El comienzo de un nuevo viaje creativo

Mario Biffi, integrante del Bruni Glass Innovation Center, estuvo compartiendo jornadas intensivas de trabajo y creatividad con el objetivo de acompañar a los estudiantes de la Licenciatura en Diseño Industrial en las futuras etapas del Bruni Glass Design Award 2019.

La primera jornada del workshop fue informativa y estuvo abocada a entender el contexto de la propuesta de Bruni Glass en relación a los alumnos de la carrera y al concurso propiamente dicho, esbozando las primeras ideas y bocetos en el papel. “Me encontré con un ambiente muy familiar, en donde los alumnos, docentes y el equipo de conducción interaccionan y trabajan con un mismo propósito, para generar buenos resultados a lo largo del concurso”, fue la primera impresión del diseñador italiano.

Luego, y yendo a cuestiones más específicas, se abordaron soluciones técnicas y creativas de los productos con la ayuda y la mirada permanente de Biffi, lo que tenía como objetivo una tarea no menor: dejar de lado ideas que ya se hayan diseñado y patentado por la empresa, teniendo en cuenta que una de las premisas más importantes del concurso es la originalidad de la propuesta, la novedad absoluta. Por otra parte, también se guio a los alumnos para poder llevar a la práctica aquellas ideas-producto que, en primera instancia, parecían muy complicadas o forzadas.

En relación a consejos relacionados con la creatividad desde su rol en el Innovation Center, el diseñador dijo que era una pregunta un tanto difícil de contestar: “cuando uno opina sobre la belleza de algo, seguramente sea desde un lugar totalmente subjetivo, desde una opinión personal. Pero, en nuestro contexto, si esa belleza, además condice con lo que el cliente necesita, el trabajo está hecho. Ahora bien, se han diseñado botellas y productos hermosos, pero que no están alineados con lo que necesita el consumidor, y entonces, estamos frente a una dificultad”. En este contexto, Mario optó por destacar un consejo “siéntanse totalmente libres a la hora de crear. De todas formas, para pensar y crear no siempre es necesario dar un giro de 360º: cambien pequeños detalles porque, como dicen por ahí, el éxito está en los detalles”.