Reino Unido vota por salir de la Unión Europea

La opción de abandonar el eurobloque triunfó por el 51,9% de los votos.
Si bien el resultado del referendo no es vinculante y el Parlamento puede frenar el proceso de separación, es poco probable que esto suceda, por lo que la Comisión Europea ha comenzado a prepararse para la negociación de las condiciones en las que Londres dejará el bloque.
Tras expresar su pesar por el resultado, el Primer Ministro David Cameron anunció su renuncia, que se concretará antes del mes de octubre. La renuncia del premier, no fue la única consecuencia inmediata de la votación, la libra esterlina cayó a su valor más bajo desde 1981, arrastrando consigo al euro y provocando la suba del dólar a nivel mundial.
Preocupados por las consecuencias políticas y económicas de la separación británica, los líderes de los restantes Estados miembro de la Unión se apresuran a diseñar una estrategia para contener los daños. El mayor temor es que esta sea la primera de varias salidas.
Los esfuerzos de Bruselas se centran ahora en combatir el euroescepticismo para evitar la ruptura total. Las consecuencias de una posible desintegración de la Unión Europea podrían afectar a todo el escenario internacional.