Estamos en curso de colisión frontal con los límites ecológicos del planeta

El Dr. Adrián Beling, becario del KAAD, Servicio de Intercambio Académico Católico, presentó el libro Desarrollo Non Sancto “la religión como actor emergente en el debate global sobre el futuro del planeta”, invitado por el Instituto de Ecología Humana y Desarrollo Sustentable de la Facultad de Ciencias de la Salud.

 

En la discusión sobre desarrollo desde la perspectiva de la Encíclica Laudato si’, la Universidad Católica de Santa Fe promueve espacios de reflexión y análisis, en el intento de dar respuestas a los desafíos que se plantean a nivel global.

En este contexto, Adrián Beling, Doctor en Sociología por la Universidad Humboldt de Berlín y por la Universidad Alberto Hurtado en Santiago de Chile, junto a Julien Vanhulst, coordinaron la publicación del libro Desarrollo Non Sancto. “Este es un libro que surgió de una inspiración común con (la Dra.) Ana Bonett y que después tomó un camino paralelo. Terminamos produciendo dos libros hermanos, pero ambos salen de la misma fuente, que es la reflexión que nos propone el Papa Francisco a partir la Encíclica Laudato si’ acerca de la trayectoria deletérea que está adoptando la sociedad posmoderna en todo el mundo y que está en curso de colisión frontal con los límites ecológicos del planeta y está desintegrando a las sociedades en el camino hacia ahí”, comenzó a explicar Beling.

 

Pensar la socioecología

La publicación es un libro colectivo. Todas las contribuciones tienen un denominador común, y es tomar a la ecología desde la complejidad socioecológica que plantea Francisco, “que rechaza de forma bastante explicita el discurso más individualista y más acomodaticio que no molesta a nadie, que es esto de apagar la luz o sacar la basura”.

“La problemática es más profunda y consiste en empezar a reconocer que hay un lado muy oscuro del proceso de industrialización y de modernización del mundo. Los beneficios son evidentes y eso es de lo que todo el mundo habla, no hace falta decirlo porque está dicho. Se ha reducido la tasa de mortalidad, que la gente tiene acceso a cosas que antes no tenía, todas esas cosas son evidentes, pero de lo que nadie habla es de que esto no fue gratis y que hoy hay un protoconsenso científico, pero también político, de que esta trayectoria es suicida”.

El Papa plantea que el comportamiento de la sociedad planetaria suicida, sin eufemismos.  “Lo que pasa es que con el discurso ambientalista hay también una apropiación muy particularista de ese discurso que tiene que ver con un cierto ambientalismo del norte, que se caracteriza por prácticas como reciclaje, eficiencia energética, apagar la luz al salir de la habitación, este tipo de cosas que están muy bien pero que no solucionan nada”, desafía Beling.

Por ejemplo, un país como Alemania que es pionero en debate y en prácticas ambientalistas, “no es modelo de nada: Alemania tiene una huella ecológica de cuatro planetas. Significa que para que todos podamos vivir como vive un alemán actual, necesitaríamos los recursos que producen cuatro planetas, y la capacidad de absorción y polución de cuatro planetas. Solo tenemos uno. Entonces, ese país no puede verse como un modelo en ese sentido tampoco, no más que Argentina. La gente allá vive mejor en términos sociológicos y materiales, pero eso no es sostenible en el tiempo. De hecho, gran parte de esa bonanza también proviene de la no bonanza de otros lugares”.

 

La religión como actor emergente

El libro plantea a la religión como un actor emergente en esta discusión. En este sentido, Beling considera la religión -desde su punto de vista-  como un microuniverso, una especie de espejo de las sociedades en las cuales esa religión existe. “Si es conservadora, es porque esa sociedad es también conservadora, o quizás cambia más lento de lo que cambia la sociedad. Pero en el fondo no es nada que esté completamente fuera, sino que reproduce un poco las mismas estructuras y las mismas matrices de pensamiento de las sociedades en las cuales se origina y en las cuales se desarrolla”.

Desde esta perspectiva, se pueden observar distintos movimientos en distintas direcciones. “En especial, hay un surgimiento muy fuerte desde lo que en la Iglesia Católica se denomina sectas pentecostalistas que lejos de plantear este debate, resisten este debate. Son las que han llevado, por ejemplo, a la elección de Bolsonaro en Brasil, que obviamente es el anti-esto”, argumenta Beling.

“Pero desde la Iglesia Católica, y desde las estructuras tradicionales, hay una especie de convergencia ecuménica en torno a esta idea de ecología integral que tiene todas estas dimensiones de críticas civilizatorias. Porque va más allá, se enfoca en lo que hay en común entre todos estos colores políticos y que es problemático, pero que por ser común a todos nadie problematiza”.

Wolfgang Sachs, prologuista de este libro, abrió su conferencia en Berlín diciendo estamos en la ciudad del muro, pero yo no voy a hablar del muro. Desde la perspectiva de la que yo quiero hablar, lo que había de un lado y del otro, era lo mismo. Beling explica que estamos acostumbrados a pensar en el antagonismo fundamental del Siglo XX Comunismo/Capitalismo, pero, desde un punto de vista socio ecológico, ambas eran exactamente lo mismo.

“Se puede pensar al comunismo como un capitalismo de Estado, que tiende exactamente a lo mismo que el Capitalismo, esto es expandirse consumiendo en el proceso los recursos del planeta vivo, para convertirlos en un recurso convencional como es la moneda y ese proceso es altamente problemático. Eso es lo que el Papa problematiza en esta Encíclica de forma más o menos explícita”.

 

Mesianismo tecnológico y economicismo

Hay un antagonismo muy claro que plantea Francisco en Laudato si’. “El mesianismo tecnológico, que plantea que la tecnología va a resolverlo todo, y el economicismo, por el cual el criterio económico es el que prima y el que rige las decisiones. Él dice que estas dos cosas están llevándonos a chocarnos contra una pared”.

Tanto el Papa, como los autores de este libro Desarrollo Non Sancto, plantean que nos hemos acostumbrado a pensar modernidad y expansión como sinónimos, y sostienen que esto no es necesariamente así. “De hecho, la promesa original de la modernidad en los pensadores ilustrados europeos, era una sociedad autónoma que maximizaba la posibilidad de cada individuo de decidir su propio destino. Eso es lo que caracterizó al proyecto moderno en sus orígenes, y hoy nos encontramos que es casi lo contrario de eso, la antítesis. Pensar que estamos metidos en un proceso inevitable, reduce la posibilidad de libertad. Hoy trabajamos más horas, cobramos menos sueldo y tenemos menos perspectivas claras de futuro que lo que teníamos en los años 70”.

“Esta idea expansiva ha llevado a reducir toda esa amplitud, toda esa complejidad maravillosa que es la vida y que es la maximización de la posibilidad de cada persona y de cada nación de decidir su destino; la hemos reducido a simplemente incrementar cada año una cifra que le llamamos PBI y a eso se subordina todo lo demás. Para poder volver al proyecto moderno debemos desacoplarlo de esta idea expansiva”, afirma Beling.

La traba no es política, es de imaginación sociológica

“El 80% de nuestro consumo es descartable, lo usamos una vez y lo tiramos, es packaging. ¿Te cambiaría mucho tu calidad de vida por reducir el Packaging?”. Beling explica que no se trata de retroceder, de “volver a la edad de las cavernas”.

“A medida que algunas cosas se van instalando, se crea una inercia y se crean intereses que protegen esa inercia e impiden revertirla. Cuando hablamos de transformaciones impulsadas desde la política yo me pregunto: Si queremos hacer un cambio ecológico… ¿Qué hay más fácil que prohibir las bolsas de nylon? ¿Es tan complicado?

Y en esta línea, Beling plantea que “con el plástico tenemos un problema enorme. No hay metro cuadrado en el vasto océano, y no hay ninguna porción de la que saquen muestras de agua que no contenga restos de plástico. Es fatal para la biodiversidad. Pero hay tantos grupos de interés creados, que para volver para atrás hay que barajar y dar de nuevo”.

“La primera traba no es política, es de imaginación sociológica: se trata de desacoplar ciertas cosas que en nuestra mente están acopladas como si fueran lo mismo, si no empezamos por ahí, no hay cuestionamiento y si no hay cuestionamiento no hay cambio”.

Y la edición de este libro es, justamente, una modesta contribución a intentar plantear ese cuestionamiento como un primer paso hacia un cambio.

 

 

Leer Más



La UCSF inauguró los Laboratorios para Ciencias de la Salud

Con la presencia de autoridades, docentes y alumnos, la Facultad de Ciencias de la Salud de la UCSF inauguró los Laboratorios, espacios renovados para el desarrollo de actividades académicas, prácticas y de investigación.

La Facultad de Ciencias de la Salud comenzó sus actividades en el año 2013 con las Licenciaturas en Nutrición y Fonoaudiología; Ciclos de complementación curricular como la Lic. en Bioimágenes, Enfermería, en Gerontología; la Licenciatura en Obstetricia, en Kinesiología, en Terapia Ocupacional, extendiendo sus propuestas a las sedes Rafaela, Reconquista, Rosario y Humboldt.

Teniendo en cuenta que en el año 2018 comenzaría a dictarse la carrera de Farmacia, se inicia un proceso de remodelación de los laboratorios ya existentes, una puesta a punto que demandaría un arduo trabajo, hasta el día de la inauguración de estos renovados espacios.

Con el convencimiento que la sociedad demanda profesionales, en el área de la salud en general, y farmacéuticos en particular, con una sólida formación científica y técnica en el ámbito de sus incumbencias, estos Laboratorios son el espacio para que los alumnos y docentes puedan comenzar a desempeñarse con responsabilidad social, asumiendo su misión profesional como un servicio.

Además, considerando que las químicas en general son ciencias experimentales, su enseñanza, en la UCSF, se lleva a cabo en laboratorios destinados para tal fin. Por ello se modificaron los laboratorios ya existentes, que prestaban servicios a otras propuestas.

Estos nuevos espacios fueron diseñados respetando normas de seguridad y en el marco de las exigencias de Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria.

En la ocasión, se descubrieron placas correspondientes a los integrantes de la Facultad que trabajaron para la concreción de la obra. Seguidamente, el Pbro. Matias Vecino bendijo las placas y las instalaciones.

Finalmente, el decano de la Facultad de Ciencias de la Salud, Dr. Guillermo Kerz brindó unas palabras de agradecimiento a los presentes, para luego, invitar a todos a recorrer los nuevos laboratorios.

Inauguración Laboratorios Cs. de la Salud

Leer Más



Cooperación internacional para investigación en salud

En el marco del KAAD, Servicio de Intercambio Académico Católico, según sus siglas en alemán, la Universidad Federal de Río Grande de Brasil junto a la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Católica de Santa Fe, investigarán sobre el sufrimiento moral en estudiantes de carreras afines a la salud en la ciudad santafesina.

Pero, ¿qué significa hablar de sufrimiento moral en este campo? Son los sentimientos negativos que surgen cuando el individuo ante una determinada situación cree en una acción moralmente correcta, pero no puede actuar por motivos institucionales o restricciones jerárquicas. Este concepto fue elaborado en la década de los 80 por Andrew Jameton (1984). En ese sentido los estudiantes del área de la salud experimentan el sufrimiento moral cuando presencian situaciones moralmente inadecuadas, incompatibles con sus valores y principios, como comportamientos moralmente inadecuados en el ambiente académico, situaciones de falta de respeto a los pacientes y sus derechos, pero no pueden actuar ante estas situaciones conforme lo que creen que es el correcto, por miedo, falta de experiencia y falta de conocimiento, entre otros.

El interés en la temática surge a partir de la tesis de doctorado propuesta por la Dra. Aline Neutzling y retomada por la investigadora y docente Escuela de Enfermería de la Universidad Federal de Rio Grande, Dra. Simoní S. Bordignon. Específicamente, se trata de la creación de una escala para medir el sufrimiento moral y que, puesta en práctica en Argentina y Brasil, permitirá intercambiar experiencias entre países que viven lo mismo.

“Cuando el alumno sabe que algo no va muy bien, muchas veces no puede hacer nada por la falta de experiencia, o por encontrarse subordinado o trabajando bajo la autoridad de algún profesor. En estos ámbitos, la naturalización de esta paralización es un problema y en este contexto tenemos que trabajar para cambiar”, afirma Neutzling.

Brasil cuenta con estudios que afirman que los estudiantes sufren en diferentes instancias del estudio y de la carrera pero en situaciones mucho más profundas que rendir un final, por ejemplo. “En este sentido, podemos encontrarnos con una realidad totalmente diferente en Argentina y eso, es, finalmente, lo que venimos a estudiar y a investigar”, expuso la doctora.

Así, el objetivo para el primer semestre de 2019 es transferir los conocimientos y las escalas, adaptándolas a nuestro contexto, para aplicarlas y medir resultados a finales de año. En la primera parte se realizará la valoración de esta escala desde una mirada transcultural. “Por ejemplo, yo he vivido muchos años en Chile, pero aun hablando español en ambos países, las palabras no son las mismas, y de eso es de lo que hablamos cuando decimos valoración transcultural”.

Aline contó que con los resultados obtenidos luego de aplicar la escala en 3 universidades de Brasil, 2 públicas y una privada, se puede ver que los estudiantes expresan diferentes niveles de sufrimiento en todo lo relacionado a los cuidados del paciente y en diferentes relaciones profesor-alumno, donde la pedagogía y la exposición no es la adecuada, mucho menos el ejercicio de la autoridad. Este último punto causa mayor sorpresa ya que aquellas personas que deberían contener y acompañar estos procesos tan delicados, no lo hacen.

Lugo de algunas reflexiones en cuanto a las instancias prácticas, los alumnos manifiestan la incomodidad frente al autoritarismo y la falta de empatía frente a ellos que se encuentran aprendiendo, con muchas dudas e inseguridades, propias del proceso y la instancia. Y luego, este sufrimiento, se transforma en creencias, en algo muy propio. “Para cuidar de los otros, debemos cuidar de nosotros mismos”, finalizó la especialista.

Las investigadoras fueron recibidas en la UCSF por el rector, Mgter. Arq. Ricardo Mario Rocchetti, el vicerrector Académico, Mgter. Eugenio Martin De Palma; el decano de la Facultad de Cs. de la Salud, Dr. Guillermo Kerz y la responsable de Cooperación Internacional, Dra. María Luisa Gutiérrez Peart.

Leer Más


Para hablar, primero hay que escuchar

Las alumnas de Fonoaudiología se sumaron al año Iberoamericano del Habla que se encuentra llevándose a cabo a nivel mundial con el lema “Hablemos de habla”, signadas por el análisis y la investigación de los estudios más actuales en la temática. La idea se plasmó a través de ponencias abiertas al público con el objetivo de comunicar y generar conciencia.

Cuando pensamos en el habla, ¿qué es lo que conocemos?

Conversando con una de las docentes encargadas de la materia que llevó a cabo las presentaciones, la Lic. Doris Kapmman avanzamos hacia algunos conceptos introductorios. “En la actualidad podemos definir el habla como una función que incluye procesos neurofisiológicos, neurocognitivos, neuromusculares y neurosensoriales. Es un dato no menor, si tenemos en cuenta que hasta hace unos años, solo estaba relacionada a procesos articulatorios y de pronunciación. El habla también corresponde al sistema fonoodontoestomatoloógico, al que se suma la respiración y las funciones alimentarias, entre las que se encuentran la succión, la sorbición y la deglución”.

Hoy los modelos de habla se explican desde una perspectiva lingüística y psicolingüística – rama de la psicología interesada en cómo la especie humana adquiere y utiliza el lenguaje –  y, desde esta mirada, los fonoaudiólogos basan su intervención en las problemáticas actuales.

Ahora bien, si pensamos en el campo de acción de los profesionales que se ocupan de la forma de hablar de las personas, entre otras cosas, y de problemáticas que tengan que ver con esta capacidad propia del ser humano, cabe preguntarse cuáles podrían ser los signos de alerta para que alguien piense en buscar algún tipo de ayuda o tratamiento. En base a esto, Kapmman nos enumeró algunos para prestar atención, sobre todo en la etapa infantil. Entre ellos podemos encontrar: retraso en la adquisición de determinados fonemas teniendo como tiempo máximo para adquirirlos a todos, los 4 o 5 años; inteligibilidad del habla: a determinada edad el niño tendría que poder distinguir entre cama y tama, sabiendo que el primero es correcto y el segundo no. Otro de los signos es la inestabilidad práxica, es decir, dificultades en algunos movimientos del aparato articulatorio; déficit en la capacidad de la memoria auditiva, la que se encarga de retener a corto plazo toda la información auditiva que recibimos del entorno; y por último se puede presentar cierta alteración a nivel de discriminación auditiva.

Al momento de la consulta profesional, la especialista destacó la importancia de la anamnesis, las preguntas que se realizan para conocer la historia de la familia que llega al consultorio, y del paciente, específicamente. De todos modos, existe un paso primero y aún más importante que preguntar, y es el escuchar. “Los primeros 10 minutos de la presentación son los más relevantes, los que nos permiten generar el primer contacto. Por eso, para hablar es totalmente importante escuchar”, afirmaba la fonoaudióloga.

Los motivos de las dificultades en el habla pueden ser varias: orgánicas-físicas, distorrelaciones, (por ejemplo, cuando la mandíbula superior está muy adelantada en relación a la inferior), dificultades madurativas relacionadas con lo perceptivo, disfluencias, respiración mixta, entre otras. Esto pone de relieve la importancia del trabajo interdisciplinar de los fonoaudiólogos con cirujanos plásticos, odontólogos, audiólogos, otorringonaringólogos, entre otros.

Finalmente, la licenciada valoró al afecto como motor de las relaciones humanas, y específicamente, de la relación profesional-paciente, teniendo en cuenta que es desde este motor donde los profesionales logran avances importantísimos en los pacientes.

 

Leer Más


La UCSF dictará carreras en Humboldt

A partir del convenio firmado entre nuestra universidad y el Instituto Centenario de Humboldt, en 2019 comenzarán a dictarse propuestas de Ciencias de la Salud y Humanidades.

Representantes de la Asociación Civil de la Escuela Comercial “Centenario de Humboldt” celebraron con nuestra universidad un convenio marco que tiene, entre otros objetivos, comenzar una relación académica tendiente a ofrecer carreras de grado en dicha ciudad. Particularmente, en el área de Ciencias de la Salud y la Educación.

Como resultado, a partir de 2019, se dictará la Licenciatura en Fonoaudiología, el Ciclo de Licenciatura en Gestión de la Educación y el Profesorado en Enseñanza Superior.

Las inscripciones se realizan en el Instituto “Centenario de Humboldt” (San Martin 1635), de lunes a viernes de 8 a 16 hs.

Mail: universidad@ichumboldt.edu.ar

Teléfonos: 03496-480185/ 481265

 

 

Para mayor información e inscripción 2019, CLICK AQUÍ

convenio humboldt (12)En la foto se pueden ver al Fundador de esta asociación, Dr. Raúl Wagner Jullier; a su Presidenta, Dra. Mabel Bologna; a su Secretaria, Sra. Edith Weder; y al Director del “Instituto Centenario de Humboldt”, Prof. José Baldunciel. Representando a la UCSF estuvieron presentes nuestro Rector, Arq. Mgter. Ricardo Rocchetti, el Decano de la Facultad de Ciencias de la Salud, Dr. Guillermo Kerz y el responsable de la UVT, Dr. Armando De Feo.
convenio humboldt (9)convenio humboldt (6)

Leer Más


Doble carga de malnutrición: un fenómeno presente en muchos países

Doble carga de malnutrición: un fenómeno presente en muchos países

Docentes y alumnas de la Licenciatura en Nutrición, a través de la línea de financiamiento de Promoción a la Investigación de la UCSF, se encuentra llevando adelante el trabajo “Estudio mixto de valoración nutricional en niños menores de 6 años y descripción de la doble carga de malnutrición en familias de barrios del suroeste de la ciudad de Santa Fe en el año 2017”. En el transcurso del año pasado se llevó a cabo el proceso investigativo y, actualmente, se encuentran en la etapa de cierre y conclusiones con actividades para toda la familia en diferentes Centros de Salud de la ciudad de Santa Fe. El eje desde la carrera de Nutrición, es acercar a la población información y herramientas para la alimentación saludable y el cambio de hábitos.

Nuestra región, así como otros países en vías de desarrollo, está atravesando el fenómeno de la doble carga de malnutrición, es decir, que en la población coexisten la malnutrición por déficit (detención del crecimiento, desnutrición crónica) y por exceso (obesidad), fenómeno asociado principalmente a la pobreza, debido a la disponibilidad a un bajo costo de alimentos con gran contenido de grasas y azúcares, pero de baja calidad nutricional.

El análisis de dicha problemática en la ciudad surge a partir de la identificación de la doble carga de malnutrición en algunas familias por parte de los profesionales integrantes de la Fundación “Hoy x Mañana”, que desde el año 2011 integra la red CONIN, y ofrecen sus servicios a familias con niños de 0 a 5 años con déficit nutricional y vulnerabilidad social. En su protocolo de trabajo este déficit nutricional está excluyentemente ligado al bajo peso y la desnutrición. Sin embargo, el equipo de profesionales que trabaja interdisciplinariamente con algunos centros de salud de nuestra ciudad, ha identificado un aumento de la obesidad en niños con vulnerabilidad social.

A través del análisis de las historias clínicas de este grupo de niños, el objetivo de la investigación es publicar los datos de este sector poblacional, ya que la última Encuesta Nacional de Nutrición y Salud (ENNyS) fue realizada en el año 2005.

Este proyecto es dirigido por la Lic. Julieta Gijena, con la participación de las docentes Erica Rodríguez, Inés Collis, Sandra Maximino y Celeste Nessier (directora de la carrera de Nutrición en la UCSF) y de las becarias Ma. Clara Oliva y Victoria Marconi, graduadas de la carrera de la institución. Además, por la Fundación “Hoy por Mañana”, participó la Lic. Ma. Belén Cheirano, también docente de la universidad.

Este es un ejemplo más de que la Lic. en Nutrición de la UCSF pone el foco en un perfil profesional que asume a la salud como un hecho complejo y a la alimentación como un fractal cuyas dimensiones son del orden cultural, moral, psicológico, económico, político, territorial, social y demográfico.

Por esto, en la Facultad de Ciencias de la Salud se invita a recorrer una formación profesional, que, sustentada bajo el paradigma del pensamiento crítico, se compromete con el desarrollo de un país democrático, soberano y humano. ¿Cómo? Con la adopción del reconocimiento que la alimentación no sólo nutre sino que también garantiza derechos, construye identidad, promueve salud, asegura dignidad, potencia el desarrollo social y protege la biodiversidad y la sustentabilidad ambiental. Porque comer es un acontecimiento que involucra una historia, cuyo análisis trasciende la composición química y nos remonta a su producción, a sus motivaciones de consumo, al determinismo genético, a las coyunturas, etc.

Leer Más


Viernes Saludables en la UCSF: la prevención como primer objetivo

Los pasillos de la Católica se llenaron de folletos, juegos, comida y diferentes stands que tuvieron como objetivo la puesta en común y el análisis de diferentes temáticas relacionadas con el cuidado de la salud. Con el nombre “Viernes Saludables”, la actividad estuvo organizada por los alumnos de Farmacia de la Facultad de Ciencias de la Salud junto a la cátedra Comunicación y Sociedad.

La educación sanitaria es una herramienta de prevención y las actividades de promoción de la salud resultan fundamentales para que la población participe activamente en la toma de decisiones. Aún en ausencia de enfermedad, el logro de buenos niveles de salud depende, en gran parte, de las conductas que adopten los individuos, grupos y colectividades en relación con la alimentación y nutrición, la actividad física, la evitación del estrés, el sueño y el reposo, y la utilización razonable del ocio.

La democratización de saberes es necesaria para lograr el empoderamiento del individuo llevando adelante acciones de promoción de la salud En este sentido, la propuesta busca contribuir y concientizar sobre la importancia del «cambio de hábitos», estilos de vida saludables, vidas más sanas, u otras definiciones que ponen en el centro al cuerpo físico para la prevención de la enfermedad.

Este contexto incentiva a los alumnos a comunicar los conocimientos adquiridos, en una actitud de responsabilidad social universitaria, prestando especial atención a las necesidades del medio donde se ubica y funciona la UCSF.

Los stands de los viernes saludables se ocuparon de temáticas específicas como diabetes, automedicación, educación sexual, hipertensión arterial, cáncer de mama, tabaquismo, alcoholismo y, también, salud básica para estudiantes universitarios. Específicamente, este último apuntaba a los estudiantes que vienen a una nueva ciudad o no, pero que tienen que empezar a cuidarse solos y, en muchas oportunidades, no saben cómo manejarse.

Cuidarse tiene que ver con una multiplicidad de factores que, en su totalidad, generan hábitos saludables, como por ejemplo: la alimentación, el no automedicarse, la realización de actividad física y los cuidados básicos como lavarse las manos. Así, lo que entendemos por cuidarse, no es otra cosa que le prevención, objetivo primario de la carrera de Farmacia de la UCSF.

Leer Más