Debate sobre límites y libertades de la privacidad

La formación en la carrera de Abogacía de la UCSF se actualiza en forma permanente brindando a los estudiantes las herramientas adecuadas para desempeñarse en distintos ámbitos.

El derecho al olvido y su debate en la Corte Suprema es quizás uno de los temas que se escuchan o leen en los medios de comunicación. Es que, tras las dos audiencias a partir del fallo en favor de la ciudadana Natalia Denegri en la Cámara de Apelaciones contra Google, el Máximo Tribunal debe resolver si hace lugar a ese reclamo que puede sentar un precedente histórico en Argentina.

Ante este escenario, los jueces del Máximo Tribunal de la República dedicaron dos jornadas de audiencias públicas para escuchar los argumentos de las partes y a los denominados amicus curiae (denominación de amigos del tribunal), como así también a aquellos especialistas que no están involucrados en el proceso, pero aportan sus diferentes miradas.

Lo cierto es que este tiempo de postpandemia, sigue presente una tensión histórica entre los intentos del Estado o de grandes organizaciones para controlar la vida privada y su protección por parte del Derecho, que en este caso siempre es un límite al poder, sea estatal, económico o tecnológico.

Es por lo antes mencionado que esta cuestión ya ha tenido pronunciamientos de losaltos tribunal de países de la Unión Europea y los Estados Unidos. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) reconoció, por primera vez, el denominado “derecho al olvido”, convalidando así el fallo de los estrados españoles que le dieron la razón al abogado Mario Costeja al concederle este derecho; en contraposición al caso de los Estados Unidos que desde siempre hace valer la denominada Sección 230 en la que los intermediarios no tienen responsabilidad sobre el contenido que publican.

Acerca del caso mencionado, el docente de la Universidad Católica de Santa Fe, sede Santos Mártires, Juan Manuel Lezcano, menciona un primer aspecto, que tiene gran relevancia en los momentos que nos toca vivir. “Estos temas tendrán una importancia enorme en los tiempos presentes y futuros para nuestra sociedad. En la que medida en que todos nos volvimos más consumidores durante la pandemia y que las redes sociales nos dieron un camino para amplificar nuestras opiniones y pueden causar efectos que quizás era imprevisibles hace algunos años atrás. Por ejemplo, durante la pandemia nos acostumbramos a contratar servicios mediante el comercio electrónico, pero también nos hizo notar que los sectores más vulnerables todavía tienen hoy una situación de especial consideración como lo son nuestras/os abuelas/los, comunidades indígenas y sectores minoritarios que necesitan de una protección aun mayor por parte del Derecho”, remarcó.

Cada uno de nosotros tiene derecho a la protección de su dignidad, de su privacidad, de sus datos personales, de sus opciones de vida y, sobre todo, tiene libertades. Hoy existe un extraordinario debate sobre la conducta de los grandes operadores de información de Internet que son además controladores de datos y tienen la capacidad de orientar conductas mediante el uso de la innovación y la inteligencia artificial.

En fin, “parafraseando a Stan Lee y sus cómics, un gran poder conlleva una gran responsabilidad y hay muchos aspectos como el reseñado que merecen ser difundidos y discutidos en nuestra democracia, donde entendamos que la posesión de un gran poder implica necesariamente una gran responsabilidad”, explica Lezcano acerca de los nuevos derechos con los que se van a encontrar quienes egresen en los próximos años.

Antecedentes caso Natalia Denegri

Natalia Denegri impulsa desde hace años una causa judicial en reclamo por el derecho al olvido, para que el buscador de Google desvincule su nombre de contenidos de la década del 90, cuando tuvo apariciones como figura mediática vinculada al llamado “Caso Coppola”.

Productora, actriz y conductora de televisión, Denegri está radicada en Estados Unidos desde hace más de diez años, y pide que Google deje de relacionar su nombre y apellido con “contenidos con escenas de violencia, agresiones y amenazas entre mujeres” que se emitieron en programas de televisión por esos años, y que están relacionados a una causa judicial de la que fue desvinculada.

 


Puede interesarte también la columna de María Marta Didier y Federico José Didier, “Derecho al olvido y libertad de expresión”.



Abogacía, Alumnos, Carreras de Grado, Derecho y Ciencia Política, Docentes, Facultades, Home principal, Posadas, Reconquista, Santa Fe, Sedes