Refrendar la independencia: Cataluña y los separatismos en el mundo

Repasamos los movimientos independentistas en el mundo mientras el gobierno catalán celebra un referéndum declarado “ilegal” por España.

catalá

El gobierno autonómico de Cataluña ha convocado a un referéndum contrariando resoluciones y decisiones de los tribunales y del gobierno español.

Este domingo 1 de Octubre los catalanes podrían votar por la independencia de su comunidad en medio de una crisis política institucional desatada en el país y, por esto, el concepto separatismo se encuentra actualmente en las primeras planas de los medios mundiales.

Pero más allá de la coyuntura española, muchas de las características y situaciones vinculadas a este fenómeno se replican en todos los continentes en movimientos que reclaman, a un ente gubernativo superior, la secesión de un territorio reconocido como suyo. Tras algunas consideraciones, presentaremos una selección de casos de relevancia mundial.

Así, con mayor o menor intensidad según el caso que se trate, los movimientos separatistas ponen en el centro del debate la idea misma de Estado, al proponer e impulsar la desintegración territorial y administrativa, el reconocimiento de una nación particular, lo que necesariamente redefine la/s soberanía/s.

El cuestionamiento de las fronteras y de los poderes de un Estado dentro del sistema internacional actual genera, en cualquier región del planeta, inestabilidad interna y externa. Sin embargo, los separatismos gozan en cierta medida de una legitimidad otorgada por los apoyos populares, además de los vínculos socioculturales que motivan cada reclamo, lo que cobra una impronta mayor cuando la causa se presenta como una lucha por la democracia, los derechos humanos y la autodeterminación de los pueblos.movimientos independentistas MUNDO

Fuente: Reuters.

Separatismos en el mundo:

Casi en paralelo al contexto español-catalán, al comienzo de la semana el Gobierno Regional del Kurdistán en Irak celebró un referéndum por la independencia y, al igual que en Madrid, el Tribunal Supremo de iraquí había ordenado la suspensión del proceso después de que el parlamento lo declarara inconstitucional. Estimados entre 40 y 50 millones, los kurdos forman la nación sin estado más populosa del planeta, asentada en territorios contiguos pertenecientes a Turquía, Irak, Irán y Siria. Tras una larga historia de reclamos autonomistas, la guerra contra el Estado Islámico en el último tiempo puso de relieve la situación en el sistema internacional.

En el Reino Unido, en septiembre de 2014 Escocia celebró un referéndum sobre la independencia. Pese al triunfo de la oposición, uno de los argumentos centrales resaltaba la pertenencia a la Unión Europea (UE) lo que, en un contexto post Brexit, ha reabierto el debate, y el líder del Partido Nacional Escocés ya ha anunciado un futuro referéndum. Dentro del mismo contexto estatal, mientras Irlanda del Norte reclama también un tratamiento especial, el movimiento independentista de Gales tiene una larga historia y, aunque la región goza de autonomía, el partido nacionalista ha aumentado su representación en los últimos años.

En Bélgica, movimientos crecientes de ciudadanos flamencos reclaman desde una mayor autonomía del actual gobierno belga hasta una independencia absoluta de la región de Flandes, con el fin de proteger la cultura y la lengua (neerlandés). Tras una serie de triunfos electorales, la Nueva Alianza Flamenca ha accedido al gobierno del parlamento regional, promoviendo un secesionismo pacífico y gradual.

Conformada por un conjunto de regiones con rasgos identitarios profundos, en España se destacan dos movimientos de relevancia. El presente reclamo de Cataluña, de trayectoria histórica e impulsado no sólo por el vínculo sociocultural (idioma, tradiciones, gastronomía) sino también por el peso relativo de la región en el sistema económico-fiscal español, lo que ha avivado la disputa por un reparto que desfavorecería a los catalanes. Y por otro lado, el País Vasco, que disputa la independencia basando el movimiento en su identidad cultural y lenguaje, pero cuyo separatismo ha estado marcado por la violencia de la principal organización independentista vasca, ETA, que aunque reconocida por su beligerancia y por el terrorismo, en 2011 ha declarado el alto el fuego.

En la península balcánica, en territorio de lo que fuera Yugoslavia, Kosovo alberga una población de un millón y medio de habitantes de origen albanés, en una región que vivió uno de los conflictos separatistas más violentos de Europa. En una situación geopolítica especial tras la guerra de 1999 (con intervención de la OTAN y la ONU), la República de Kosovo declaró unilateralmente su independencia deSerbia en 2008 y actualmente goza de reconocimiento limitado.

Dentro de la Federación Rusa, Chechenia ha sido centro de reclamos y conflictos separatistas tras la disolución de la URSS. Con una población de mayoría musulmana, en 1999 el Ejército ruso realizó una intervención militar y guerra en la región, tras una serie de atentados terroristas. En 2009 culminó la ocupación, dejando un saldo alto de víctimas.

En América del Norte, la provincia canadiense de Quebec se erige con fuertes lazos identitarios como la única en la que solamente el francés es reconocido como idioma oficial. Con un reclamo independentista de larga data, en la región ya se han realizado dos referéndums de secesión en los que ganó el No, por ajustada diferencia. El Parlamento canadiense ha respondido a parte de los reclamos otorgando a Quebec el estatuto particular de “nación dentro de Canadá”.

Entre las regiones autónomas de China, el Tíbet se caracteriza por una población que mayoritariamente profesa el budismo tibetano y que, si bien proclamó su independencia en 1913, con la conformación de la República Popular tras la Revolución China fue reincorporada por medio de la fuerza militar en 1951. En una disputa aún vigente, la autoridad político religiosa suprema del Tíbet, el Dalai Lama, vive en el exilio forzado continuando su reclamo por la autonomía del Tíbet, aunque también existen movimientos más radicalizados que exigen la independencia.

Entre los 17 territorios no autónomos bajo supervisión del Comité Especial de Descolonización de la ONU se encuentra Sahara Occidental, territorio que fuera colonia española en África hasta 1976 y que hoy se encuentra mayoritariamente ocupado por Marruecos. Pese a las disputas y a la presencia marroquí, la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática reclama la soberanía de toda la región.

Mientras en Cataluña el gobierno español intenta frenar el referéndum y crece la movilización social a favor y en contra del proceso, a nivel global se han reabierto los debates sobre el rol y el poder de los estados, la representatividad, los localismos, las instituciones políticas y democráticas, las fronteras y las nacionalidades.

 

Fuentes:

EuropaPress.

Naij.

The New York Times.

TD Architects.

Infobae.

La Información.

Mapa: Reuters.

 

Autores:

Dr. Darío E. Miguel – Director del Observatorio de Política Internacional -UCSF-

Lic. Bruno Farabollini – Coordinador del Observatorio de Política Internacional -UCSF-