UCSF y Municipios, unidos por el patrimonio

Existen tres bases fundamentales que sostienen a la Universidad: Docencia, Investigación y Extensión.
Docencia, como primera Comunidad básica, asociación libre entre docentes y alumnos en búsqueda del conocimiento, que no sólo se nombra como cultura sino se resignifica, pone en crisis y trabaja a la luz de ciertas creencias (investigafoto UCSF 2ción). Todo esto cobra sentido si es contrastado con la realidad, donde teoría y práctica deben caminar siempre juntas durante el período de formación, dando lugar a la extensión.
Por esto es tan importante el trabajo de una cátedra sobre los temas de preocupación e interés local, referidos, como en este caso, a valorar ciertas obras como propias, nacidas en un momento muy especial para los misioneros, como lo fue todo el proceso de “provincialización”.
Si bien reconocemos y valoramos el recorrido y el trabajo de colegas realizados en otras universidades de nuestro medio, como la Universidad Nacional de Misiones, nos parece importante desde la Facultad de Arquitectura de la U.C.S.F generar un aporte propio y sumarnos al cuidado y difusión del patrimonio construido de Misiones.

Encuentro para la valoración de la Hostería de Montecarlo-Caraguatay (1957. Soto & Rivarola) como PATRIMONIO MODERNO
En el ciclo lectivo 2017 se han incorporado a la currícula de la carrera de Arquitectura de la U.C.S.F Santos Mártires los contenidos referentes a las obras del Movimiento Moderno en Misiones, abarcando el conjunto de edificios que se proyectaron y construyeron entre 1955 y 1965, principalmente con la modalidad de los Concursos de Anteproyectos (nacionales y regionales), con la participación y adjudicación de obras a arquitectos de renombre nacional (C. Testa, M. Soto, R. Rivarola, M. Winograd, E. Traine, H. Baliero, J.M. Borthagaray) y local (C. A. Morales, E. Fogeler, F. Di Giorgi, J. Pomar).
La propuesta intenta comenzar a cerrar la brecha de desconocimiento existente, resfoto UCSF 1pecto del valor y aporte que estos edificios implican, iniciando por los actores que tienen mayor responsabilidad para lograr este fin: los arquitectos. Más aún si están formándose en el ámbito local, lugar donde intervendrán a corto plazo (la cátedra pertenece a quinto año del Plan de Estudios), y donde sus decisiones podrán incidir muchas veces entre la conservación o la destrucción de un edificio de valor patrimonial.
Las posibilidades que brinda el espacio académico de la Facultad permiten interactuar frecuentemente con la comunidad local para transmitir hacia afuera del claustro universitario los contenidos que se estudian en el aula. Esto se potencia cuando se toman obras que se encuentran en varias localidades de la Provincia (Posadas, San Ignacio, Montecarlo, Eldorado, Leandro N. Alem, Apóstoles, 2 de Mayo, etc.), y pueden ser estudiadas y experimentadas en su contexto y condiciones particulares por los estudiantes.
Pero además, cuando en la divulgación del mensaje existen receptores con suficiente sensibilidad para instalar el tema en una determinada comunidad, los resultados beneficiosos para la conservación del patrimonio comienzan a aparecer en el horizonte. Es el caso particular de las autoridades comunales de las localidades de Montecarlo y Caraguatay, en referencia a la Hostería proyectada y construida desde 1957 por Mario Soto y Raúl Rivarola en la barranca del Río Paraná.
La implicancia de las dos localidades tiene que ver con una cuestión de trazado de límites municipales, que ubica la obra dentro del foto UCSF 3municipio Caraguatay, pero es necesario atravesar Montecarlo por su avenida principal para llegar al sitio. Lejos de significar un conflicto, el hecho contribuyó a que autoridades de las dos comunas participen de un encuentro que se realizó el pasado 16 de noviembre en la Casa de la Cultura del Bicentenario de Montecarlo. La reunión contó con la presencia de docentes y alumnos de la cátedra Historia y Contemporaneidad de la Arquitectura del Movimiento Moderno en Misiones y de autoridades de la Facultad de Arquitectura, Arq. Pablo A. Pachoud, delegado del Decano de la UC.S.F.
La disertación estuvo a cargo de los docentes, Esp. Arq. Mario Daniel Melgarejo y Arq. Alina Bistoletti. A lo largo de su desarrollo, dio lugar a las contribuciones de diferentes actores de las comunidades invitadas, resultando verdaderamente muy activa. Historiadores, arquitectos, funcionarios, estudiantes, maestros de escuela y vecinos participaron con mucho interés de la ocasión que se proponía dar un primer paso en la declaratoria de la Hostería como patrimonio municipal, un primer eslabón fundamental para pensar en futuras acciones de conservación y en declaratorias a nivel provincial en conjunto con las demás obras del período.
La experiencia no solamente permitirá aumentar considerablemente la concientización sobre la obra particular de Mario Soto y Raúl Rivarola, sino que también abre las puertas a que localidades como Montecarlo y Caraguatay posean un registro o inventario de obras patrimoniales del municipio mediante políticas que puedan tener continuidad en el tiempo.