Suspendidas las celebraciones litúrgicas con fieles

Mediante un comunicado del 19 de marzo, Mons. Sergio Fenoy suspendió las celebraciones litúrgicas con asistencia de fieles hasta nuevo aviso.

Compartimos el  mensaje completo:

Ante la creciente gravedad de la situación que estamos viviendo en relación a la propagación del COVID-19, como pastor de nuestra querida Arquidiócesis de Santa Fe de la Vera Cruz, he resuelto lo siguiente:

a) Suspender desde mañana, 20 de marzo, las celebraciones litúrgicas con asistencia de fieles en todas las parroquias, iglesias y capillas, hasta nuevo aviso, recordando la dispensa del precepto dominical ya vigente para todos.

b) Mantener nuestras parroquias disponibles para acompañar las necesidades espirituales y materiales de nuestros hermanos, en particular las de los más pobres, enfermos y ancianos. Agradezco a los sacerdotes, diáconos, consagrados y demás agentes pastorales el esfuerzo que pondrán en estar cerca de ellos.

Quiero expresarles a todos mi más fraterna y cariñosa cercanía, y ponerme a total disposición, junto a mis vicarios, para acompañar las distintas situaciones que puedan irse presentando. ¡Juntos podremos vivir plenamente estos días difíciles!

Por paradójico que parezca, mantener la distancia entre nosotros significa que realmente nos preocupamos los unos por los otros. Esta dura prueba llega a nuestras familias y comunidades en el tiempo de Cuaresma, caminando hacia una Pascua que este año será distinta para todos. Nuestra fragilidad está unida inseparablemente a nuestra conciencia de ser hijos muy queridos, necesitados de la ayuda de nuestro Buen Padre Dios. Por eso nos ponemos con confianza en sus manos, sabiendo que Dios nunca nos abandona.

Recemos especialmente por todos los que puedan verse afectados por esta pandemia, por los agentes sanitarios y por tantos que seguirán sirviéndonos, aún a costa de su salud y seguridad.

Ahora, más que nunca, necesitaremos encontrar creativas maneras de romper el aislamiento y de sentirnos en profunda comunión. “Cuidarnos a nosotros mismos de un modo responsable es la mejor manera de cuidar a los demás. La responsabilidad y el cuidado se oponen al miedo y al pánico. El miedo nos lleva a ocuparnos solo de nosotros mismos y a tener actitudes antisociales sin pensar en los demás. El cuidado y la responsabilidad para con los hermanos y hermanas nos llevan al amor, a la solidaridad y al servicio” (Declaración CEA 19.03.2020)

La Virgen Santa nos cuide a todos.

+ SERGIO ALFREDO FENOY Arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz