Otro año de cultura y recreación en la UCSF 

Los espacios corales y de teatro, la literatura, la fotografía y el deporte fueron parte de las actividades recreativas y de extensión desarrolladas a lo largo del 2021 en la universidad. 

Los espacios de recreación en el ámbito académico posibilitan desarrollar nuevas habilidades, crecer en compañía de otros y vincularse de un modo distinto. Bajo esta perspectiva, la Universidad Católica de Santa Fe apostó en 2021 a la continuidad de los espacios corales, el teatro y el deporte durante la virtualidad, y los resultados se pudieron disfrutar con el regreso a la presencialidad cuidada. 

Los coros en general vieron afectadas sus actividades por la virtualidad, sin embargo, en el caso de los espacios corales de la UCSF, la situación fue distinta destaca Miguel Piva, como responsable de los mismos. “Los nuestros, gracias al apoyo de la Universidad, hemos logrado trabajar muy bien y adaptarnos a todas estas circunstancias nuevas que nos tocaron, ir adelante y avanzar”. 

El director comparte con sinceridad que algunas personas se distanciaron del espacio, y perdieron integrantes, “pero increíblemente, se sumaron muchos más, y la cantidad total no disminuyó, sino que incluso aumentó, y en los cuatro coros. Fue un dato sorprendente para nosotros”. 

Ensayos y presentaciones

Durante el aislamiento compartían el material por aulas virtuales y mantuvieron encuentros sincrónicos por Meet parahacer el repaso de partes y ensayar. Con este sistema aprendieron obras nuevas, que se reforzaron y se ensamblaron con los encuentros presenciales durante todo el mes de agosto y septiembre. Ya en, en octubre comenzaron con las presentaciones del nuevo repertorio. 

“Pudimos hacer conciertos en conjunto, viajamos a Cayastá y Helvecia con el Coral Sacro, a Reconquista con el Coro de Niños, donde participamos junto al Coro Polifónico de allí y al Ensamble Coral Costero. También viajamos a San Vicente con el Coro Universitario, participando de festivales e hicimos diferentes presentaciones en la parroquia Sagrado Corazón, en la Catedral Metropolitana, y en la parroquia San Antonio”, enumera Piva, y concluye: “La actividad ha sido muy variada e intensa a pesar de las restricciones y problemas que todos conocemos”.  

En vistas a un próximo año, el panorama es muy optimista: “Las proyecciones para el 2022 son maravillosas, tenemos programados cuatro festivales importantes, las ganas intactas y contentos de haber superado esta crisis que afectó a tantos y tan mal”, expresó el director coral. 

Concursos para toda la comunidad

El Concurso Anual de Fotografía (CAF) y el Concurso Anual Literario (CAL) son otros dos proyectos que vieron la luz en este 2021, pero con la ilusión de que “no sea una iniciativa aislada, sino que se realice periódicamente cada año, y que vaya tomando cuerpo, en cantidad y calidad de las presentaciones”, comparte el responsable del área de Cultura de la UCSF, Lic. José Serralunga. 

“Queríamos dar a todos la posibilidad de participar, invitar no solo a los estudiantes, sino a los egresados, docentes y no docentes, para que todos puedan sentir a la Universidad como un espacio vinculante, contenedor”. 

Sobre el concurso literario, Serralunga sostiene que “muchos escriben y no tienen la posibilidad de mostrarlo a otros, y los concursos son un vehículo idóneo para eso”. Con el caso de la fotografía, señaló que “hoy, los celulares tienen muy buenas cámaras, y ésta era una oportunidad para sacarle jugo, para enfocar, poner atención en algo que fuera original, lindo, llamativo, y animarse a participar”. 

Dentro del rubro literario, el año cerró con la presentación del libro Creceres 4, publicado por la editorial de la UCSF, que recoge los trabajos distinguidos en el Certamen Literario “Lermo Rafael Balbi” durante el período 2016 al 2019. 

A lo largo de estos años, el concurso tuvo gran alcance, contando con la participación de numerosos aficionados a la literatura, tanto de nivel secundario como universitario. Intervinieron instituciones escolares de la capital santafesina, la vecina ciudad de Santo Tomé, así como también de San Jerónimo Norte, San Carlos Centro y Esperanza, entre otras. 

Arte, estrategia y algo más…

El espacio de teatro se replegó durante el primer semestre, pero se activó en cuanto se abrieron nuevamente las puertas de la Universidad. José Serralunga, quien dirige el taller, explica que el plantel se renovó totalmente: “Todos los que ingresaron eran nuevos, aunque algunos con experiencia en otros grupos musicales, de baile, o de actuación. Se armó un grupo muy interesante”. 

Limitados por el tiempo, trabajaron durante dos o tres meses, pero para sorpresa de Serralunga “los chicos se pusieron al hombro el espacio, les propuse hacer una muestra y conseguimos hacer una presentación de 25 minutos; y lo que lograron fue increíble”. 

Otros optaron por una actividad más intelectual y resguardada: la Escuela abierta de ajedrez, a cargo del Dr. Alfredo Segado, que se realizó durante todo el año, mediante encuentros semanales por Zoom. La iniciativa persiguió dos finalidades: “La primera, formativa, para que todos los alumnos puedan practicar este deporte-ciencia, para esparcimiento y recreación. La segunda, competitiva, para poder realizar torneos y eventos de Ajedrez, donde se estimule este deporte, a través de competiciones”, explica el profesor.  

Así fue como tomó forma y se realizó el primer Torneo de Ajedrez de la UCSF, destinado a todos los alumnos que pertenecen a la comunidad universitaria, en todas sus sedes, para enfrentarse a miembros de las universidades que conforman CoDUCA (Comisión del Deporte Universitario Católico Argentino). Una de las integrantes de este espacio, Evangelina Chiaraviglio, llegó a representar a la Argentina en el Panamericano de Ajedrez FISU, torneo que reúne a las organizaciones deportivas universitarias de cada país del continente Americano. 

“Si bien yo juego desde chica, no tenía la menor idea de aperturas, de estrategias a largo plazo, de cómo empezar a resolver y pensar mis partidas. En dos o tres clases, la cabeza se te ordena de otra forma. Eso es lo que más me enganchó, lo visible del progreso y lo rápido que me pude adaptar al estilo de juego que proponen desde la Escuela”, destaca Chiaraviglio, alumna de la Lic. en Relaciones Internacionales. 

 

Nota publicada en El Litoral.



Alumnos, Cultura, Deportes, Docentes, Extensión, Facultades, Home principal, Personal UCSF, RSU