de Cooperación Internacional, la UCSF participó de la 4ta. Semana Internacional “Business vs Global Pandemic”, que por primera vez se realizó de manera virtual. Lo hizo junto a la Universidad Católica de Lille (Francia), a través de sus escuelas ESTICE y ESPAS, y la Universidad Concordia de Chicago (EEUU).

La actividad vinculó estudiantes, docentes y empresarios de Argentina, Francia y Estados Unidos para trabajar juntos sobre posibles soluciones a las problemáticas identificadas por las empresas durante la pandemia. Así, 205 estudiantes de las tres universidades trabajaron con integrantes de 14 compañías internacionales, las que presentaron 15 desafíos bajo los temas: Management & Communication, Marketing & Business Development y Entrepreneurship.

Maria Luisa Gutiérrez Peart, responsable del Área de Cooperación Internacional de la UCSF, explica que la pandemia puso de relieve cómo las tecnologías pueden ser un excelente aliado para la internacionalización y en ese sentido, este evento es un claro ejemplo.

“A través de una actividad virtual se generó un diálogo entre académicos, es decir, estudiantes, profesores de distintas universidades del mundo, pero además, se incorpora la participación de empresas de los tres países, lo que significa una experiencia internacional, intercultural y profesional, principalmente para los estudiantes, que de otra manera, no sería posible”.

En este sentido, rescató la experiencia como una opción ante la movilidad tradicional (física), que además de verse interrumpida por la pandemia, es una oportunidad para muy pocos. “Entonces, es muy importante que las universidades, sobre todo a través de las oficinas de Internacionales, entendamos que es esencial generar actividades que promuevan la internacionalización en casa, es decir, que nuestros estudiantes y académicos puedan vivir experiencias internacionales, más allá de la posibilidad de viajar”, agregó la Dra. Gutiérrez Peart.

 

Nuevas experiencias

En orden a facilitar la comunicación y la coordinación de los 250 participantes, incluyendo estudiantes, empresas, partners, docentes y organizadores, se decidió trabajar junto con profesionales especializados en encuentros virtuales. Así, cada una de estas instituciones, a través de los profesores-mentores designados, fue brindando capacitaciones, workshops y presentaciones para apuntalar a los estudiantes sobre ciertas cuestiones puntuales.

Las empresas argentinas que se sumaron a esta propuesta fueron: Basso SA, Fundación Grupo Sancor Seguros, Megatone, Zoovet, Tonka, Desarrollo de Equipos Industriales S.A. (DEISA), Cooperativa Guillermo Lehmann, Diagramma SA. De Francia, participaron: Access Ability, Shareview y GMKL, Kel heure y lé ?*; y de Estados Unidos: Fuzzy – Logic Escape Game, F45 y Coffee Sandhill.

Gutiérrez Peart cuenta, además, que esta Semana Internacional tuvo un plus, “porque en busca del éxito de la experiencia era necesario capacitar o entrenar a los estudiantes en lo que llamamos ‘trabajo en equipos interculturales’. Estamos hablando de diferencias horarias, diferencias culturales, de idiomas. Todo eso, lleva a la necesidad de superar o contrarrestar ciertos obstáculos. Así, a través de las actividades que desarrollaron las facilitadoras, los estudiantes pudieron encontrar herramientas que les permitieron desarrollar perfiles de liderazgo y principalmente, trabajar en equipos interculturales, que, muchas veces, son aprendizajes que van más allá de los contenidos curriculares de sus respectivas carreras”.

“Estas herramientas son las que los ayudan a desarrollar un perfil profesional más competitivo, porque si entendemos que las tecnologías nos han acercado, especialmente en la pandemia, podemos entender que nuestros estudiantes, el día de mañana, ya como graduados y profesionales, tiene que estar capacitados para trabajar en cualquier contexto, social y cultural. Y este tipo de actividades son las que los preparan para ser jóvenes del mundo y en condiciones para desempeñarse en cualquier ámbito y en cualquier espacio”, concluyó la responsable de Cooperación Internacional de la UCSF.

Académicos involucrados

Lucía, es estudiante de Abogacía y fue parte del equipo que debió buscar una solución a la problemática planteada por la Cooperativa Guillermo Lehmann: “Lo que más me gustó de la experiencia fue la posibilidad de conocer y compartir con personas de otros países, distintas culturas e idiomas y tener la posibilidad de poner en práctica mi inglés. Además, creo que, para mi futuro profesional, de esta experiencia puede servirme la dinámica del trabajo en grupo: planificar, organizar, detectar las fortalezas de cada uno de los que integraban el equipo, para así poder asignar tareas específicas”.

Por su parte, Rocío, estudiante de Relaciones Internacionales, contó que “en una semana tuvimos que cumplir con plazos o fechas límites, desarrollar diversas estrategias para solucionar las problemáticas planteadas. Al mismo tiempo, tuvimos la posibilidad de acceder a diversas herramientas y conocimientos útiles para poder desarrollar un plan de acción”.

Para ella, el principal desafío fue la diferencia horaria; “pero lo pudimos afrontar gracias a la organización y coordinación previa y de esa manera, encontramos el mejor horario para poder trabajar en equipo. Lo que me deja esta experiencia es la valorización de mis competencias y los conocimientos que ya tengo. Además, esta instancia me permitió darme cuenta de que, no porque vaya a exponerme frente a estudiantes de otras carreras y otros países, significa que yo deba creer que sé o conozco menos. Las cosas que aporté fueron desde mi disciplina y mi conocimiento y fueron útiles para el trabajo, como también lo fueron las demás posturas y miradas desde otras carreras”.

“Siento orgullo y veo de una manera muy positiva el trabajo que realizamos y el resultado final. Además, fue una oportunidad de poner en práctica el inglés y la capacidad de socializar y animarme. Es una experiencia que la recomiendo muchísimo y estoy muy agradecida a la Universidad por habernos dado esta oportunidad”, expresó Rocío.

Otro gran trabajo fue el que debieron realizar los profesores-mentores de las diferentes universidades. Más allá del desafío de que la actividad toda debiera desarrollarse en inglés, cada profesional experto debió ayudar y guiar a los equipos en ciertos aspectos puntuales.

Alvaro, es docente de la Facultad de Ciencias Económicas y eligió destacar cómo esta actividad fue poniendo en práctica herramientas y conocimientos para el trabajo colaborativo a distancia.

“Creo que la experiencia fue particularmente enriquecedora para los estudiantes, porque pudieron conectar con pares, profesores y empresarios de distintas partes del mundo, trabajar con ellos en un entorno virtual, analizar las problemáticas que planteaban las empresas y proponer soluciones trabajando en equipo con estudiantes de distintas universidades del mundo”.

“Este camino, de las experiencias internacionales, es muy importante para los futuros profesionales de la Universidad porque les permite desarrollar herramientas y conocimientos que agregan valor a su futuro profesional”, agregó el Licenciado.

Sergio Simonetta es docente de la carrera de Veterinaria en la Sede Reconquista y mencionó que “como profesor, esta actividad requirió poner en práctica diferentes conocimientos, ya que nos desafió a todos a, en pocos días, comprender las situaciones problemáticas planteadas, realizar un análisis macro de la empresa, mediante análisis FODA, abarcar la problemática y resolverla”.

Ante esto, el docente destacó la performance de los alumnos. “Creo que, para ellos, esta actividad suma mucho para su desarrollo profesional desde dos aspectos: la formación profesional directa, trabajando con una empresa y, además, desde el trabajo con colegas internacionales. Desde ese punto de vista, colaborar con otros estudiantes sirvió para darse cuenta que la formación que tenemos en Argentina es buena y está a la altura de la situación”.

 

Empresas comprometidas

Un punto a destacar fue, también, el involucramiento del sector empresarial. Firmas de trayectoria y renombre en la región se sumaron a esta iniciativa, a través de personal ejecutivo y de gestión.

De las 14 empresas que se sumaron a la “Semana Internacional”, 8 fueron de Argentina, lo que refleja el fuerte compromiso de la UCSF en el desarrollo de la vinculación e intercambio entre universidades e industria.

Mariana es Responsable del Sistema de Gestión Ambiental -SGA- de BASSO S.A y luego de su participación en esta actividad, señaló que “para nosotros fue una experiencia enriquecedora, en el sentido de

obtener distintos puntos de vista y llegar a rincones del planeta que, de otra manera, no hubiera sido posible. Todo esto, gracias a la nueva normalidad y a las mecánicas que se establecieron para poder realizar estos workshops de intercambio”.

Además, contó que BASSO S.A presentó “la problemática del mantenimiento de los sistemas de gestión en época de pandemia, donde nuestros recursos humanos son limitados, debido a los grandes grupos de riesgo que tenemos dentro de la empresa. Las soluciones que nos aportaron fueron novedosas, innovadoras y muy diferentes a las que nosotros podríamos haber tenido, ya que nos encontramos inmersos en nuestro contexto de trabajo diario”.

Por su parte, José Fregona, Director de Megatone, indicó que la “Semana Internacional” fue muy interesante desde varios aspectos: “Primero, para los alumnos, por la posibilidad de interactuar con estudiantes de otras universidades, de distintos países, con formaciones, conocimientos y culturas diversas. Me pareció sumamente enriquecedor”.

“Fue muy interesante el desafío de tener que resolver un caso particular, en poco tiempo, tener que coordinar y distribuir tareas. Realmente, realizaron trabajos de alta calidad, con profundidad de análisis, presentaciones cuidadas que reflejaban el esmero y el profesionalismo aplicado a la tarea que les había encomendado”.

“Por otro lado, desde el punto de vista de las empresas, y en particular, desde la que me toca representar, siento que la vinculación entre universidad e industria es sumamente necesaria. Las universidades son la cuna de los futuros profesionales e incubadoras de conocimiento; por eso debemos complementarnos para resolver situaciones reales.” En este sentido, valoró la posibilidad de presentar cuáles son las complicaciones identificadas por las propias organizaciones, como un modo para que los estudiantes puedan ir conociendo “cómo es salir al mundo laboral con alguna cercanía ya generada”.

 



Alumnos, Becas, Ciencias Económicas, Cooperación Internacional, Derecho y Ciencia Política, Destacadas, Facultades, Graduados, Gualeguaychú, Home principal, Posadas, Rafaela, Reconquista, Rosario, Santa Fe, Sedes