La Argentina y la Agenda 2030

La República Argentina estuvo entre los 193 países que aprobaron la Resolución 70/1 de la Asamblea General de Naciones Unidas “Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible” en septiembre de 2015.

Al suscribirla, nuestro país asumió este compromiso común y universal que a su vez contempla que cada país adecue sus metas nacionales conforme a su situación social, económica y política.

El documento de la Agenda 2030, en su punto Nro. 63, recomendó a los gobiernos nacionales la instauración de un marco de articulación y coordinación de estrategias internas para planificar, ejecutar y supervisar programas e iniciativas relacionadas con los objetivos del gobierno, así como dialogar y concertar con los niveles subnacionales y otros actores de la sociedad en un marco de respeto a sus normativas y compromisos adquiridos.

¿Qué sucedió desde esa fecha la actualidad en la Argentina?

En enero de 2016 nuestro país firmó un acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para la puesta en marcha del “Plan estratégico para la instalación y seguimiento de los ODS en la Argentina” durante el periodo comprendido entre el 1/8/2016 y el 31/3/2020, cuyos principales objetivos eran:

  • Sensibilizar y difundir en el ámbito gubernamental y en la sociedad en general (ONG, sector privado y universidades) la iniciativa global de los ODS adoptada por las Naciones Unidas;
  • Impulsar el proceso de adaptación de la Nueva Agenda 2030 a las prioridades establecidas por el gobierno nacional y coordinar el seguimiento de las metas establecidas;
  • Incorporar a las jurisdicciones subnacionales mediante una participación activa en la Agenda 20305.

El Decreto del Poder Ejecutivo Nacional 499/17 (Anexo II), estableció que el  Concejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales (CNCPS) era el organismo responsable de coordinar las acciones necesarias para la efectiva implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, con intervención de las áreas competentes de la Administración Pública Nacional.

De esa forma se inició el proceso de adaptación a la realidad nacional de los objetivos que establecía la Agenda, concertando las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con las prioridades de Gobierno, especialmente la referida a la eliminación de la pobreza.

Diversas acciones se llevaron a cabo en lo referente a difusión y firma de convenios con los gobiernos provinciales pero, transcurridos prácticamente 4 años de la firma de ese acuerdo y en coincidencia con el fin de mandato de Mauricio Macri,  los resultados de la implementación de los grandes lineamientos de políticas públicas, en pos de la consecución de los ODS, distan de ser positivos.

Realizando un balance hasta fines de 2019 respecto a los tres primeros ODS (Pobreza, Hambre y Salud) se observa que en la Argentina aumentó la pobreza y la indigencia. Respecto al hambre el gobierno entrante tuvo que poner en marcha nuevos operativos a gran escala para combatirla y en el ámbito de la salud, entre otras medidas, se había degradado el Ministerio de Salud de la Nación al rango de Secretaría.

Respecto a este ODS 3 (Salud y Bienestar) no se puede dejar de mencionar que organismos públicos – que se visualizan como imprescindibles para los  momentos de pandemia que se están viviendo – como el Instituto Nacional de Epidemiología Dr. Malbrán, sufrieron entre 2015 y 2019  una disminución de un 10% en su personal, un 65 % de recorte salarial y una poda presupuestaria del 50%, sumado a que en los últimos dos años se eliminó el presupuesto para equipos, infraestructura y mantenimiento.

Para cerrar este negativo estado de situación de la Argentina tenemos que referirnos al ODS 8 para resaltar que los datos económicos reflejan una continuidad del estancamiento económico con endeudamiento récord y respecto al ODS 10 un significativo aumento de la desigualdad.

Por Mgter. Lic. Eduardo N. Kinen, director del Instituto de Gobierno y Ciudadanía

 

Publicado en El Litoral https://www.ellitoral.com/index.php/id_um/255576-objetivos-de-desarrollo-sostenible-la-argentina-y-la-agenda-2030-por-mgter-eduardo-n-kinen-opinion.html

 

Leer Más


Pensando el mundo post- Covid-19: Propuestas -2da. Parte-

Mg. Horacio R. Alesandria (*)
Equipo Hoy Para el Futuro – UCSF (**)

La grave situación de DESIGUALDAD en que se encuentra el mundo y que la pandemia ayudó a visibilizar y a profundizar -tal como se analizó en el artículo anterior-, obliga a encontrar rápidas soluciones.

Es posible ver un lado positivo entre las consecuencias que la pandemia estaría provocando, y es la mayor toma de conciencia que empieza a observarse en distintos actores. Si la sociedad empieza a adoptar comportamientos socialmente responsables y, además, a exigir soluciones de dos actores centrales -como son el Estado y las empresas-; se estará contribuyendo a acelerar cambios que ya estaban en marcha -de manera incipiente- vinculados a más “Sustentabilidad” en general.

Conceptos marco

Cuando se habla de “Sustentabilidad” se hace referencia a “la habilidad de lograr una prosperidad económica sostenida en el tiempo protegiendo al mismo tiempo los sistemas naturales del planeta y proveyendo una alta calidad de vida para las personas” (Calvente, 2007).

Esta idea debería considerarse en cualquier actividad que se lleve a cabo, pero “especialmente” en el mundo de los negocios. Puede vincularse a un concepto que, si bien tiene varios años, recién en los últimos tiempos empieza a cobrar mayor vigencia y es lo que debe entenderse por “Desarrollo Sostenible”. La Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo, en 1987, lo definió como “el desarrollo que satisface las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”.

Y finalmente es necesario asociar estos conceptos a otro que refiere al modo en que deben gestionarse las organizaciones y es el de “Responsabilidad Social”. Sobre éste existen muchas definiciones, pero me parece más abarcativa la generada por la Norma ISO 26000, a fines de 2010: “Responsabilidad de una organización por los impactos de sus decisiones y actividades en la sociedad y el medio ambiente, a través de una conducta ética y transparente que sea consistente con el desarrollo sostenible y el bienestar de la sociedad, que tome en cuenta las expectativas de las partes interesadas (stakeholders), que cumpla con la legislación vigente y sea compatible con las normas de conducta internacionales, y que sea integrada en toda la organización y practicada con todas sus relaciones”.

Necesidad de un nuevo Modelo Económico

Estas ideas empiezan a cuestionar las características del modelo económico imperante y a exigir cambios con cierta urgencia. Así se empieza a hablar de la necesidad de una “Economía circular” que desplace a la Economía lineal y de una “Economía de flujo” que haga lo propio con la Economía de stock; lo cual implica producir reutilizando, reciclando y reduciendo el uso de recursos, así como utilizar aquellos que son renovables y más amigables con el medio ambiente, en lugar de los que no lo son. Un ejemplo para graficar de manera contundente lo señalado: producir energía a partir de recursos tales como el agua, el viento o el sol, en lugar de hacerlo utilizando petróleo.

A éstas dos tendencias, aún incipientes, debe agregarse una tercera -no menos importante- que también empieza a cobrar vigencia y es pensar en actuar de manera articulada con los distintos actores con los que se comparte el ámbito geográfico. Se debe pasar de una Responsabilidad Social individual a otra territorial. La consigna del grupo 1 de trabajo de la Comisión COVID-19 creada por Francisco: “Nadie se salva solo” es demostrativa de la importancia de este modo de actuar.

 

Actores

Además de las ideas que debieran constituir una guía, es necesario identificar los tres actores centrales que deben plasmarlas: el Estado -en sus tres niveles-, las empresas y las organizaciones de la sociedad civil.

Hoy está transcurriendo el tiempo para alcanzar los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible, iniciativa de ONU, con vigencia hasta 2030), con los que debieran estar todos comprometidos. En consecuencia, cada actor: sector público (gobierno nacional, provincial y municipal/local), sector empresario, universidades, organizaciones de la sociedad civil; deben, a partir de hacer un diagnóstico particular, definir acciones que apunten a colaborar en la consecución de los mismos.

El primer paso debe darlo el Estado. El gobierno nacional debe elaborar un “PLAN NACIONAL DE DESARROLLO SUSTENTABLE” y darle rango de ley. Los gobiernos subnacionales deben hacer lo mismo ajustado a su realidad y competencia. Su construcción es una tarea de todos, convocados por el Estado a una mesa de diálogo. Un buen punto de partida es considerar las iniciativas ya existentes.

Los restantes actores (empresas, universidades, organizaciones, etc.) deben elaborar/formular acciones en línea con el Proyecto Estratégico del país. Esta propuesta no es ni más ni menos que imitar a países que ya lo hicieron, tanto aquellos con mayor desarrollo –los de la Comunidad Europea-, como con menor -Chile, Costa Rica-, por citar algunos.

Este es el proceso ideal que debiera darse y constituye un aporte que se hace desde la Universidad para empezar a discutir las soluciones que permitan superar el cuadro de situación vigente. La gravedad del mismo obliga a todos, según su nivel de responsabilidad, a involucrarse en ser parte de la solución.

(*) Magister en Administración de Empresas, Contador Público, Docente e Investigador UCSF. Integrante del Equipo Universitario de Reflexión Interdisciplinar “Hoy Para el Futuro” de la Universidad Católica de Santa Fe – www.ucsf.edu.ar/hoy-para-el-futuro

(**) Hoy Para el Futuro es un equipo interdisciplinario de profesionales pertenecientes a la comunidad de la UCSF movilizados por las problemáticas que la pandemia ha puesto de manifiesto en algunos casos y profundizado en otros, que pretende constituir un espacio de reflexión que permita pensar los desafíos socio-económicos y espirituales de nuestra sociedad en el escenario de la post-pandemia, con una mirada integral y abarcativa en el marco de un nuevo paradigma de convivencia humana.

 

Contenido relacionado: https://www.ucsf.edu.ar/pensando-el-mundo-post-covit-19-diagnostico-1a-parte/

Publicado en:

https://www.ellitoral.com/index.php/id_um/258471-pensando-el-mundo-post-covid19-propuestas-ii-por-mg-horacio-r-alesandria-opinion.html#.X16IYtmKl7A.whatsapp

Leer Más



El OPI avanza en proyectos de cooperación internacional

Las autoridades del Observatorio de Política Internacional de la Facultad de Derecho y Ciencia Política de la Universidad Católica de Santa Fe, se reunieron con la Dra. María Luisa Gutiérrez Peart, responsable del área de Cooperación Internacional de la mencionada casa de estudios, para establecer una agenda de trabajo conjunto con el objetivo de desarrollar el ciclo de clases abiertas denominado “American Studies”, el cual será dictado por académicos de universidades de Estados Unidos, con las que la UCSF ha firmado convenios de cooperación.

(más…)

Leer Más


Se presenta el informe Agenda 2030 sobre Desarrollo Sostenible

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, encabeza la presentación del Segundo Informe Voluntario Nacional sobre la implementación y seguimiento de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, aprobada por la ONU, que prevé 17 objetivos para el crecimiento mundial y a la cual adhirió la Argentina en 2015.

Durante el encuentro, de forma virtual, expondrán además de Cafiero, el canciller Felipe Solá; Victoria Tolosa Paz, secretaria ejecutiva del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas, organismo responsable de coordinar la implementación de la Agenda 2030 en la Argentina; y Roberto Valent, coordinador residente del Sistema de Agencias de Naciones Unidas en el país.

Participarán también Gerardo Martínez, secretario de Relaciones Internacionales de la CGT; Mabel Bianco, coordinadora de la Alianza Argentina de Organizaciones de la Sociedad Civil en seguimiento de compromisos internacionales, y Flavio Fuertes, coordinador temático de Alianzas con Sector Privado, del programa de la ONU para el Desarrollo, y del Pacto Global Argentina.

Tolosa Paz señaló que en este segundo informe se presentaron “los progresos, estancamientos y retrocesos en la implementación de la Agenda 2030, así como también los desafíos en función del contexto de vulnerabilidad planteado y de las nuevas prioridades del gobierno nacional orientadas a alcanzar una sociedad más justa, inclusiva y equitativa, sin pobreza ni hambre y cuidando el planeta”.

La Argentina adoptó, en septiembre de 2015, la resolución 70/1 de la ONU denominada “Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”, un plan de acción mundial en favor de las personas, el planeta y la prosperidad, la paz universal y las alianzas para guiar las decisiones de los gobiernos a fin de alcanzar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que contiene la norma.

El compromiso incluye el seguimiento de los progresos y la rendición de cuentas, que se concreta cada dos años en los Informes Nacionales Voluntarios que entrelazan los distintos niveles de monitoreo nacional, regional y global, mediante las presentaciones en las naciones adheridas y en el Foro de los Países de América Latina y el Caribe.

 

Leer Más


Estudiantes de Arquitectura de la UCSF premiados en un concurso internacional

Dos estudiantes de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Católica de Santa Fe obtuvieron el 1° Premio en la categoría Cartel Anunciador del “Concurso Internacional de Ideas 110 Aniversario Félix Candela (1910-2020). El Arte de las Estructuras Laminares”. Hubo más de 200 participaciones de 10 países.

Clara Lostaló

Entre 208 participaciones de todo el mundo, Clara Lostaló y Maximiliano Acosta, estudiantes de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Católica de Santa Fe fueron galardonados con el 1° Puesto en la Categoría Cartel Anunciador del “Concurso Internacional de Ideas 110 Aniversario Félix Candela (1910-2020). El Arte de las Estructuras Laminares”.

Con el fin de conmemorar los 110 Años del nacimiento del famoso arquitecto español Féliz Candela, el concurso fue organizado por la Fundación Eduardo Torroja con la colaboración del Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España, la Dirección General de Arquitectura, Vivienda y Suelo del Ministerio de Fomento, y la Universidad Politécnica de Madrid, a través de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura y de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos.

Maximiliano Acosta

Participaron estudiantes de universidades de distintas parte del mundo, concretando 208 presentaciones de trabajos. La propuesta de las alumnas santafesinas fue una de las 15 de Argentina, que compitieron con 75 de España, 61 de Rusia, 24 de México, 19 de Puerto Rico, 15 de Argentina, 8 de Italia, 2 de Colombia, 2 de Venezuela, 1 de Perú y 1 de Bélgica.

 

Concurso de ideas

Los premios que se entregaron fueron seis, tres por categoría y, en base a la calidad de las propuestas presentadas, el jurado aprobó por unanimidad incrementar el número de menciones a veinte: diez en la categoría “Carteles” y diez en la categoría “Dibujos”.

En la categoría “Carteles”, donde los estudiantes de la FA obtuvieron el primer premio, también fueron galardonados: con el segundo premio, una estudiante de la Saint Petersburg State University of Architecture and Civil Engineering, de Rusia; y el tercero, fue para alumnos de la Sapienza Università di Roma, Italia.

La exposición final será a través de una edición en formato digital que se enviará a las instituciones participantes, en el que se recogerán todos los trabajos que se han presentado, así como los nombres de todos los profesores y universidades participantes. Está prevista para el próximo mes de junio.

Cabe señalar que para los ganadores, el concurso entregó también un reconocimiento económico, consistente en 2000 euros para los primerosen cada categoría, 1000 para los segundo y 750 para los terceros.

 

Un proceso que la pandemia no pudo interrumpir

Mgter. María Victoria Silvestre y la Esp. Carmela Filí Tujchneider.

La Mgter. María Victoria Silvestre y la Esp. Carmela Filí Tujchneider son las docentes de la Sede Santa Fe que guiaron a los estudiantes de la UCSF durante el desarrollo del concurso.

“El vínculo académico construido a raíz de nuestras investigaciones sobre la Tectónica y la Cultura Tectónica y la participación en congresos internacionales representando a nuestra Universidad, nos llevaron a entrar en contacto con colegas que, oportunamente solicitaron la participación de nuestros alumnos y la nuestra, como docentes facilitadoras por la Institución”, contaron.

“En ese rol y con ese compromiso, generamos un aula virtual para canalizar las interacciones con los estudiantes interesados de todas las sedes. Sin saber que nos sorprendería la pandemia por Covid-19, ese ámbito fue el foro en el que los estudiantes, que asumieron el desafío propuesto, compartieron con nosotras su proceso creativo”, resaltaron las arquitectas.

Carmela y María Victoria explicaron que, “entre las actividades mediadas por la virtualidad obligada por la pandemia, concretamos una videoconferencia de presentación del concurso y de la obra de Félix Candela. Respondimos inquietudes conceptuales y operativas, a la vez que instamos a los estudiantes a no desanimarse frente al incipiente surgimiento de las modalidades virtuales. En esos tempranos momentos de confinamiento social y desorientación académica, no escatimamos en el esfuerzo de incentivarlos para participar de esta experiencia académica compartida con estudiantes de universidades de todo el mundo. Logramos así trabajar mediante la interacción virtual y la elaboración de videos de análisis de sus avances creativos”.

Además de cumplir con las formalidades dispuestas por la organización, en cuanto a la recopilación de los envíos y la información de registro y resguardo del anonimato de las propuestas, las docentes realizaron, también, un gran trabajo de acompañamiento a los estudiantes desde lo creativo. Fundamentalmente, respetando sus propuestas y brindando observaciones objetivas para que ellos lograran expresar sin condicionamientos sus propias ideas.

 

Señales que alientan

Por su parte, el decano de la Facultad de Arquitectura, Mgter. Carlos Gustavo Giobando expresó la gran alegría que significó la noticia de este premio: “En este tiempo de pandemia que genera incertidumbre, aislamiento y sufrimiento para muchas personas, aparecen estas señales que nos ayudan a seguir trabajando. Quiero felicitar a todos los alumnos que participaron y especialmente a los premiados: Clara y Maximiliano, por el mérito y por la disposición para hacerse el tiempo extra necesario que exigen estos desafíos”.

En esa línea, Giobando también agradeció especialmente “a las docentes y egresadas de la Casa, María Victoria Silvestre y Carmela Filí Tuchneider, por su trabajo sustentado en un continuo perfeccionamiento docente y profesional, pero fundamentalmente, por su generosidad y disposición para ofrecer sus capacidades en favor de nuestros estudiantes y de la Facultad”.

Finalmente, ambas docentes agradecieron el apoyo institucional, tanto de la Facultad como de la Universidad, “que ha permitido brindar a nuestros estudiantes la oportunidad de esta excepcional experiencia y a nosotras, como la nueva generación de docentes de Taller de Arquitectura en la Sede Santa Fe, poner a prueba y en valor nuestra visión y praxis de la enseñanza-aprendizaje de las disciplinas proyectuales”.

“De alguna forma este premio es de todos y llega como un valioso reconocimiento del gran esfuerzo que la comunidad educativa de la UCSF está realizando en estas circunstancias adversas y como aliciente para seguir adelante”, concluyó el decano, Mgter. Carlos Gustavo Giobando.

 

Mgter. Carlos Gustavo Giobando, decano de la Facultad de Arquitectura

Este acontecimiento se suma a otros de los últimos años, como es el caso de la exitosa participación desde la Licenciatura en Diseño Industrial en los concursos Brunni Glass y los resultados destacados obtenidos individualmente por nuestros alumnos, docentes y egresados en distintos certámenes internacionales. “Estas instancias actúan como puntos de referencia que nos permiten evaluarnos a través del hacer concreto, de la producción, con otras instituciones educativas colegas”, dijo el decano.

 

Actualmente, la Facultad de Arquitectura desarrolla sus actividades en las sedes Santa Fe, Posadas, Rafaela y Rosario de la Universidad Católica de Santa Fe. Entre sus propuestas académicas ofrece las carrera de Arquitectura, Licenciatura en Diseño Industrial y Técnico Universitario en Diseño Industrial.

 


 

Leer Más


Un proyecto de prevención de las adicciones a través de la educación emocional

Julio César Firmani, es docente y su formación constante en el campo educativo lo llevó a ser parte de un proyecto europeo que se propone “institucionalizar” la educación emocional en el sistema escolar, fortaleciendo el autocontrol de las emociones, los sentimientos y los afectos.

En Córdoba, Julio trabaja en la Dirección General de Desarrollo Curricular, Capacitación y Acompañamiento Institucional del Ministerio de Educación de la provincia. Además, es Director del Instituto Superior del Profesorado Manuel Belgrano de Brinkmann, coordinador de la Consultora Fortis y actualmente está realizando el Doctorado en Educación de la Universidad Católica de Santa Fe.

“El contacto surge a partir de la estancia doctoral que hice en la Universidad Autónoma de Barcelona. Allí compartí proyectos de investigación y programas educativos del Equipo LIPA (Laboratorio de Investigación Prosocial Aplicada), dirigido por el Dr. Robert Roche, referente, director y fundador de LIPA. A mi regreso de Barcelona comenzamos a compartir reuniones virtuales con el equipo, realizamos artículos juntos y me invitaron a formar parte del proyecto PATH, integrando de esta manera el Equipo Barcelona como Asesor Pedagógico Internacional”, contó Julio Firmani.

Proyecto PATH busca contribuir a crear un nivel estándar de calidad en la formación de los profesores de infantil y primaria respecto a la Educación Emocional y Prosocial de los niños y niñas. El objetivo principal, es fortalecer el autocontrol de sus emociones, sentimientos y afectos y el uso estable de la reflexión y la autorregulación, a fin de contribuir a la prevención de posibles adicciones futuras.

PATH trabaja con docentes de educación infantil y primaria, y los beneficiarios indirectos son niños de entre 3 y 10 años. Actualmente, se aplica en escuelas de Cataluña, Ostrava (Chequia) y Caserta (Italia); y trabaja en  prevenir las adicciones desde edades tempranas.

Lo que se propone desde PATH, es una intervención basada en el uso de metodologías educativas para aumentar los factores protectores contra el riesgo de adicciones como:

  • El desarrollo de las habilidades para la vida como el autocontrol, la identificación de soluciones saludables y creativas a situaciones sociales difíciles.
  • La adquisición de la capacidad de regular las emociones y la impulsividad.

Para el desarrollo del proyecto, se van generando sinergias con organismos de salud pública y de investigación científica y, precisamente, LIPA es uno de los “partners” europeos de PATH.

Teniendo en cuenta que las adicciones no se limitan únicamente al consumo de sustancias químicas, sino que existen, también, ciertas conductas nocivas que se realizan de forma descontrolada,  Julio explicó cómo se trabaja en este sentido: “Cuando hablamos de adicciones, hablamos en general. Si bien se trabaja mucho con la adicción temprana a ciertas sustancias como el alcohol, el tabaquismo y las drogas, hay tres ejes que marcan el enfoque teórico-epistemológico del proyecto: las Neurociencias, la Educación Emocional y la Prosocialidad. Estos se analizan desde la parte teórica y luego práctica, mediante actividades”

“El primer eje está más relacionado con las adicciones en general; la Educación Emocional y la Prosocialidad tienen más que ver con esto de las ‘dependencias sociales’ de adolescentes y jóvenes, que puede estar relacionada con las tecnologías o la comunicación virtual, por ejemplo, que llevan a la pérdida de una comunicación horizontal, persona a persona. Esto se puede ver cuando, en una misma mesa están varios chicos y en lugar de dialogar entre ellos se están mandando mensajes por whatsapp. También podemos observar muchas conductas que manifiestan violencia física o verbal. A estos problemas los aborda mucho la Prosocialidad, que es el enfoque que buscar optimizar las habilidades sociales para mejorar lo que puede ser el aislamiento, el individualismo o la agresividad. De esta manera, la Prosocialidad se presenta como una vía segura y eficaz para mejorar las relaciones interpersonales y la convivencia”.

 

Julio Firmani junto al Dr. Rober Roche, Director de LIPA.

Precisamente la gestión escolar desde el concepto de la Prosocialidad, es el tema de la tesis doctoral de Julio, que en este momento está realizando.

Hablando sobre el importante papel que también cumplen las familias en este proceso de educación emocional, el doctorando puntualizó que, la formación, a través del proyecto, es para los docentes, “pero las familias, en este momento del confinamiento juegan un papel primordial. Existen ciertas instancias en las que se invita a las familias para que haya una retroalimentación, sobre cómo los chicos llevan a casa las cosas que aprenden. Hoy, el programa se ve interrumpido por la pandemia, por lo cual, el equipo coordinador estableció que en lugar de ser solo los docentes quienes enseñan la parte práctica, también lo sean las familias. Así, se realizan actividades a través de videos con el objetivo de que en este contexto de confinamiento las familias puedan practicar junto con los chicos; algo similar a lo que se hace en las escuelas”.

Desde el inicio de la pandemia, los profesionales del proyecto debieron poner en práctica nuevas estrategias para poder continuar con las actividades, diagramándolas para que los padres puedan aplicarlas en sus propias casas. En este sentido, Julio explicó que el programa establece un feedback, buscando que todo lo que se trabaja en la escuela también se trabaje en los hogares.

PATH trabaja con socios que cumplen el papel de coordinadores del proyecto a nivel europeo, donde uno de ellos es LIPA. Además, hay docentes de otros países que forman parte del proyecto y lo aplican en sus propios territorios.

“En Latinoamérica en el contexto de las actividades de difusión internacional de PATH, el proyecto colabora con partners asociados que implementarán pilotos del proyecto en sus territorios. Empezamos a trabajar a través de dos consultoras: ZM de Montería, Colombia y Fortis de Córdoba, Argentina. A través de ambas organizaciones, trabajaremos en red con LIPA para una posible implementación del proyecto PATH. La primera experiencia piloto será en la ciudad de Montería (Colombia) para fines de este año, y en 2021 será en Argentina, siempre dependiendo de cómo siga la cuestión de la pandemia”, indicó Firmani.


Equipo Barcelona

Además de Julio Firmani, la Coordinación PATH Barcelona está integrada por: María Soler, coordinadora PATH BARCELONA. Psicopedagoga y maestra de educación primaria, especialista en necesidades educativas específicas (UAB y UB); Robert Roche, Profesor de la UAB, estudioso de los comportamientos prosociales, Asesor de los Ministerios de Argentina y Eslovaquia en los currículums de Ética para la escuela primaria y secundaria. Autor de libros y artículos. Inspirador, director, asesor o promotor en decenas de Programas de Intervención Prosocial en España, Italia, Eslovaquia, República Checa, Croacia, Macedonia, Ucrania, Cuba, Argentina, México, Colombia, Chile, Perú, Venezuela, Brasil, Bolivia; Mar Badia, Doctora en Psicología del Aprendizaje humano por la Universidad Autónoma de Barcelona; Mayka Cirera, Doctora y Máster en Psicología de la Comunicación; Selene Condor Novoa, Máster en Docencia Universitaria de la Universidad Privada Antenor Orrego, Perú; Pilar Escotorin, Doctora en Psicología de la Comunicación; Teresa Jové, Maestra de Educación Primaria (UB); Montserrat Pérez Márquez, Maestra de Educación Infantil (UAB).


CLIC AQUÍ para conocer más sobre Proyecto PATH

 

Leer Más


Argentina-Paraguay: compromiso con el cuidado de la casa común

Las Jornadas Internacionales de Educación Ambiental y Espiritualidad Ecológica entre Argentina y Paraguay fueron realizadas en Posadas, Argentina, y Encarnación, Paraguay, organizadas por la Universidad Católica de Santa Fe (Facultad de Derecho y Ciencia Política a través del instituto especializado de Derecho Ambiental, Forestal, Federal – IDAFFE -) y la Red de Educación Ambiental de Encarnación, los días del 8 al 11 de octubre, como respuesta concreta al “desafío urgente de proteger nuestra casa común”.

En ellas participaron más de 2500 jóvenes, docentes, autoridades eclesiales, políticas, de seguridad, universitarias, e instituciones del sector público y del sector privado, quienes reflexionaron sobre la problemática ambiental, en torno a la Encíclica “Laudato Si” y el Sínodo de la Amazonía.

Proteger la casa común

El Obispo de la Diócesis de Encarnación, Paraguay, Mons. Francisco Pistilli, dio apertura oficial con la celebración de la Santa Misa. Al final de la Eucaristía, se proyectó el videomensaje que el Papa Francisco envío, animando a los jóvenes y líderes a proteger la creación de Dios, su belleza, su salud y su sabiduría, dando el marco propicio para los trabajos de los encuentros. En Posadas, se celebró en la Parroquia Inmaculada Concepción, con la presencia del canciller y rector del seminario Santo Cura de Ars, participando jóvenes estudiantes, representantes de fuerzas de seguridad, funcionarios provinciales y municipales, y representantes de comisiones vecinales.

En la ocasión se contó con la participación especial de Monseñor Lucio Adrián Ruiz, Secretario del Dicasterio para la Comunicación de la Santa Sede, quien disertó en los “Encuentros de Jóvenes líderes ambientales”, los “Seminarios de Comunicación, Información y Justicia Ambiental” y en el “Encuentro de protección del patrimonio espiritual de la Eco región”, que convocó a empresarios y autoridades de la sociedad civil y educativa para forjar un trabajo en común. En los diversos encuentros el Prelado dio un mensaje, basado en la Laudato Si, enfocado en comprender el problema antropológico subyacente que llevó a las sociedades a la crisis ambiental que están padeciendo, todos los países, debido a la omisión, en pos de un desarrollo económico que no tiene como centro a todo el hombre y a todos los hombres.

Generando lideres ambientales

El objetivo de las Jornadas fue el generar líderes (jóvenes, adultos y mayores adultos) comprometidos con propiciar acciones de educación ambiental, dando respuestas concretas al desafío cultural, espiritual y educativo que plantea el Papa Francisco, y a su invitación urgente a un nuevo diálogo sobre el modo de cómo estamos construyendo el futuro del planeta (LS,14); por ello se buscó, con los diversos actores sociales, lograr un abordaje integral de las orientaciones de espiritualidad ecológica en la educación formal, informal y no formal, propiciando el enfoque eco-regional, como parte de una estrategia de hacer foco en la hermandad y en la necesidad de reconocer una eco región con problemas y oportunidades comunes, interdependientes, aprovechando el patrimonio cultural y espiritual común que comparten.

Cabe destacar que, en ambos países, existen reducciones jesuíticas, declaradas patrimonio de la humanidad, compartiendo la riqueza natural del Río Paraná y el bosque atlántico, el origen guaraní y la diversidad cultural de una inmigración común, que reflejan una historia compartida y una matriz cultural común.

Compromisos de Educación y Formación ambiental

En este marco, en el Encuentro con principales referentes de la Protección del Patrimonio Espiritual de la Eco región, se suscribieron los Compromisos de Educación y Formación ambiental entre la Universidad Católica de Santa Fe, la Red de Educación Ambiental de Encarnación Paraguay y la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia de la Provincia de Misiones; así mismo se visibilizaron compromisos suscriptos con instituciones municipales y el Ministerio de Trabajo y Empleo de la Provincia de Misiones para fortalecer la iniciativa de RSU Eco – Barrio Villa Urquiza.

Todos los encuentros tuvieron una intensa preparación por parte de las instituciones organizadoras en interacción con las diversas instituciones sociales y políticas, propiciando la articulación entre todos, con especial atención a los que se encuentran distantes con la utilización de las redes digitales. Cada una de las actividades de las Jornadas concluyeron con la “Ceremonia de la Oración por Nuestra Tierra”, donde se rezó la Oración por nuestra tierra de la Encíclica Laudado SI (LS 246) con diversas modalidades artísticas y culturales.

Los encuentros específicos, dentro del amplio programa de actividades de las Jornadas contaron con la co–organización de los Obispados de las Diócesis de Encarnación y Posadas, las Universidades Nacional de Itapúa y Nuestra Señora de la Asunción (ambas de Paraguay), el Observatorio del Agua y la ONG VIVAT Internacional.

Participaron también representantes de la Eparquía Sudamericana de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana (en Paraguay), y de la Iglesia Greco Católica del Instituto San Basilio Magno (en Posadas).

Los organizadores anunciaron que las jornadas se realizarán anualmente como eje vertebrador de acciones de educación ambiental y protección del extraordinario patrimonio natural, cultural y espiritual que caracteriza a la región.

Galería de FOTOS:

 

Fuente noticia: Vatican News

Leer Más



Donald Trump sostiene la intención de impulsar un TLC con Brasil

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que quiere negociar un acuerdo de libre comercio con Brasil.

Así mismo, el mandatario no mencionó en su comentario al Mercosur, el bloque económico del cual Brasil es uno de los fundadores y que incluye a Argentina, Uruguay y Paraguay.

“Tengo una gran relación con Brasil. Tengo una relación fantástica con su presidente. Es un gran caballero. Creo que está haciendo un gran trabajo”, dijo Trump a los periodistas en la Casa Blanca.

Leer Más