Estamos en curso de colisión frontal con los límites ecológicos del planeta

El Dr. Adrián Beling, becario del KAAD, Servicio de Intercambio Académico Católico, presentó el libro Desarrollo Non Sancto “la religión como actor emergente en el debate global sobre el futuro del planeta”, invitado por el Instituto de Ecología Humana y Desarrollo Sustentable de la Facultad de Ciencias de la Salud.

 

En la discusión sobre desarrollo desde la perspectiva de la Encíclica Laudato si’, la Universidad Católica de Santa Fe promueve espacios de reflexión y análisis, en el intento de dar respuestas a los desafíos que se plantean a nivel global.

En este contexto, Adrián Beling, Doctor en Sociología por la Universidad Humboldt de Berlín y por la Universidad Alberto Hurtado en Santiago de Chile, junto a Julien Vanhulst, coordinaron la publicación del libro Desarrollo Non Sancto. “Este es un libro que surgió de una inspiración común con (la Dra.) Ana Bonett y que después tomó un camino paralelo. Terminamos produciendo dos libros hermanos, pero ambos salen de la misma fuente, que es la reflexión que nos propone el Papa Francisco a partir la Encíclica Laudato si’ acerca de la trayectoria deletérea que está adoptando la sociedad posmoderna en todo el mundo y que está en curso de colisión frontal con los límites ecológicos del planeta y está desintegrando a las sociedades en el camino hacia ahí”, comenzó a explicar Beling.

 

Pensar la socioecología

La publicación es un libro colectivo. Todas las contribuciones tienen un denominador común, y es tomar a la ecología desde la complejidad socioecológica que plantea Francisco, “que rechaza de forma bastante explicita el discurso más individualista y más acomodaticio que no molesta a nadie, que es esto de apagar la luz o sacar la basura”.

“La problemática es más profunda y consiste en empezar a reconocer que hay un lado muy oscuro del proceso de industrialización y de modernización del mundo. Los beneficios son evidentes y eso es de lo que todo el mundo habla, no hace falta decirlo porque está dicho. Se ha reducido la tasa de mortalidad, que la gente tiene acceso a cosas que antes no tenía, todas esas cosas son evidentes, pero de lo que nadie habla es de que esto no fue gratis y que hoy hay un protoconsenso científico, pero también político, de que esta trayectoria es suicida”.

El Papa plantea que el comportamiento de la sociedad planetaria suicida, sin eufemismos.  “Lo que pasa es que con el discurso ambientalista hay también una apropiación muy particularista de ese discurso que tiene que ver con un cierto ambientalismo del norte, que se caracteriza por prácticas como reciclaje, eficiencia energética, apagar la luz al salir de la habitación, este tipo de cosas que están muy bien pero que no solucionan nada”, desafía Beling.

Por ejemplo, un país como Alemania que es pionero en debate y en prácticas ambientalistas, “no es modelo de nada: Alemania tiene una huella ecológica de cuatro planetas. Significa que para que todos podamos vivir como vive un alemán actual, necesitaríamos los recursos que producen cuatro planetas, y la capacidad de absorción y polución de cuatro planetas. Solo tenemos uno. Entonces, ese país no puede verse como un modelo en ese sentido tampoco, no más que Argentina. La gente allá vive mejor en términos sociológicos y materiales, pero eso no es sostenible en el tiempo. De hecho, gran parte de esa bonanza también proviene de la no bonanza de otros lugares”.

 

La religión como actor emergente

El libro plantea a la religión como un actor emergente en esta discusión. En este sentido, Beling considera la religión -desde su punto de vista-  como un microuniverso, una especie de espejo de las sociedades en las cuales esa religión existe. “Si es conservadora, es porque esa sociedad es también conservadora, o quizás cambia más lento de lo que cambia la sociedad. Pero en el fondo no es nada que esté completamente fuera, sino que reproduce un poco las mismas estructuras y las mismas matrices de pensamiento de las sociedades en las cuales se origina y en las cuales se desarrolla”.

Desde esta perspectiva, se pueden observar distintos movimientos en distintas direcciones. “En especial, hay un surgimiento muy fuerte desde lo que en la Iglesia Católica se denomina sectas pentecostalistas que lejos de plantear este debate, resisten este debate. Son las que han llevado, por ejemplo, a la elección de Bolsonaro en Brasil, que obviamente es el anti-esto”, argumenta Beling.

“Pero desde la Iglesia Católica, y desde las estructuras tradicionales, hay una especie de convergencia ecuménica en torno a esta idea de ecología integral que tiene todas estas dimensiones de críticas civilizatorias. Porque va más allá, se enfoca en lo que hay en común entre todos estos colores políticos y que es problemático, pero que por ser común a todos nadie problematiza”.

Wolfgang Sachs, prologuista de este libro, abrió su conferencia en Berlín diciendo estamos en la ciudad del muro, pero yo no voy a hablar del muro. Desde la perspectiva de la que yo quiero hablar, lo que había de un lado y del otro, era lo mismo. Beling explica que estamos acostumbrados a pensar en el antagonismo fundamental del Siglo XX Comunismo/Capitalismo, pero, desde un punto de vista socio ecológico, ambas eran exactamente lo mismo.

“Se puede pensar al comunismo como un capitalismo de Estado, que tiende exactamente a lo mismo que el Capitalismo, esto es expandirse consumiendo en el proceso los recursos del planeta vivo, para convertirlos en un recurso convencional como es la moneda y ese proceso es altamente problemático. Eso es lo que el Papa problematiza en esta Encíclica de forma más o menos explícita”.

 

Mesianismo tecnológico y economicismo

Hay un antagonismo muy claro que plantea Francisco en Laudato si’. “El mesianismo tecnológico, que plantea que la tecnología va a resolverlo todo, y el economicismo, por el cual el criterio económico es el que prima y el que rige las decisiones. Él dice que estas dos cosas están llevándonos a chocarnos contra una pared”.

Tanto el Papa, como los autores de este libro Desarrollo Non Sancto, plantean que nos hemos acostumbrado a pensar modernidad y expansión como sinónimos, y sostienen que esto no es necesariamente así. “De hecho, la promesa original de la modernidad en los pensadores ilustrados europeos, era una sociedad autónoma que maximizaba la posibilidad de cada individuo de decidir su propio destino. Eso es lo que caracterizó al proyecto moderno en sus orígenes, y hoy nos encontramos que es casi lo contrario de eso, la antítesis. Pensar que estamos metidos en un proceso inevitable, reduce la posibilidad de libertad. Hoy trabajamos más horas, cobramos menos sueldo y tenemos menos perspectivas claras de futuro que lo que teníamos en los años 70”.

“Esta idea expansiva ha llevado a reducir toda esa amplitud, toda esa complejidad maravillosa que es la vida y que es la maximización de la posibilidad de cada persona y de cada nación de decidir su destino; la hemos reducido a simplemente incrementar cada año una cifra que le llamamos PBI y a eso se subordina todo lo demás. Para poder volver al proyecto moderno debemos desacoplarlo de esta idea expansiva”, afirma Beling.

La traba no es política, es de imaginación sociológica

“El 80% de nuestro consumo es descartable, lo usamos una vez y lo tiramos, es packaging. ¿Te cambiaría mucho tu calidad de vida por reducir el Packaging?”. Beling explica que no se trata de retroceder, de “volver a la edad de las cavernas”.

“A medida que algunas cosas se van instalando, se crea una inercia y se crean intereses que protegen esa inercia e impiden revertirla. Cuando hablamos de transformaciones impulsadas desde la política yo me pregunto: Si queremos hacer un cambio ecológico… ¿Qué hay más fácil que prohibir las bolsas de nylon? ¿Es tan complicado?

Y en esta línea, Beling plantea que “con el plástico tenemos un problema enorme. No hay metro cuadrado en el vasto océano, y no hay ninguna porción de la que saquen muestras de agua que no contenga restos de plástico. Es fatal para la biodiversidad. Pero hay tantos grupos de interés creados, que para volver para atrás hay que barajar y dar de nuevo”.

“La primera traba no es política, es de imaginación sociológica: se trata de desacoplar ciertas cosas que en nuestra mente están acopladas como si fueran lo mismo, si no empezamos por ahí, no hay cuestionamiento y si no hay cuestionamiento no hay cambio”.

Y la edición de este libro es, justamente, una modesta contribución a intentar plantear ese cuestionamiento como un primer paso hacia un cambio.

 

 

Leer Más




La UCSF inauguró los Laboratorios para Ciencias de la Salud

Con la presencia de autoridades, docentes y alumnos, la Facultad de Ciencias de la Salud de la UCSF inauguró los Laboratorios, espacios renovados para el desarrollo de actividades académicas, prácticas y de investigación.

La Facultad de Ciencias de la Salud comenzó sus actividades en el año 2013 con las Licenciaturas en Nutrición y Fonoaudiología; Ciclos de complementación curricular como la Lic. en Bioimágenes, Enfermería, en Gerontología; la Licenciatura en Obstetricia, en Kinesiología, en Terapia Ocupacional, extendiendo sus propuestas a las sedes Rafaela, Reconquista, Rosario y Humboldt.

Teniendo en cuenta que en el año 2018 comenzaría a dictarse la carrera de Farmacia, se inicia un proceso de remodelación de los laboratorios ya existentes, una puesta a punto que demandaría un arduo trabajo, hasta el día de la inauguración de estos renovados espacios.

Con el convencimiento que la sociedad demanda profesionales, en el área de la salud en general, y farmacéuticos en particular, con una sólida formación científica y técnica en el ámbito de sus incumbencias, estos Laboratorios son el espacio para que los alumnos y docentes puedan comenzar a desempeñarse con responsabilidad social, asumiendo su misión profesional como un servicio.

Además, considerando que las químicas en general son ciencias experimentales, su enseñanza, en la UCSF, se lleva a cabo en laboratorios destinados para tal fin. Por ello se modificaron los laboratorios ya existentes, que prestaban servicios a otras propuestas.

Estos nuevos espacios fueron diseñados respetando normas de seguridad y en el marco de las exigencias de Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria.

En la ocasión, se descubrieron placas correspondientes a los integrantes de la Facultad que trabajaron para la concreción de la obra. Seguidamente, el Pbro. Matias Vecino bendijo las placas y las instalaciones.

Finalmente, el decano de la Facultad de Ciencias de la Salud, Dr. Guillermo Kerz brindó unas palabras de agradecimiento a los presentes, para luego, invitar a todos a recorrer los nuevos laboratorios.

Inauguración Laboratorios Cs. de la Salud

Leer Más


La UCSF se hizo presente en el 10º aniversario de la REUP

El pasado 9 de agosto se realizó, en la Universidad Maimónides de la localidad de Buenos Aires, un evento en conmemoración de los 10 años de la Red de Editoriales de Universidades Privadas.

La REUP es el organismo que abarca a todas las editoriales o áreas afines universitarias, que publiquen textos y otros materiales bibliográficos académicos como parte de una institución privada en cualquier región geográfica de Argentina.

Entre los objetivos de la REUP la proyección del quehacer universitario, del desarrollo científico, la investigación y docencia, fundamentales para el desarrollo de la educación superior. Así busca facilitar el intercambio de ideas, estimula, motiva al progreso escolástico y por supuesto fomenta el libre pensamiento humano. Para poder crear el estrecho canal de vinculación, las universidades se apoyan de uno de los soportes del conocimiento, donde se refiere por supuesto al libro creando sus propios sellos editoriales que permiten abrir la puerta a la divulgación científica, tecnológica y la investigación docente. Esto sucede prácticamente en todas las universidades del mundo, sin importar el perfil que tenga o los principios que las sustenten.

En el marco del evento, la Dra. Mancini como coordinadora de la REUP recordó que:

“Hace diez años iniciábamos en esta Universidad un camino que estaba lleno de expectativas, pero, en el cual también habitaban las incertidumbres. Sin embargo, fuimos construyendo entre todos nosotros la realidad que se llama REUP y fuimos alcanzando durante este tiempo logros que no estaban configurados en aquel 14 de agosto de 2009.”

La coordinadora de la REUP también resalta la importancia de consolidar un proyecto editorial dentro de este marco educativo “es deseable que ninguna editorial universitaria carezca de proyecto editorial que guíe la acción y promueva con mayor eficacia la interacción; ya que el presente nos encuentra en permanente apertura hacia el aprendizaje para tender a una mayor profesionalización hacia el interior de cada una de las editoriales con el consiguiente aumento de la creatividad propiciatoria para la renovación de los enfoques”. Además, reitera que sin la existencia de un proyecto editorial sólido y consensuado con las autoridades de sus universidades y con un consejo editorial que las apoye, las posibilidades de éxito para la consecución de los objetivos, se reducen.

Por último, explicó los objetivos y metas que se propone la organización

 

La visibilidad de nuestras producciones editoriales es lo que buscamos de manera incesante por los canales disponibles y, por los otros, que escrutamos de modo constante.  El impacto de nuestros libros en el primer entorno tiene en sí mismo un valor, pero nunca deberíamos quedarnos en él para tomarlo simplemente como indicativo, como promotor de la potencialidad que aspiramos alcanzar.”

 

María Graciela Mancini, asegura que una de las mayores fortalezas de la Red es el trabajo en equipo y la comunión de las editoriales miembro. Por esta razón, remarca que las puertas de la Red están abiertas para sumar nuevos integrantes o para asesorar a las Universidades que deseen constituir una editorial.

Con la mirada puesta en el futuro, la coordinación actual prevé mejorar la comercialización interna de las obras; darle mayor visibilidad a los autores dentro del sub sistema universitario privado; incrementar la presencia en ferias internacionales como la de Frankfurt, o Londres; contribuir con la conformación de editoriales en aquellas universidades que no la posean; desarrollar un portal web de ventas on line y mejorar los estándares de calidad de las publicaciones.

 

Las vías de comunicación con la Dra. Graciela Mancini son:

mail: gmancini@ucsf.edu.ar

Leer Más



Responsabilidad Social: una exigencia en todos los ámbitos

Desde hace un tiempo, escuchamos hablar cada vez más de Responsabilidad Social, una idea y un modo de gestión que tiene su origen en el mundo empresario (RSE) pero a medida que se va implementando se advierte que, en realidad, va mucho más allá de las empresas.

Si bien existen múltiples definiciones en torno a esta idea, en términos generales, la RS involucra la responsabilidad de cualquier compañía con sus trabajadores, la comunidad y el medio ambiente.

En este sentido, y en el marco de la convocatoria de la Secretaría de Ciencia y Técnica de la UCSF, el equipo de investigación encabezado por el Mgter. Horacio Alesandria está trabajando sobre un diagnóstico de RSU en nuestra Universidad.

Entrando en el tema, Alesandria explicó que detrás de la cuestión de responsabilidad social está lo ético. En el ámbito empresarial, por ejemplo, cómo hacer negocios procurando generar, además de un beneficio económico, que es el fin último de toda empresa, valor social y ambiental.

En la realidad nos encontramos con “tres razones por las que uno puede ser socialmente responsable: por convicción, por obligación del mercado o del cliente o porque un empresario advierte que ‘queda bien’ con la comunidad o algún grupo de interés. La experiencia indica que los consumidores, empiezan a exigir esta responsabilidad también y, además, desde la cuestión medioambiental se exige responsabilidad para la conservación del planeta y de los recursos que hoy estamos sobreexplotando”.

 

Convocatoria para Latinoamérica

El año pasado, mientras el equipo trabajaba en su proyecto, URSULA (Unión de Responsabilidad Social Universitaria Latinoamericana) lanza una convocatoria sobre una temática muy similar: diagnosticar la situación actual de RSU en las universidades de Latinoamérica.

“De la convocatoria participaron 60 universidades latinoamericanas -7 de Argentina- que trabajaron a partir de una metodología que propuso URSULA y que dividía la gestión de las universidades en cuatro ítems: la gestión propiamente dicha, la gestión de la razón de ser la Universidad (formar profesionales), investigación y extensión o participación de la institución en el medio”, contó el Mgter. Alesandria.

Los diagnósticos se realizaron en base a una herramienta estandarizada que incluía 12 metas, 66 indicadores y 5 niveles de logro de gestión integral y transversal de RSU. “En cada uno de esos ítems, cada universidad debía ponerse una puntuación del 1 al 5, según los resultados del diagnóstico. Las puntuaciones más altas, debían ser justificadas con documentación, resoluciones, planes de estudio, etc.”.

En el caso de nuestra Universidad, Horacio Alesandria explicó que “el diagnóstico dio como resultado que estamos a mitad de camino, se han hecho cosas, pero todavía falta mucho por hacerse. Se destacan avances desde el punto de vista estratégico, por ejemplo, el nuevo Modelo Educativo, en el cual, uno de los ejes, es la RSU. A partir de ese Modelo se ha instruido a las diferentes Facultades para que incorporen a sus planes de estudios la Responsabilidad Social como temática. En este sentido, la primera en aplicarlo fue la Facultad de Ciencias Económicas, que en 2014 modifica el plan de estudios de la carrera de Contador Público e incorpora, siendo una de las primeras en el país, Responsabilidad Social como materia obligatoria en segundo año”.

El equipo que trabaja en la Investigación “La Sustentabilidad en la gestión universitaria: análisis de la integración de un comportamiento Socialmente Responsable en su relación con los Grupos de Interés”, se encuentra en la etapa de elaboración del marco teórico y de relevamiento en las universidades católicas de Argentina, con el objetivo de poder comparar entre instituciones similares.

“El desafío más importante es que, a partir de ese diagnóstico sobre las buenas prácticas en general que existen sobre el tema, hagamos una propuesta a la UCSF para ver en qué líneas se puede avanzar”, mencionó el director de la investigación.

Leer Más