Pensando los pilares de la ciudad

A partir de la convocatoria del Gobierno de la Ciudad de Santa Fe para que la UNL, la UTN y nuestra UCSF estudien las alternativas para recuperar los pilares del viejo puente ferroviario sobre la Laguna Setúbal, se realizó un workshop del que participaron alumnos y docentes de las tres instituciones.

Las actividades fueron consignadas por la Municipalidad como “pilares”, en referencia a los objetos que llevan el mismo nombre y que son el centro de la escena en las jornadas de debate y presentaciones que comenzaron a desarrollarse desde hace ya, varios meses.

“Durante el primer pilar se hizo una recopilación de todo lo que se pensó, lo que se proyectó y ya se viene imaginando. Había propuestas de vecinos, resultados de concursos anteriores, tesis de grado de Ingeniería con respecto al uso de esos pilares, entre otros trabajos”, contó Verónica González, una de las docentes de Arquitectura de nuestra Universidad que coordinó el workshop.

Del mismo modo, la arquitecta y docente María Victoria Silvestre agregó que “el segundo pilar tuvo un tenor más académico: se presentaron trabajos de investigación, reflexiones de ingeniería hídrica en el marco de proyectos de investigaciones de las tres universidades, bajo la idea de pensar desde lo académico en torno a diferentes aspectos que se vinculan a los pilares”.

Surge luego este tercer pilar, en donde se concretó una experiencia interuniversitaria de trabajo en conjunto e intercambio entre las tres universidades convocadas.

“Del workshop que se desarrolló durante un día y medio, participaron docentes y alumnos de 4° y 5° año de las carreras de Arquitectura e Ingeniería. Desde la UCSF se constituyó un equipo que fue muy significativo porque éramos todas docentes arquitectas mujeres y que, junto con los de UTN y FADU, trabajamos desde el inicio en la elaboración de las jornadas”, explicó Ma. Victoria, quien estuvo acompañada por las arquitectas: Jimena Rivero, Carmela Fili Tujchneider, Virginia Aranda, y Verónica González.

Una cuestión que se planteó desde el inicio fue que no se iba a tratar de un concurso sobre qué hacer con los pilares, sino de pensarlo como una actividad académica colaborativa en donde los estudiantes pudiesen tener participación en la gestión y diagramación de ideas junto a sus pares de otras universidades y otras disciplinas.

“Lo que se buscó durante el workshop fue que cada equipo de trabajo definieran los objetivos, porque en un día y medio era prácticamente imposible que se llegaran a establecer proyectos concretos. Se hizo hincapié en que no se quedaran en los cuatro pilares propiamente dichos, sino en ver más allá, qué unen, qué representan para la ciudad y para los santafesinos, trabajar sobre cuestiones de movilidad de diferentes tipos, etc.”, manifestó la Arq. Verónica González.

Entre los trabajos se planteó la movilidad para bicicletas, otros para un tren, algunos para peatones y hubo ideas que ni siquiera esbozaron un puente, sino que buscaron rescatar la superficie de los pilares de otro modo totalmente diferente, como lugar de expansión para pescadores u otras actividades.

“Como equipo docente, lo que nos interesó para abrir el workshop fue: ‘qué podemos pensar para la ciudad a partir de los pilares’, y fue a partir de esa pregunta que surgieron los diferentes planteos y trabajos de los equipos como ideas, no como proyectos concretos”, comentaron las docentes, quienes, además, definieron la experiencia como “muy positiva”, a la vez que rescataron la importancia de que se haya convocado a las universidades para colaborar en pensar y debatir ideas sobre nuestra ciudad.

Finalmente habrá un cuarto pilar en el que se van a exponer y socializar los resultados de los trabajos, tanto del workshop, como de todo lo que fue surgiendo en las etapas anteriores.


Rocio Sánchez
Estudiante de Arquitectura UCSF – 5to año

“La experiencia estuvo muy buena porque nos dio la posibilidad de favorecer un intercambio estudiantil y universitario de ideas y formas de trabajo. En este caso se planteó un problema real sobre los pilares, que viene desde hace varios años, y fue muy interesante porque nos conectan, nos unen: FADU tiene vista directa a los pilares y en el camino a UTN, como hacia la UCSF, los pilares están de paso.

Lo más atrayente fue que no era un concurso, sino que se buscaban ideas, y eso, de alguna manera, le sacaba presión y competitividad a los equipos que debían proponer ideas viables, que estén buenas, que se podían compartir entre todos y también con los profesores, con quienes hubo un buen diálogo y trabajo.

Mi equipo propuso un puente sobre los pilares por el que pasaba un tren y facilitaba la conexión para transporte público, conectando Rincón hasta el aeropuerto de Sauce Viejo. Incluso se planteó que en uno de los extremos del puente haya una bajada de lanchas como la que tiene Alto Verde para cruzar hasta Santa Fe, con la idea de formar un circuito de movilidad y transporte”.


 

Leer Más