Trump anuncia el fin de la relación de EE.UU. con la OMS

El mandatario hizo pública su decisión en una declaración a la prensa en la que no admitió preguntas, justificó la medida argumentando que la OMS no había ejecutado las reformas que Estados Unidos le había exigido hace algunas semanas. Washington quería que esa organización fuera más exigente con el gobierno de China, donde se reportó el primer caso de covid-19 en el mundo, y acusó a Pekín de “ignorar sus obligaciones de informar” sobre el virus a la OMS. En abril, Trump había suspendido temporalmente las contribuciones de su país al presupuesto de la OMS, estimadas en unos US$450 millones al año, equivalente a 15% del presupuesto de la institución. Ahora esa decisión parece haberse vuelto permanente.

(más…)

Leer Más


Oxitocina: La hormona del vínculo y la proximidad

Previo a la pandemia por COVID-19, el periodista Luis Majul me realizó una entrevista de radio en su programa de CNN, sorprendido luego de haber visto el primer capítulo de la serie de Netflix llamada “babies”. Su deseo era profundizar sobre una hormona llamada oxitocina que parecía tener un rol central en el nacimiento. Como docente-investigadora de la Universidad Católica de Santa Fe, me resulta importante retomar este tema en el marco de la celebración de la semana mundial del parto respetado y de la situación de confinamiento que nos ha obligado a experimentar los vínculos de una manera especial.

La oxitocina es una hormona muy antigua. Desde una perspectiva evolutiva, las moléculas de esta hormona se conservaron a lo largo del tiempo. Su historia data de 600 millones de años. Nos acompaña en la evolución de la vida apareciendo en los primeros peces primitivos hasta llegar a los mamíferos placentarios. En estos últimos, su estructura química es exactamente igual en todas las especies incluida la humanidad.

En el Homo Sapiens, la oxitocina se produce fundamentalmente en el mediocampo del cerebro: un lugar estratégico que, gracias a las conexiones neuronales que establece, le permite integrar lo que percibimos del mundo que nos rodea con funciones inconscientes como las que regulan la actividad visceral, la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

Los científicos consideran que la oxitocina es una hormona neuroendócrina, ya que interviene en funciones tanto del sistema nervioso central como de órganos periféricos. Su estímulo dependerá del entorno y el tipo de estimulación sensorial.

En la formación de grado de los profesionales de la salud, el estudio de esta hormona se limita a las funciones reproductivas. La oxitocina participa del nacimiento y la lactancia, estimula las contracciones uterinas y facilita la salida de la leche materna. Sin embargo, invito a los lectores a observar detenidamente una madre amamantando a su bebé o un documental de una leona alimentando a sus cachorros y verán que no se trata de un simple suministro de comida. Se trata de la interacción entre dos seres que está rodeada de gestos de cuidado, de protección, amparo y consuelo. A través de ellos se estimulan todos los sentidos con caricias, susurros y miradas. Son aquellos que los humanos llamaríamos gestos de amor.

Esta interacción se traduce en un estado bienestar para la mamá y su bebé. Provoca un efecto antiestrés, antinflamatorio y estimula procesos de aprendizaje, crecimiento y curación que podrían perdurar en el tiempo. Estudios en animales y en humanos demuestran que, de acuerdo con el tipo de cuidado materno en los primeros meses de vida, sus descendientes desarrollan mayor o menor tolerancia al estrés o capacidad de resiliencia cuando se desarrollan. Ésto se explica desde la epigenética, que postula que la interacción de los genes con el ambiente determina el estado de salud; es decir, lo que nos sucede en los primeros instantes luego de nacer, dejaría una marca que podría condicionarnos el resto de la vida.

La abundancia de la vida no podía limitar estos beneficios sólo al período que rodea al nacimiento. Esta hormona, también se libera en el vínculo que establece el papá con su hijo, en las relaciones de pareja (incluso el sexo), en las reunimos con amigos y hasta en la interacción con las mascotas. La relación con otros seres desde la responsabilidad, la comunicación y el encuentro implica una interacción positiva y empática que puede promover un estado de bienestar y salud.

A pesar de esta sorprendente explicación naturalista, es imposible reducir estos lazos a una cuestión de causa y efecto. Justamente, lo que nos diferencia de otros mamíferos, es la capacidad para dar significado a estos vínculos que se encuentran atravesados por dimensiones culturales, históricas, emocionales y espirituales. Cada una de ellas imprimen un sentido único, particular y personal que no siempre puede ser catalogado como “positivo” o “negativo” o, peor aún, lo que es positivo para unos, puede ser negativo para otros.

Todavía estamos dando significado a la dimensión histórica que estamos experimentando, pero creo que el potencial de creatividad humana ha llevado a establecer sus vínculos y los beneficios de éste a pesar de la falta del contacto físico. También habrá un espacio para la reflexión sobre las consecuencias del distanciamiento obligatorio de la madres y bebés infectados por COVID-19 y evaluaremos hacia dónde se inclina la balanza.

En síntesis, el desafío para todos es quitarnos el velo racionalista y aproximarnos al otro conociendo su potencial de amor y aceptando su diversidad para disfrutar de los vínculos que nos hacen bien.

Agradecimientos

La redacción de este artículo se llevó a cabo en el marco del proyecto “Ecología del parto. Aportes para la construcción de un nuevo paradigma del nacimiento”, dirigido por Marisa Espinoza, en el Instituto de Ecología Humana y Desarrollo Sustentable, de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Católica de Santa Fe. Se agradece la colaboración de Ana María Bonet de Viola y Cintia Caselli.

Leer Más


17 al 23 de Mayo: Semana mundial del Parto respetado

Esta semana se celebra el parto respetado. Cuando nombramos al parto, nos referimos a al nacimiento de un bebé ya sea por vía vaginal o cesárea.

La fecha llegó en un momento histórico para la humanidad, en medio de una de las pandemias más grandes de su historia. Nos encuentra conflictuados entre las medidas de prevención de una enfermedad que no conocemos del todo, el miedo al contagio y la posibilidad de vulnerar los derechos de padres e hijos durante el proceso de nacimiento.

Nuestro país cuenta con dos pilares legales, que desde el punto de vista normativo protegen esos derechos. El primero es la Ley 25.929 “llamada Ley de Parto Humanizado” que establece los derechos de las mujeres gestantes, sus hijos y las familias. El segundo pilar es Ley Nacional 26.485 de Violencia contra la Mujer, que define a la violencia obstétrica como aquella que ejerce el personal de salud sobre el cuerpo y los procesos reproductivos de las mujeres, expresada en un trato deshumanizado, un abuso de la medicalización y patologización de los procesos naturales.

Uno de los puntos de la Ley 25.929 establece el derecho al parto natural, que sea respetuoso de los tiempos biológicos y psicológicos, evitando prácticas invasivas y suministro de medicación que no estén justificados por el estado de salud de la parturienta o de la persona por nacer. Para la rama de la medicina que se dedica a la obstetricia, significa considerar al nacimiento como un evento neuro-hormonal en la que cada una de las etapas por las que atraviesa la gestante y su bebé: embarazo, parto, lactancia y vínculo se encuentran enlazadas cual cadena. Esto hace que los procesos fisiológicos hormonales de una fase anticipen y habiliten los procesos venideros y las necesidades biológicas de la siguiente. Por lo tanto, permitir que cada etapa llegue a su plenitud sin intervenciones garantiza de alguna forma el éxito de la siguiente.

Para lograr que los procesos fisiológicos fluyan en armonía no basta solo con la “no intervención”. Al hablar de neurohormonas decimos que estas se producen y/o tienen efectos sobre el sistema nervioso de la gestante y el bebé, en consecuencia, los estímulos sensoriales que la misma perciba tendrán también impacto en la evolución del nacimiento y los resultados obstétricos. El ambiente que aporte más beneficios será aquel que promueva la calma, la comunicación, el apoyo, y la confianza.

Otro de los puntos de la ley de parto humanizado expresa el derecho a la información, al trato digno, respetuoso e individual. Esto forma parte de la evaluación de calidad de los servicios de salud, que no solo está fundada en la provisión de cuidados con prácticas basadas en las evidencias científicas y la tecnología apropiada, sino también en la huella que la experiencia de ese cuidado deja en el usuario. Ambas cosas son iguales de importantes, porque ambas cosas salvan vidas.

Un componente central de los esfuerzos globales para reducir la maternidad materna es asegurar que todas las mujeres tengan acceso a la atención de personal competente: antes, durante y después del parto. Esta posibilidad puede no estar garantizada en todas las gestantes y cuando lo está, la atención puede verse comprometida por maltrato durante el parto. Varios estudios han identificado que incluso si el proveedor es experto en el manejo de complicaciones, las mujeres pueden negarse a buscar atención cuando han tenido una mala experiencia, y también puede desalentar a otras a buscar atención médica.

La violencia obstétrica puede ser emocional: como el abandono, la falta de información, la falta de respeto por la intimidad, el uso de lenguaje o gestos inapropiados y la discriminación de cualquier índole. Puede ser física: como el maltrato, la agresión y las intervenciones innecesarias. También puede ser institucional o estructural: cuando hay falta de recursos y servicios, falta de espacios que permitan el resguardo de la intimidad, condiciones inadecuadas de iluminación, silencio, temperatura o cuando no hay acceso por cuestiones financieras, geográficas y culturales.

Promover el cuidado materno respetuoso (CMR) es un elemento crítico de las estrategias para mejorar la utilización y la calidad de la atención de la maternidad. El CMR puede ser definido como un enfoque de atención que enfatiza los derechos fundamentales de las mujeres, los recién nacidos y las familias y que promueve el acceso equitativo a la atención basada en la evidencia, mientras reconoce las necesidades y preferencias particulares de las mujeres y los recién nacidos. Debe estar basado en la dignidad, la confidencialidad, la privacidad, la comunicación efectiva, la posibilidad de estar acompañada, la continuidad en la atención y fundamentalmente en el respeto. Un respeto que va más allá incluso de aceptar la decisión de la gestante, es un respeto que llama a la “no indiferencia” por lo que nos obliga a involucrarnos y por lo tanto a responsabilizarnos por el momento del nacimiento.

El parto es un evento único. Para el que acompaña, es necesario un vínculo, un involucramiento para comprender el proceso que asiste, con todas sus peculiaridades e idiosincrasia. Este involucramiento, implica de forma tácita la responsabilidad, de que todas las personas en el nacimiento reciban servicios de alta calidad, cuidados basados en la evidencia, de forma equitativa y respetuosa, que promueva una experiencia positiva del parto o más aun, una experiencia de gozo.

Agradecimientos
La redacción de este artículo se llevó a cabo en el marco del proyecto “Ecología del parto. Aportes para la construcción de un nuevo paradigma del nacimiento”, dirigido por Marisa Espinoza, en el Instituto de Ecología Humana y Desarrollo Sustentable, de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Católica de Santa Fe. Agradezco la colaboración de Ana María Bonet de Viola y Federico Viola.

Leer Más


Los argentinos: ¿estamos ante un cuadro de emergencia psicológica?

Efectos psicológicos de la cuarentena a nivel individual
Una revisión sistemática publicada en The Lancet: The psychological impact of quarantine and how to reduce it: rapid review of the evidence -March14, 2020(*)- muestra que las duraciones más largas de la cuarentena se asociaron con un deterioro de la salud mental, conductas de evitación e ira. Un estudio mostró que aquellos que estuvieron en cuarentena durante más de 10 días mostraron síntomas de estrés postraumático significativamente más altos que aquellos en cuarentena durante menos de 10 días.

La Federación de Psicólogos de la República Argentina (FePRA) dirigió una carta el 20 de abril al Jefe de Gabinete de Ministros, motivada en parte por el perjuicio que significa en el colectivo profesional, no haber declarado el ejercicio de las psicoterapias como esencial en esta cuarentena. En la carta se describe que el aislamiento provoca en sujetos con predisposición cambios en su conducta, agravando y/o acentuando por ejemplo, patologías relacionadas con las violencias.

Concuerdo con FePRA que aquellas personas que no tienen un nivel adecuado de elaboración psíquica no disponen de la capacidad adecuada para elaborar esta adversidad en el marco de la actual pandemia. Esta limitación puede deberse a factores psíquicos, biológicos, adicciones y socioambientales. También podría ser originada por derechos vulnerados, por ejemplo, el sometimiento a personas que ejercen algún tipo de violencia, o por no haber podido acceder a la educación.

En la carta de referencia, se expone el incremento de manifestaciones del malestar psíquico, bajo formas diversas, crisis de angustia, ataques de pánico, intentos de suicidio, consumos problemáticos de sustancias, descompensaciones psicóticas; pero el listado podría continuar.

Es muy valioso que el gobierno nacional se acompañe de un Comité de Expertos para combatir la pandemia: infectólogos, epidemiólogos, cardiólogos, clínicos, entre otras especialidades. Sería importante incluir especialistas de Psicología y Psiquiatría para evaluar y contener los efectos psicológicos de la cuarentena en todos los segmentos de la población. Es probable que crezca la curva de problemas de salud mental, con un alto costo.

Se ha planificado, se están implementando recomendaciones y acciones positivas en la prevención, rastreo y tratamiento de los casos de Covid-19. No sucede lo mismo con la salud mental. La salud es un concepto integral. La persona es una unidad psicofísica y si una de las partes se enferma afecta a la otra. Es conveniente que las políticas sanitarias incluyan factores asociados a la salud mental para evitar una emergencia psicológica.

Crédito: Pablo Aguirre

 

Impacto de la cuarentena en la dinámica psicosocial
La cuarentena fue pasando por distintas fases y se podría llegar a ingresar a una etapa de “fatiga”. Las restricciones sociales, recreativas y en gran medida, las limitaciones en la actividad económica, generan desgaste emocional y social. Además, no estamos preparados para estar tanto tiempo en la casa, en muchos casos, con espacios reducidos y con niños. En este contexto hubo un episodio, la liberación de presos, que llevó al “fastidio colectivo”. Al respecto, permítame el lector, hacer una pausa e introducir parcialmente un intercambio epistolar entre Albert Einstein y Sigmund Freud.

En 1932 Einstein le pregunta a Freud si existe la posibilidad de dirigir el desarrollo psíquico del hombre de manera que pueda estar mejor preparado contra las psicosis de odio y de destrucción. Freud, para responder, hace referencia a la escasa importancia que se le da al instinto de destrucción. Define que esta pulsión actúa en todo ser viviente y puede llegar a provocar su ruina. Afirma Freud que semejante inclinación merece la denominación de instinto de muerte, en tanto que las pulsiones amorosas representaban los esfuerzos en aras de la vida.

En la misma respuesta expone la evolución de la violencia al derecho, mostrando a su juicio, que varios débiles unidos pueden hacer frente a uno más fuerte. Freud le aclara a Einstein que la unión socava la violencia; la fuerza de esos elementos reunidos representa el derecho, en oposición a la violencia de uno solo. Vemos pues que el derecho es la fuerza de una comunidad. Pero, para pasar de la violencia al nuevo derecho, es necesario cumplir un requisito psicológico: la unión del grupo debe ser estable y duradera, asevera Freud.

Se comete un error de cálculo al olvidar que el derecho era, en un principio, la fuerza bruta y que todavía no puede abstenerse de recurrir a ella. La violencia siempre está latente y cualquier evento puede desatarla. La reciente liberación de presos en el país tuvo consecuencias psicosociales. Implicó un daño al “tejido social” y vulnera la confianza en el sistema institucional. Ni que decir del maltrato psicológico a las víctimas reales. Sus derechos fueron vulnerados por segunda vez, reactivando la situación traumática ya vivida.

Retomando el intercambio entre Freud y Einstein, cabe mencionar que las personas y las sociedades oscilan permanentemente entre acciones tendientes a la integración (instinto de vida) y otras que pugnan por la desintegración (instinto de muerte). No siempre somos conscientes del impacto de determinadas acciones, tanto a nivel individual como social. Si se cometen errores es importante registrarlos, aprender y rectificar el rumbo.

Conclusiones
Es importante que exista disponibilidad de tratamiento de los problemas de salud mental. La modalidad puede ser remota, pero si hay dificultades con la conectividad o en casos de mayor vulnerabilidad, debiera ser presencial.

Sería pertinente incluir en el equipo de asesores del gobierno a especialistas de Psicología (Comunitaria, Preventiva, Social, Clínica) y de la Psiquiatría. El objetivo sería evaluar el estado psicológico de la población, contener y sugerir recomendaciones a todas las franjas etarias para transitar de la mejor manera posible la cuarentena.

Nuestra sociedad tiende a repetir compulsivamente situaciones de deterioro. La historia de nuestro país ha tenido reiteradas fluctuaciones entre las pulsiones destructivas y constructivas. Tal vez este sea un momento “bisagra” para que podamos encontrar soluciones colectivas a esta pandemia y a otros tantos padecimientos que sufrimos desde hace tiempo.

Las autoridades nacionales y provinciales dieron ese primer paso muy valioso, no menos dificil, de anticiparse y “cuidarnos” frente a la pandemia. Pero tal como afirmaba Freud, la unión del grupo debe ser estable y duradera. Este primer escalón debe generar la sinergia en toda la sociedad para superar otros obstáculos y lograr que el instinto de vida mitigue cualquier otra tendencia.

(*) THE LANCET. Rapid Revie. The psychological impact of quarantine and how to reduce it: rapid review of the evidence. Volume 395, Issue 10227, 14–20 March 2020, Pages 912-920. Samantha K Brooks PhD , Rebecca K Webster PhD, Louise E Smith PhD, Lisa Woodland MSc, Prof Simon Wessely FMedSci, Prof Neil Greenberg FRCPsych, Gideon James Rubin PhD. UK.

 

Por, Dr. H. Fabián Castriota,

Decano de la Facultad de Psicología

Universidad Católica de Santa Fe

mayo de 2020

Leer Más


El Rector expuso en un conversatorio virtual del CRUP

Convocado por el Consejo de Rectores de Universidades Privadas, junto a 80 rectores se debatió sobre la evolución de las actividades de las universidades en el marco del aislamiento por el coronavirus.

Convocado por el Consejo de Rectores de Universidades Privadas, el rector de la Universidad Católica de Santa Fe, Mgter. Lic. Eugenio Martín De Palma, participó de un conversatorio virtual en el que se abordó la situación actual de las universidades privadas en el contexto del asilamiento para combatir el coronavirus en nuestro país.

Unos 80 directivos de universidades privadas participaron de este encuentro virtual durante el cual se trató sobre el desarrollo, evolución y nivel de satisfacción de la modalidad virtual durante la pandemia en un primer bloque. La segunda parte estuvo dedicada a exponer sobre sostenibilidad del proyecto universitario en contextos de aislamiento social: estrategias de mitigación económica y sustentabilidad financiera.

Las presentaciones fueron realizadas por el rector de la Universidad Católica de Santa Fe, sus pares de la UNSTA, Francisco López Cruz; y de la Universidad Adventista del Plata, Horacio Rizzo; y el vicerrector de IUCS, Axel Barceló.

Tras el encuentro, nuestro rector, Mgter. Lic. Eugenio Martín De Palma, valoró como “muy positivo” el intercambio, destacando en este sentido cómo la UCSF supo dar una respuesta a la situación con “la puesta en marcha de las clases virtuales, buscando a su vez el equilibrio en la sincronicidad y el desarrollo de los exámenes virtuales”. Además, destacó entre las medidas dispuestas el mantener el valor de los aranceles, cancelando los aumentos y atendiendo a las situaciones particulares.

En este marco, valoró el acompañamiento y colaboración de toda la comunidad de la UCSF que se hizo eco de su mensaje al inicio del ciclo lectivo, invitando a los alumnos “a recibir importantes conocimientos de sus profesores y, con ellos, aprender cosas nuevas. A los docentes, no teniendo miedo ni vergüenza de pedirles a los alumnos que nos enseñen a usar estas herramientas digitales: les aseguró que lo harán con gusto y se sentirán participados en el conocimiento. Al personal de la universidad mi agradecimiento y el de toda la comunidad, por trabajar de manera silenciosa y oculta para que todo funcione, no sin dificultades; y a las autoridades, por apoyar y acompañarme en cada una de estas decisiones que debimos ir tomando en estos momentos con mucha rapidez y anticipación, pero, también, con mucha prudencia y comprensión de unos y de otros. Este tiempo nos pide un “plus” y, todos sabemos, que la virtud de la prudencia debe ser propia para quienes gobernamos.

Trabajo en red

Por su parte, el presidente del CRUP, Rodolfo De Vincenzi, destacó “el trabajo colaborativo y en red hacia el interior de nuestras universidades y en el seno del CRUP”. A modo de conclusión del encuentro expresó: Esta pandemia nos impactó en dos aspectos: el primero vinculado a la gobernanza porque debimos empezar a trabajar de forma autónoma y por objetivos en cada una de nuestras instituciones; y el segundo en lo educativo donde debimos migrar la presencialidad hacia una modalidad mediada por tecnologías con el fuerte desafío que eso incluyó en diversos aspectos. Y esto nos enfrentó a oportunidades de nuevos ámbitos de crecimiento y amenazas que estamos afrontando en conjunto”.

Cabe señalar que durante la primera parte del conversatorio compartieron sus experiencias: Rodolfo Gallo Cornejo, rector de la Universidad Católica de Salta; Marcelo Fígari, rector del Instituto Universitario Hospital Italiano de Buenos Aires; Julián Rodríguez, rector de la Universidad Austral; y Juan Carlos Mena, rector de la Universidad FASTA.

Leer Más


Enfrentando la pandemia

Daniel Rotsztain es un canadiense que participa en el movimiento Calles para la gente, y decidió hacer un experimento claro y contundente. Con las correas de una mochila y un aro plástico fabricó un anillo de dos metros alrededor suyo, para que nadie pueda acercarse a él y todos deban respetar la distancia social a su alrededor. Salió con su artefacto a la calle y el video de YouTube nos muestra que no le fue nada fácil recorrer las calles de Toronto. Lo sorprendente del experimento es que la única manera de caminar por el espacio publico respetando la distancia entre personas es haciéndolo por el medio de la calle, ninguna vereda resiste análisis. El video está disponible aquí (código QR al final del artículo), es corto y bastante tragicómico.

En Posadas, en el caso de las calles del centro por dónde circulan los colectivos, la gente no podría ni intentar hacer el experimento del canadiense, no hay espacio para caminar por las veredas. Calles como Junín, Buenos Aires o Rivadavia deberían tener dos carriles centrales, uno para el colectivo que está embarcando gente y otro para el colectivo que pasa y el resto tendría que ser todo vereda.

Es muy importante que no nos olvidemos que el transporte público es el mayor canal de transmisión del coronavirus. La nueva realidad frente al Covid-19 no nos pide que dejemos de tomar el colectivo, ni mucho menos, sino que lo usemos lo menos posible. Y la solución más sensata a este pedido de las autoridades sanitarias es el recurrir a la complementariedad de transportes.

Imaginemos, por ejemplo un comerciante que vive en Itaembé Miní y quiere ir a atender su local en el centro de la ciudad. La esposa -que se queda trabajando por el barrio donde viven- lo acerca con el auto particular hasta la terminal Quaranta. Allí se toma el colectivo oruga hasta el centro, y en la calle Buenos Aires, esquina con Bolívar, toma una bicicleta gratuita de la ciudad para ir hasta su negocio. En otras ciudades en el centro encontramos triciclos bicitaxi, o monopatines eléctricos. De eso se trata la complementariedad para moverse. Ahora, cada uno de nosotros podría pensar cómo hacer el camino desde su casa al trabajo, o a estudiar, usando siempre lo menos posible el colectivo. Sin dudas, lo que más nos ayudaría son las ciclovías y las peatonales.

En Francia, la ministra Elisabeth Borne, encargada de gestionar el Ministerio de Transición Ecológica, está trabajando en un plan viable para el 11 de mayo -fecha en la que se ha anunciado el fin del confinamiento- para que la bicicleta sea el medio de transporte que facilite el distanciamiento interpersonal, según informa el diario La Vanguardia. En esta nueva escena la protagonista es -sin dudas- la bicicleta, porque es la forma de poder cubrir las distancias que necesitamos, llegar sin cansarnos a esos lugares y con total libertad, aunque el colectivo no llegue hasta allí.

Este año se habló a nivel local de habilitar el tren como transporte metropolitano para nuestra área. Así, una persona que trabaja en el Hospital Madariaga podría ir en su propia bicicleta desde su casa hasta la estación de tren de Garupá, allí tomar el tren a Posadas y desde la estación próxima al puente internacional, caminar por una nueva peatonal que se podría hacer y que lo lleva hasta el Parque de la Salud. Aquí la intermodalidad será haber podido usar tres formas distintas de transporte de forma complementaria y en su medida justa. No podríamos haberle pedido al usuario que venga en bicicleta desde allá, tampoco es posible ir con el tren hasta la puerta de su casa y mucho menos pedirle que haga los 20 kilómetros caminando.

En California, donde también tienen prevista la cuarentena hasta el 11 de mayo, el municipio de Oakland cerró 120 kilómetros de calles en un esfuerzo por darle a los vecinos más espacio para caminar y andar en bicicleta de manera segura, a través de los barrios. Lo mismo ya hicieron en Bogotá, Ciudad de México y Vancouver. Mientras, en Berlín publicaron su Regelpläne Radverkehrsanlagen, un manual para ampliar toda su red de ciclovías adecuando los carriles de la derecha como exclusivos para biciusuarios y quitando estacionamientos a los autos. Todas medidas para poder enfrentar la pandemia.

En conclusión, de lo que podemos estar seguros es que el tiempo del auto particular en la zona céntrica llegó a su fin. Ya no tienen nada que hacer un auto ahí, deben seguir ingresando los vehículos esenciales y nada más. No son eficientes, contaminan con su ruido, sus embotellamientos y dejando una huella de carbono muy perjudicial.

Si además caemos en la cuenta de que todas estas alternativas de transporte son sustentables, amables con el medioambiente, descongestionan el centro y encima cuidan nuestra salud, es casi obvio que el futuro no podría ser de otra manera.

Por, Eduardo Saldivia, arquitecto, docente de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Católica de Santa Fe, Sede Posadas

Publicado en El Territorio https://www.elterritorio.com.ar/enfrentando-la-pandemia-66329-et

Leer Más


“SUPERar la cuarentena” en la Sede Reconquista

Campaña de recolección de leche. Llevá tu donación a la sede de Cáritas Parroquial, en calle Amenábar 1498, todos los miércoles, de 15 a 18 horas.

“SUPERar la cuarentena”, bajo esta consigna desde la Universidad Católica de Santa Fe queremos continuar tendiendo puentes y generando redes para ayudan a quienes más lo necesitan; en este caso, en la Sede Reconquista.

Si sos parte de nuestra comunidad -docente, alumno, egresado, personal- llevá tu donación de leche en polvo o larga vida a la sede de Cáritas Parroquial, en calle Amenábar 1498 (Amenabar esq. Pueyrredon) de la ciudad de Reconquista, todos los miércoles, de 15 a 18 horas.

La pandemia no nos aísla, sumate a esta campaña para ayudar a las familias que más lo necesitan.

Somos comunidad, somos UCSF.

Leer Más


Primera egresada del Doctorado en Educación de manera virtual

Se trata de Eva Silvana Casco, quien obtuvo el título de Doctora en Educación tras defender su tesis de manera virtual. Se trata de la primera egresada, bajo está modalidad de la Dirección de Posgrado de la UCSF.

El Doctorado en Educación sumó en estos días una nueva egresada, pero esta vez la Defensa de Tesis fue de manera virtual. De esta manera, la Dirección de Posgrado, como el resto de las unidades académicas continúa asegurando el desarrollo de las actividades académicas de Universidad Católica de Santa Fe, en el marco del Aislamiento preventivo, social y obligatorio por la pandemia del coronavirus COVID-19.

Eva Silvana Casco es la flamante Doctora en Educación y primera egresada de manera virtual de la Direccción de Posgrado. Para ello defendió su trabajo de tesis titulado “El sistema de Educación superior universitario en Argentina, la dimensión social y política en la formación del ingeniero. Los procesos de evaluación y acreditación en las carreras de ingeniería y su incidencia en el diseño y desarrollo del plan de estudio como propuesta formativa”.

El Director de Tesis fue el Dr. Giménez Uribe Alfonso, y los evaluadores e integrantes del Tribunal Examinador –en este caso virtual- fueron la Dra. Natalia Coppola; el Dr. Gustavo Chiodi y Dr. Fernando Nápoli. La actividad se desarrolló a través de la plataforma virtual Zoom, y en todo momento estuvo coordinada y supervisada por las autoridades de la Dirección de Posgrado.

Actualmente, la Universidad Católida de Santa Fe ofrece, junto al Doctorado en Educación, cinco carreras de posgrado que cuentan con la acreditación y/o el dictamen favorable de la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU), todas con planteles de docentes altamente calificados y con reconocimiento nacional e internacional.

Leer Más


Conversatorio sobre “Pandemia y educación en el Nivel Inicial”

La Facultad de Filosofía y Humanidades invita a sumarse a un nuevo Conversatorio virtual, en este caso sobre “Pandemia y educación en el Nivel Inicial”. Será el próximo lunes 11, desde las 18 hs.

Quienes quieran participar, puede solicitar el link de ingreso a la videoconferencia al mail: cgonzalez@ucsf.edu.ar.

Este conversatorio es el tercero de este ciclo que, a raíz de la pandemia, propone analizar el nuevo contexto y las acciones educativas desde especialidades como la Filosofía, la Educación y la Comunicación.

El anterior encuentro, “Pensar la pandemia desde la Filosofía”, se realizó el pasado martes 5 de mayo, oportunidad en que varios docentes de la carrera de Filosofía fueron convocados para “pensar lo que nos pasa”. Los doctores Aníbal Fornari, Federico Viola y Dante Klocker abordaron desde diferentes perspectivas la posible oportunidad de cambios profundos que genera la pandemia por COVID19 que que vive nuestra humanidad.

Ya sea porque puede entenderse como un claro emergente de la crisis del capitalismo -como modo de pensar vivir la economía global-, o como síntoma del “nihilismo festivo” en el que parecía que estábamos viviendo o como manifestación de una “sordera” persistente de la humanidad respecto de continuos hechos que nos alertan; en todos los casos los expositores acordaron en interpretar la pandemia como síntoma de un mal-estar más profundo.

Con la impronta característica de un discusión filosófica, las diferentes miradas pusieron al descubierto diversos y complejos aspectos de la realidad que nos atraviesa pero coincidieron en que la situación, al menos, vale para detenernos y en lugar de fijarnos en la posibilidad de la muerte que con rostro de virus nos acecha, pensemos en la posibilidad de volver a nacer. Un hecho de semejante gravedad no puede no provocar el asombro y promover los cambios.

Cabe recordar que el primero de estos conversatorios abordó el tema de la educación. Allí, intercambiaron sus miradas la doctora en Filosofía, Carmen González; el doctor en Educación, Pablo Bongiovani; y la licenciada en Ciencias de la Comunicación, María Milagros Vigil.

Leer Más


Suspensión Temporal del Programa de Movilidad Estudiantil

Dada la compleja situación actual desencadenada tras el avance de la pandemia de Covid-19, y en el marco de las disposiciones del gobierno nacional, la Universidad Católica de Santa Fe debió suspender el Programa de Movilidad Estudiantil por lo que resta del año.

Como sabrán, las medidas tomadas a nivel nacional, al igual que en los otros países afectados, restringen el flujo internacional de personas e imposibilitan, en nuestro caso, el intercambio con motivos de estudio. Aun así, desde el Área de Cooperación Internacional, nos ponemos a disposición ante cualquier duda o consulta que deseen transmitirnos.

Con la misma convicción de que podremos superar los desafíos que se presentan en las distintas aristas de la vida universitaria, también creemos en una pronta normalización de los programas destinados al intercambio educativo y cultural. En ese caso, volveremos a informarles la apertura de las convocatorias.

Área de Cooperación Internacional, UCSF

Leer Más