Puigdemont fue detenido en la frontera entre Alemania y Dinamarca

El domingo la policía alemana detuvo al líder catalán y propulsor de la iniciativa independentista, Carlos Puigdemont, cuando este intentaba ingresar al país. Sobre Puigdemont pesa una orden de arresto de la justicia de España por sedición, traición y malversación de fondos públicos.

La orden de arresto europea fue emitida en noviembre pasado, cuando Puigdemont estaba exiliado en Bélgica, pero fue rescindida un mes después. Un juez nacional español la reactivo el pasado viernes lo que motivo su detención en su regreso a Bélgica.

Es importante mencionar que el Código Penal alemán al contrario que el de Bélgica -país al que España también había solicitado la extradición de Puigdemont-, contempla un delito comparable al de rebelión, la principal acusación contra el ex presidente. El cargo acarrearía penas de cárcel para quien “emprenda, por medio de la fuerza o amenazas” medidas para socavar la existencia de la república o alterar el orden constitucional.

La detención de Puigdemont provocó que miles de personas salieran a las calles de Barcelona y de otras ciudades de la próspera región para protestar, manifestación que los locales han denominado “La Primavera Catalana”- en alusión a la “Primavera Árabe”, movimiento que hace siete años revolucionó varios países del norte de África-. Por lo menos 89 personas resultaron heridas en los enfrentamientos con la policía y cuatro fueron arrestadas.

1522058720_787750_1522059176_noticia_normal