Humboldt

La UCSF inició Fonoaudiología en Humboldt

Con el acto de apertura del año académico, inició en el Instituto Centenario de Humboldt el dictado de la carrera de Fonoaudiología de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UCSF.
El lanzamiento contó con la presencia del Secretario de Comunicaciones de El Vaticano, Monseñor Lucio Adrián Ruiz, quien participó activamente en la concreción de esta nueva propuesta académica.

Un proyecto en continuo crecimiento

El Dr. Raúl Wagner, uno de los fundadores del Instituto, resaltó que esta es una realidad impensada, cuando arrancamos en 1968, éramos 3 jóvenes que veíamos que nuestros chicos debían irse a Esperanza para realizar sus estudios secundarios. En mi caso particular, sentí la necesidad de agradecer los 10 años que llevaba viviendo aquí y trabajando como médico. Devolver un poco de todo eso que nos había dado este pueblo, y que se merecía.
Nos pusimos a trabajar intensamente, sin las facilidades que hoy nos da la comunicación, los teléfonos celulares. Teníamos luz hasta la media noche, calles de barro. Y con la ayuda de las hermanitas del Colegio San José, que nos habilitaron un aula, pudo comenzar a funcionar el Instituto Centenario de Humboldt, por la edad del pueblo. Nuestro instituto ha cumplido 51 años.
En octubre del año pasado, con motivo de los 150 años de la fundación de Humboldt, surgió este nuevo proyecto comenzar a dictar una carrera universitaria que, con el apoyo de Monseñor Lucio Ruiz, se pudo concretar a través de la UCSF.
A su turno, el Mgter. Arq. Ricardo Rocchetti resaltó la importancia de la educación y el perfeccionamiento de los jóvenes, quienes se capacitan profesionalmente para atender y mejorar las condiciones de vida de esta comunidad particular, evitando el desarraigo.
Además, se mostró confiado en la posibilidad de abrir nuevas carreras a la brevedad de modo tal que otras alternativas disciplinares se sumen a ésta.
Es una satisfacción poder colaborar con esta comunidad de Humboldt que ha mostrado tanto entusiasmo, energía y determinación. Concretar este sueño que parecía imposible, el de prestar servicios de educación superior, en una población pequeña.

Bendición papal
Monseñor Lucio Ruiz, quien tendió puentes entre ambas instituciones, participó del lanzamiento e intercambió presentes y reconocimientos con las autoridades, entre las que se destacan sendas bendiciones por el proyecto emprendido.
Hoy se abren nuevas puertas en esta institución ya acostumbrada a enriquecer la cultura y dar vida a corazones jóvenes, llenándolos de conocimientos y de valores, resaltó monseñor. Son puertas nuevas las que se abren, no solo porque lo que se inicia es otro nivel en la jerarquía académica, sino porque es una disciplina que se abrirá para acoger la persona humana en el sufrimiento, para ayudarla y, donde sea posible, curarla. Y como cada paciente es una persona concreta, con un rostro, con una historia única, merece una atención profundamente humana, y esto necesita una formación especial.
Que esta realidad universitaria que ahora inicia, sea como el injerto de las cepas de los mejores vinos, de las mejores flores que, propio por su vitalidad y calidad, dan nuevos frutos, con nuevos perfumes y nuevos sabores. Que así sea la llegada de la Universidad Católica de Santa Fe al Instituto Centenario de Humboldt, la concepción por parte de dos instituciones llenas de vida y con enorme capacidad de donar y crear, concluyó el Secretario de Comunicaciones de El Vaticano.

Por las instituciones educativas participaron el Vicepresidente del Directorio a cargo de la presidencia y Vicerrector de Formación de la UCSF, Pbro. Carlos Scatizza; Raúl Wagner, Rubén Negro y Néstor Knüssel, fundadores y miembros de la Asociación Civil “Escuela Comercial Centenario de Humboldt”; el director del ICH, Prof. José Luis Baldunciel; EL rector de la UCSF, Mgter. Arq. Ricardo Mario Rocchetti; El Decano de la Facultad de Ciencias de la Salud, Dr. Guillermo Kerz; el responsable de la Unidad de Vinculación Tecnológica de la UCSF, Dr. Armando DE FEO; la Coordinadora de la Carrera de Licenciatura en Fonoaudiología, Lic. María Eugenia Ferrando, entre otros.
Asimismo, participaron autoridades tales como el presidente comunal de Humboldt, Duilio Rohrmann; la intendenta de la ciudad de Esperanza, Ana María Meiners y el senador Rubén Pirola.

Leer Más


fonoaudiologia-ucsf

Para hablar, primero hay que escuchar

Las alumnas de Fonoaudiología se sumaron al año Iberoamericano del Habla que se encuentra llevándose a cabo a nivel mundial con el lema “Hablemos de habla”, signadas por el análisis y la investigación de los estudios más actuales en la temática. La idea se plasmó a través de ponencias abiertas al público con el objetivo de comunicar y generar conciencia.

Cuando pensamos en el habla, ¿qué es lo que conocemos?

Conversando con una de las docentes encargadas de la materia que llevó a cabo las presentaciones, la Lic. Doris Kapmman avanzamos hacia algunos conceptos introductorios. “En la actualidad podemos definir el habla como una función que incluye procesos neurofisiológicos, neurocognitivos, neuromusculares y neurosensoriales. Es un dato no menor, si tenemos en cuenta que hasta hace unos años, solo estaba relacionada a procesos articulatorios y de pronunciación. El habla también corresponde al sistema fonoodontoestomatoloógico, al que se suma la respiración y las funciones alimentarias, entre las que se encuentran la succión, la sorbición y la deglución”.

Hoy los modelos de habla se explican desde una perspectiva lingüística y psicolingüística – rama de la psicología interesada en cómo la especie humana adquiere y utiliza el lenguaje –  y, desde esta mirada, los fonoaudiólogos basan su intervención en las problemáticas actuales.

Ahora bien, si pensamos en el campo de acción de los profesionales que se ocupan de la forma de hablar de las personas, entre otras cosas, y de problemáticas que tengan que ver con esta capacidad propia del ser humano, cabe preguntarse cuáles podrían ser los signos de alerta para que alguien piense en buscar algún tipo de ayuda o tratamiento. En base a esto, Kapmman nos enumeró algunos para prestar atención, sobre todo en la etapa infantil. Entre ellos podemos encontrar: retraso en la adquisición de determinados fonemas teniendo como tiempo máximo para adquirirlos a todos, los 4 o 5 años; inteligibilidad del habla: a determinada edad el niño tendría que poder distinguir entre cama y tama, sabiendo que el primero es correcto y el segundo no. Otro de los signos es la inestabilidad práxica, es decir, dificultades en algunos movimientos del aparato articulatorio; déficit en la capacidad de la memoria auditiva, la que se encarga de retener a corto plazo toda la información auditiva que recibimos del entorno; y por último se puede presentar cierta alteración a nivel de discriminación auditiva.

Al momento de la consulta profesional, la especialista destacó la importancia de la anamnesis, las preguntas que se realizan para conocer la historia de la familia que llega al consultorio, y del paciente, específicamente. De todos modos, existe un paso primero y aún más importante que preguntar, y es el escuchar. “Los primeros 10 minutos de la presentación son los más relevantes, los que nos permiten generar el primer contacto. Por eso, para hablar es totalmente importante escuchar”, afirmaba la fonoaudióloga.

Los motivos de las dificultades en el habla pueden ser varias: orgánicas-físicas, distorrelaciones, (por ejemplo, cuando la mandíbula superior está muy adelantada en relación a la inferior), dificultades madurativas relacionadas con lo perceptivo, disfluencias, respiración mixta, entre otras. Esto pone de relieve la importancia del trabajo interdisciplinar de los fonoaudiólogos con cirujanos plásticos, odontólogos, audiólogos, otorringonaringólogos, entre otros.

Finalmente, la licenciada valoró al afecto como motor de las relaciones humanas, y específicamente, de la relación profesional-paciente, teniendo en cuenta que es desde este motor donde los profesionales logran avances importantísimos en los pacientes.

 

Leer Más