La UCSF sigue sumando graduados en sus sedes

El pasado 12 de junio, la UCSF Sede Santos Mártires de Posadas celebró la Colación de sus graduados de Arquitectura, Abogacía y Notariado.

Por su parte, en la Sede Gualeguaychú, el jueves 14 de junio recibieron sus diplomas los flamantes Contadores Públicos y una Licenciada en Letras.

Con más de 25 años de educación ininterrumpida en Posadas, la Universidad Católica de Santa Fe da respuesta a las necesidades de la comunidad misionera a través de sus propuestas de la Facultad de Arquitectura y la Facultad de Derecho y Ciencia Política.

El Acto, que dio inicio con la Misa de Acción de Gracias, se realizó en el Instituto Montoya de la ciudad colmado de autoridades de la Universidad y familiares y amigos de los egresados.

La Arquitecta Cindy Elizabeth Olofsson fue la encargada de dirigir un mensaje en nombre de sus compañeros de graduación.

Recordando sus primeros días en la Universidad,  al que describió como un nuevo mundo, lleno de incertidumbres y miedos, Cindy destacó la necesidad de “aprender a hacer una pausa. Una pausa construida. La posibilidad de encontrarnos en una relación distinta con el tiempo, dar valor y énfasis a la contemplación como principal fuente creativa”.

Así, la Arquitecta alentó a sus compañeros a “volver a nuestras casas con la consciencia del valor que tiene la posibilidad de hacer una pausa, del valor que tiene detenerse y contemplar dónde estamos, y del valor que tienen las personas que nos rodean. Este título es un mérito personal, pero debemos reconocer que también es fruto de un esfuerzo colectivo, y es por ello que hoy quiero brindar un profundo agradecimiento”.

Por otra parte, en Gualeguaychú, el Acto y la Misa se realizaron en el instituto Sedes Sapientiae, con el que la UCSF tiene convenio para dictar la carrera de Contador Público.

Allí, fue el turno de la CP Luisina Derudi, quien ofreció unas cálidas palabras. Destacó que “reducir nuestro paso por la Universidad al simple hecho de obtener el título, sería menospreciar toda la riqueza que hemos obtenido. Este tránsito, nos ha enriquecido como personas, no sólo a nivel intelectual, sino también a nivel personal y espiritual. Nos llevamos conocimientos, amistades, valores y una fuerza de voluntad fortalecida. Porque si bien fueron necesarias nuestras capacidades intelectuales, la perseverancia, la constancia y la disciplina fueron pilares fundamentales para llegar a la meta”.

Una vez más, la UCSF celebra que sus egresados son el reflejo de los valores que desde hace más de 60 años nos definen y nos constituyen como comunidad, con una formación integral enraizada en una síntesis armónica entre fe y razón, fe y cultura, fe y vida.