Redes, pasión y diversidad: Scholas contado en primera persona

Antonella Neme está transitando su último año de la Licenciatura en Psicopedagogía en la Universidad Católica de Santa Fe, declara su “wanderlust” (pasión por viajar), y hace 2 años que entró en contacto con el movimiento Scholas Occurrentes a través de un escueto flyer que captó su curiosidad.   

  • ab2b545d-6df6-49ff-bfc1-8762296f706f
  • 18920b7a-132c-4508-859a-1a51901f7fcf
  • f9a45dc4-a835-404d-9465-a0b58267a704
  • 52f0a03a-3722-472b-9acc-c17c982b4b64
  • 4dfdf2d3-5d5b-4612-b173-eedc1691e866

“Se trataba de una invitación para todas las facultades a participar de unos encuentros. El flyer no decía mucho más, y algunos desconfiaban de ello, pero a mí me generaba más curiosidad aún, y me anoté sin pensarlo mucho. Unos días después, Guillermo Kerz pasó por las aulas animando a los estudiantes a participar”, narra Neme, aludiendo al vicerrector Académico de la UCSF, quien estuvo detrás del impulso de Scholas en Santa Fe.  

Tras este primer acercamiento, Antonella decidió involucrarse en el movimiento educativo, sumándose al equipo de voluntarios. Un año después participó en un encuentro de Scholas Ciudadanía en la UCSF, programa que invita a jóvenes de los últimos años de la escuela secundaria a expresar sus preocupaciones actuales, reflexionar, debatir y encontrar soluciones entre todos. 

Lo recomienda a todos aquellos que quieran salir de su zona de confort, aportar algo a su comunidad, o incluso conocerse mejor y desarrollar habilidades blandas. 

Un nuevo modo de aprender 

La alumna confiesa que al principio temía “perder clases” o no tener el tiempo suficiente para prepararse para los exámenes. “Sin embargo, ocurrió lo contrario. No perdí, gané. Me enriquecí con los relatos de los jóvenes, nuevas técnicas y dinámicas metodológicas, personas increíbles que me llenaron el corazón, y un gran sentimiento de pertenencia”, confesó. 

“Conocí un grupo de voluntarios entusiastas y muy comprometidos con el espacio, quienes nos guiaron para poder ofrecer lo mejor de nosotros. A partir de ahí, comenzó un viaje de sorpresas, amistades, contactos y aprendizajes”, reconoció agradecida. 

Durante el 2023, tuvo oportunidad de formarse en Buenos Aires en un aspecto que para Scholas es “el corazón de la educación”: el recreo. Estamos acostumbrados a considerar que lo verdaderamente importante es lo que sucede en las aulas, y que el recreo es algo funcional a ello, pero para Scholas no es así. 

“Lo que hacemos en el recreo es que el chico se pueda conectar no solamente con lo que aprendió, sino con lo que le pasa cuando aprende algo: el famoso qué te pasa: conectate con tus sentimientos, con lo que te pasa, con lo que sentís, con lo que sos, y desde ahí sale lo mejor de cada uno”, explica José Del Corral, fundador de Scholas Occurrentes.  

“Por eso el recreo es como volver a abonar la tierra, que cada uno pueda recrearse y volver a ser lo que es, lo que no se animaron nunca a mostrar ni en su familia, ni en la escuela: ser ellos mismos”, expresó Del Corral en su cuenta de X. 

Cruzando fronteras 

En el lapso de dos meses, Neme participó de un nuevo encuentro de Scholas Ciudadanía, esta vez en la provincia de Córdoba y, luego, del VI Encuentro Mundial de Jóvenes en São Paulo. El alcance mundial de Scholas le permitió seguir vinculada al movimiento cuando, gracias al trabajo del área de Internacionalización de la UCSF, decidió realizar sus prácticas profesionales en la Universidad Católica de Valencia. 

“En Valencia se estaban realizando encuentros mensuales con escuelas secundarias, a lo cual me sumé en estos últimos meses. A raíz de ello, me invitaron a participar de un taller de transformación social en Gales, “Youth Changemakers Programme”, donde trabajamos aspectos como la escucha, la empatía, la mirada sensible, a través del juego, el arte y el pensamiento”, compartió Antonella.  

Un mes después, tuvo la oportunidad de participar del Encuentro Internacional del Sentido, en Roma. “El encuentro se basó en tres pilares fundamentales: escucha, creación y celebración. Nos reunimos personas de distintas edades, géneros, culturas, religiones y profesiones, en torno a la pregunta por el sentido”, narra Neme. 

El último día compartieron lo realizado con el Papa Francisco, quien les advirtió que no hay que confundir la educación con la instrucción, y puntualizó que la Universidad del Sentido invita a trabajar con los tres lenguajes: las manos, el corazón y la mente. A su vez, recordó la importancia de la capacidad de jugar, que cuando ésta se pierde y nos ponemos serios, perdemos el sentido de la vida. 

En restrospectiva, y con la mochila cargada de buenas experiencias, Antonella Neme manifestó: “Asocio Scholas con tres palabras principales: redes, pasión y diversidad. Lo súper recomiendo para todos aquellos que quieran salir de su zona de confort; quieran conocerse mejor y conocer a otros; quieran aportar algo a su comunidad; y para aquellos que quieran desarrollar habilidades blandas, de liderazgo y trabajo en equipo”. 

Lee más

Los voluntarios de Scholas Ciudadanía Santa Fe cerraron un año de grandes logros

Estudiante de Psicopedagogía participó del Programa Young Changemakers en Gales 



Home principal, Pastoral, Vicerrectorado académico, Alumnos, Psicología, Internacional, Licenciatura en Psicopedagogía